El periodista Ramón Pérez-Maura ha anunciado este viernes su marcha de ABC con una dura columna de opinión en la que ha criticado a la empresa por el cambio editorial que quiere introducir en el diario tras la sustitución de Bieito Rubido por Julián Quirós como director.

El periodista hace referencia en su texto a la columna que firmó Catalina Luca de Tena el pasado 3 de septiembre para anunciar su dimisión con presidenta de ABC, algo que sucedió por su desacuerdo con el rumbo que Vocento quería fijar para el rotativo. Pérez-Maura comparte los motivos y justifica su marcha en ese viraje.

En este sentido, defiende su labor durante los últimos años en el diario: "Las hermanas Luca de Tena podrían haber vendido su participación en Vocento y haber vivido luengas y ociosas vidas. Pero optaron por mantener el legado de sus mayores, aun a costa de su salud. Un legado que no sólo abarca al diario -sin duda lo principal- sino también al fabuloso Museo ABC que puede perderse".

Unas líneas después, Pérez-Maura lanza un dardo a los actuales gestores de Vocento por el modelo de periódico que -considera- quieren: "Después de la fusión de Prensa Española y el Grupo Correo, he visto a Catalina y Soledad Luca de Tena batallar desesperadamente defendiendo la identidad del diario frente a quienes querían que se pareciese más a otro de la competencia".

Posteriormente, hace una referencia velada a la decisión de incorporar al fallecido David Gistau como articulista del periódico: "Cuando se ficha a un columnista que en otro lugar es un referente, acaba teniendo que marcharse porque sus compañeros llevan mal que miccione una y otra vez sobre los principios editoriales que sustenta esta cabecera".

Y concluye: "Los accionistas mayoritarios de Vocento quieren hacer hoy un periódico diferente. Están en su derecho. Pero quienes tenemos el privilegio de poder permitirnos discrepar, debemos manifestarlo con hechos".

Hay que recordar que Julián Quirós asumió la Dirección de ABC el pasado septiembre, en sustitución de Bieito Rubido, que había ejercido esa función durante los últimos diez años. A finales de este mes, está previsto que la cabecera inicie un nuevo ciclo con la implantación de un muro de pago (On+) en su edición digital.