Medios

Javier Negre culpa de su despido al "ala de izquierda radical" de 'El Mundo'

El periodista pide una indemnización de 100.000 euros a su antigua empresa por la "persecución ideológica" que -considera- ha sufrido

Javier Negre
Javier Negre Mediaset

Pocas horas después de que se formalizara su despido disciplinario del diario El Mundo, Javier Negre ha ofrecido su versión al respecto de los hechos que le acusan en su canal de YouTube. El periodista se declara víctima de una "persecución ideológica" por parte del "ala de izquierda radical" del rotativo, que fue la que, según sus palabras, presionó para que la empresa no renovara como columnista a Fernando Sánchez Dragó hace unas semanas.

En un vídeo de 20 minutos de duración, Negre relaciona directamente su despido con las críticas que realizó a la campaña del Gobierno titulada Salimos más fuertes. "Parece ser que este YouTube de Estado de Alarma comenzó a molestarles el día que critiqué la publicidad institucional y temieron que el Gobierno les cerrara el grifo", expresó.

Negre reconoce que una represalia del Ejecutivo en este sentido causaría problemas al periódico en un año en el que el Ejecutivo "repartirá 100 millones de euros en publicidad institucional" -en realidad, el plan anual es de 66 millones para la totalidad de las campañas-. No obstante, lamenta la "persecución ideológica" que ha sufrido.

Duras críticas a Negre en su periódico

Otras fuentes del rotativo coinciden en negar la mayor sobre estos hechos y en atribuir el despido del periodista a su deriva durante los últimos meses, que había causado malestar en una buena parte de la redacción, donde se consideraba que, en un tiempo en el que sus periodistas arrimaron el hombro, como consecuencia de la abundante información relacionada con la covid-19, Negre demostró más interés en su proyecto personal -Estado de Alarma- que en el rotativo.

Negre afirma que, durante los últimos tiempos, le vaciaron de funciones y no le encargaban trabajo.

En la redacción del diario también reconocen cierta desconfianza hacia su trabajo debido a los conflictos que generaron algunos de sus artículos. Entre ellos, el que motivó una condena de 30.000 euros por “intromisión ilegítima en los derechos a la intimidad, al honor y la propia imagen”, después de la publicación de una entrevista sin el consentimiento de su protagonista, que era una víctima del asesino Sergio Morate.

El afectado por el despido disciplinario también recela de que la empresa le abriera un expediente disciplinario por su actividad en YouTube cuando -argumenta- tenía permiso para ejercerla. "Acaso a Lucía Méndez le dicen algo por ir a La Sexta", apunta.

En el documento, afirma que a partir de ahora concentrará sus esfuerzos en su actividad digital. "Steve Jobs, cuando fue expulsado de su empresa, volvió con una más fuerte: Apple. Ahora sí que vamos a ser competencia de El Mundo. ¿Cómo no vais a considerar competencia a Estado de Alarma?".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba