No corren buenos tiempos para el sector de la prensa y eso, una vez más, ha vuelto a generar un impacto en sus redacciones. Después de un 2020 en el que la mayoría de los grandes grupos de prensa presentaron Expedientes de Regulación Temporal del Empleo (ERTE), el 2021 se ha presentado con más recortes y con despidos. La última empresa en anunciarlos ha sido La Razón, que recientemente ha comunicado a los representantes sindicales su intención de reducir su número de trabajadores.

El motivo que alegan es económico. La crisis del papel se ha agudizado durante la pandemia y la inversión publicitaria todavía está lejos de alcanzar los niveles de finales de 2019. De hecho, en 2020 cayó el 16,6% en el sector de la prensa. En estas circunstancias, los dueños del periódico de Planeta han comunicado su intención de aminorar su gasto en salarios.

Según han explicado a Vozpópuli fuentes del diario, durante las últimas semanas se han producido seis despidos en la redacción dentro de las secciones de Fotografía, Opinión y Maquetación. La empresa no tiene pensado presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), pero ha comunicado al Comité de Empresa que proyecta 'salidas individuales'.

El periódico dirigido por Francisco Marhuenda abandonó hace unos meses la Oficina para la Justificación de la Difusión (OJD) después del golpe que sufrieron las tiradas de la prensa durante el primer estado de alarma.

En enero de 2020, antes de que arreciara la crisis del covid difundía 41.711 periódicos diarios, frente a los 68.813 de El Mundo y los 64.282 de ABC. Es decir, ocupaba la tercera posición dentro de la prensa de centro-derecha y la quinta entre los generalistas, después de El País La Vanguardia.

No sólo recorta La Razón

Lo que ocurre estos días en su redacción no puede definirse como un caso aislado, dado que los principales rotativos han realizado recortes en su estructura durante los últimos tiempos. Sin ir más lejos, Unidad Editorial rubricaba hace unos días un ERE para su división de revistas que implicará la ruptura de 19 contratos.

Los afectados se irán de la empresa con una indemnización de 27 días por cada año trabajado, con un máximo de 18 mensualidades, y una indemnización lineal de 3.200 euros.

En paralelo, el grupo ha planteado un importante tijeretazo en su área corporativa, en la que pretende despedir a 98 de sus 470 empleados, tal y como adelantó Dircomfidencial. La intención es hacerlo a través de un ERE que se negociará en las próximas semanas.

Conviene recordar que, hace unas semanas, la redacción de ABC aceptó un recorte del 7% en las nóminas de sus trabajadores durante los próximos 18 meses. La medida no afecta a quienes perciben menos de 25.000 euros brutos anuales, pero sí al resto de los efectivos del diario.

Recortes en Prisa

Los recortes también se pusieron encima de la mesa de los empleados de El País el pasado enero, cuando, tras la retirada del ERTE que planteó la empresa para una parte de 2020, se pidió a los trabajadores que perciben más de 85.000 euros al año que renunciaran al 10% de su remuneración. También se dejó en suspenso, durante 2021, la aportación al plan de pensiones para los empleados del diario.

Frente a la crisis del papel y de los anunciantes, la prensa ha puesto en marcha modelos de suscripción para obtener nuevas vías de ingresos que permitan mantener el negocio a medio y largo plazo. Sin embargo, la facturación que obtienen a través de este sistema está todavía lejos de compensar la caída que ha sufrido el sector de la prensa durante los últimos años.