El dueño de Editorial Prensa Ibérica, Javier Moll, se ha puesto como objetivo lanzar su nuevo periódico en Madrid durante el último trimestre del año. Su intención es que la redacción esté compuesta de alrededor de una treintena de periodistas, entre los que habrá algún ‘viejo conocido’ de su director, Fernando Garea, y efectivos de la redacción de El Periódico de Cataluña en la capital madrileña.

La duda que mantiene el grupo -según explicó Dircomfidencial- es la relativa a si este nuevo medio de comunicación tendrá únicamente una versión digital o si finalmente se lanzará también en papel, al igual que ocurre con las principales cabeceras de Editorial Prensa Ibérica.

Sobra decir que la prensa tradicional vive actualmente el peor momento de su historia y que su confección, impresión y distribución requiere de una inversión mucho mayor que la de los nativos digitales.

De ahí que, pese a haber trasladado a algunas empresas del Ibex-35 la intención de llegar a los quioscos con una edición en papel, actualmente exista un debate en la empresa sobre el formato final del producto, que podría ser exclusivamente digital. Sea como sea, la cabecera será nueva y su estructura se determinará en las próximas semanas.

El nuevo periódico de Fernando Garea

Fuentes conocedoras del proyecto han explicado a Vozpópuli que Garea ha comenzado a confeccionar su equipo y ha ofrecido cargos de responsabilidad a los periodistas Rafael Méndez (ex de El País y El Confidencial) y Iolanda Mármol (El Periódico y RTVE). También se espera que se incorpore al proyecto, dentro de la sección de Política, Juanma Romero, quien actualmente se emplea en la edición madrileña de El Periódico.

Los representantes del grupo han mantenido reuniones durante las últimas semanas con algunas de las principales empresas anunciantes españolas para comunicar sus intenciones con respecto a este diario, que surgirá en un momento en el que los grandes grupos mediáticos esperan una remontada de la inversión publicitaria –tras el descenso registrado durante la pandemia- y en el que aguardan la llegada de fondos europeos que financien los proyectos que han confeccionado durante los últimos meses. En su mayoría, ligados al fortalecimiento del sector de la prensa en la UE y a la digitalización.

Su lanzamiento tendría lugar en un momento en el que Godó -el principal competidor de Moll en Cataluña- estudia la posibilidad de expandir su negocio en Madrid. De hecho, en su 'cuartel general' en Barcelona hace tiempo que opera un departamento que está dedicado a la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio, desde donde se han sopesado operaciones como la entrada en el periódico El Economista o la que implicaría la adquisición de un paquete accionarial en Prisa, una vez consume su proyecto de división en dos partes de la compañía (Santillana y Prisa Media).

Hay que recordar que Moll adquirió el Grupo Zeta en 2019, después de comprar a la banca acreedora su deuda con una quita del 70%. Este movimiento le permitió imponerse en la 'puja' a Jaume Roures, que fue el otro gran interesado en la adquisición de esta empresa. De esta forma, pasó a controlar El Periódico de Catalunya, uno de los principales diarios de esta región, junto a La Vanguardia, en manos de Godó.

Fuentes sindicales de Editorial Prensa Ibérica han expresado a este diario su escepticismo con respecto al nuevo diario del ‘grupo Moll’, dado que implicará una inversión que se ha negado en otras empresas del grupo, donde se han producido diferentes recortes presupuestarios y de personal durante los últimos meses.