No ha confirmado nada, pero lo ha dejado entrever. El presidente de Radiotelevisión Española, José Manuel Pérez Tornero, ha expresado este jueves en su comparecencia en el Senado su rechazo a los programas de “info-show” que hacen espectáculo a través de la información. Eso deja en el alambre Las Cosas Claras, el programa de Jesús Cintora en La 1, realizado por TVE y Lacoproductora, de José Miguel Contreras.

El presidente ha expresado su posición contraria a que la televisión pública ofrezca contenidos banales o sensacionalistas, especialmente en el área de informativos. En la cual, por cierto, RTVE tiene la obligación de hacer dentro de la casa todos sus programas. Es decir, sin contratar productoras externas.

"La ley dice que la información es responsabilidad interna de RTVE. Les aseguro mi compromiso con esa responsabilidad interna. Seguiremos el informe de la CNMC sobre esa idea. Es un sentir general de todos los profesionales de la casa que el periodismo de calidad vale la pena y el periodismo banal no vale la pena y menos en la televisión pública”, ha expresado.

Esta decisión podría plantearla en el Consejo de Administración que celebrará la corporación el próximo 16 de mayo, en el que también se pondrá sobre la mesa una reestructuración del organigrama de RTVE y seguramente la composición del nuevo equipo directivo.

Este último punto ha generado todo tipo de rumores en Torrespaña durante las últimas semanas. Tal es así que la idea que se baraja es la de una remodelación total del alto mando de la corporación, lo que implicaría, entre otros, la destitución de Enric Hernández, quien ha sido el jefe de la información durante el último año y medio; y quien fue el responsable de la remodelación de las mañanas de La 1.

Esta decisión ha generado resultados dispares. Si bien la 'mesa' política del programa de Mónica López es, muchos días, el espacio con mejor cuota de pantalla del día, sus resultados son inferiores a los de la competencia.

Malas audiencias del programa de Jesús Cintora

Peor le va a Jesús Cintora, cuyo programa no ha superado en las últimas semanas la audiencia media del canal, lo que, entre otras cosas, no beneficia al programa que sigue a su emisión, que es el telediario de las 15.00 horas. Es decir, uno de los puntales de la parrilla de La 1.

Pérez Tornero también ha avanzado esta mañana su apuesta por el contenido no lineal, en un momento histórico en el que empresas como Netflix, HBO, Amazon o Disney poseen potentes plataformas de entretenimiento y ficción.

“En RTVE podemos ser el caudal digital de España en estos contenidos, podcast, textos, interactivos...sumaremos un nuevo consumo para toda la ciudadanía. Transformación España rural, lo local, la diversidad cultural, la formación profesional, la sostenibilidad... personalizaremos nuestra oferta y se responderá a otras las demandas individuales y colectivas y a la presencia de nuestro país en el mundo”, ha expresado.