Medios

La familia Lara se entrega a los hombres de Creuheras ante la falta de un sucesor ‘con su pedigrí’

El relevo de José Manuel Lara García como consejero delegado de Planeta vuelve a evidenciar que en la tercera generación de los Lara no existe un líder para manejar la nave. En este contexto, la figura de José Creuheras ha ganado peso

El presidente del Grupo Planeta, José Creuheras.
El presidente del Grupo Planeta, José Creuheras. EFE

A la muerte de José Manuel Lara Bosch, en enero de 2015, el Grupo Planeta se encontró con una compleja situación: no existía en la familia nadie preparado para tomar el testigo del empresario que abanderó la expansión internacional del negocio. Como solución transitoria, la compañía situó a José Creuheras al frente del holding y a José Manuel Lara García como su brazo derecho. Tres años después de tomar esa decisión, el primogénito de Lara Bosch ha sido relevado como consejero delegado de la editorial, en favor de Carlos Fernández, lo que hace descartar prácticamente la idea de que algún día se haga con las riendas del imperio levantado por su abuelo. Salvo que cambien mucho las cosas.

La historia de la compañía ha estado marcada por tres ‘dramas’: el primero, el fallecimiento en 1995 de Fernando Lara, quien estaba llamado a dirigir el negocio. El segundo, la enfermedad degenerativa que acabó con la vida del ‘padre’ y fundador del grupo, José Manuel Lara Hernández. Y, el tercero, el cáncer que afectó a José Manuel Lara Bosch, por el que pereció el 31 de enero de 2015. Después de los dos primeros fallecimientos, se encontró al sucesor en la familia Lara. Sin embargo, no ocurrió igual en el tercero.

En esta última ocasión, se inició un proceso sucesorio que implicó a la viuda y los hijos de José Manuel Lara Bosch; y a las dos hermanas del fallecido, Maribel e Inés. La transición se vendió desde el grupo como “tranquila” y concluyó con una decisión salomónica: ante la falta de un líder claro en la familia para suceder al presidente, la mejor solución –transitoria- era optar por la bicefalia.

En aquel entonces, se optó por nombrar a José Creuheras presidente de Planeta y de Atresmedia. A José Manuel Lara, hijo, le situaron como consejero del negocio televisivo y como director de operaciones del holding editorial.

Carlos Fernández

El movimiento supuso que Carlos Fernández –histórico que lleva vinculado un cuarto de siglo a Planeta- fuera relevado de su puesto de CEO y nombrado vicepresidente ejecutivo, en un cambio de cromos que sirvió para hacer hueco al heredero. Este lunes, tres años después, Fernández ha recuperado oficialmente su cargo de lugarteniente del presidente, según ha anunciado el grupo.

Desde Planeta han incidido en que el cese de Lara pretende “dar un nuevo impulso a la compañía en un contexto global de gran transformación de los modelos de negocio en los ámbitos del libro, la información, la formación y el entretenimiento audiovisual”. Desde luego, su ascenso afianza el poder de Creuheras, quien fue designado como presidente en 2015 y quien ha asumido el liderazgo “del que carece” el nieto del fundador, explican fuentes del negocio.

Planeta Corporación logró durante el ejercicio 2015 -el último del que se publicaron sus cuentas- un beneficio de 15,6 millones de euros, después de incrementar su facturación hasta los 2.300 millones de euros (+20%).

El poder de Atresmedia

Pese a las conocidas dificultades que atraviesa el sector del libro, su negocio televisivo ha deparado buenos resultados durante los últimos ejercicios y desde que lo encabeza Creuheras ha incrementado considerablemente sus beneficios, que, por otra parte, mermaron durante los años más duros de la crisis. En 2015 ganó 99 millones de euros y en 2016, 129 millones. En los nueve primeros meses de 2017, declaró unas ganancias de 103 millones.

La dimensión del conglomerado de empresas es considerable. Actualmente es el séptimo grupo de venta de libros más grande del mundo, el primero en España y América Latina; y el segundo en Francia. A través de la sociedad Planeta De Agostini es también el accionista de referencia de Atresmedia (Antena 3, Onda Cero, LaSexta). La compañía cuenta con 9.000 empleados y opera en más de 20 países en todo el mundo.

El 100% de las acciones de su matriz pertenecen a la familia Lara. Es decir, sus decisiones requieren el acuerdo de los herederos de su fundador. Ahora bien, el líder del negocio durante los próximos tiempos no llevará su apellido. No será un Lara. La tarea recaerá sobre José Creuheras y sus hombres.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba