Televisión

La tensa espera de RTVE: Rosa María Mateo se quiere ir, pero “no será tan fácil”

El concurso público para elegir al próximo presidente de RTVE se alargará, al menos, un mes más. Mientras tanto, Torrespaña se ha convertido en un polvorín; y las acusaciones entre trabajadores y exdirectivos se producen prácticamente a diario

La nueva administradora de RTVE, Rosa María Mateo
La nueva administradora de RTVE, Rosa María Mateo Efe

Radiotelevisión Española está inmersa en una situación de provisionalidad que se ha alargado en el tiempo más de lo previsto. Como el resto del país, se encuentra condicionada por una nueva estructura parlamentaria 'multicéfala-, que ha dificultado su proceso de reestructuración. Su lideresa es desde junio Rosa María Mateo, quien no ha dudado en afirmar durante sus comparecencias parlamentarias que su deseo es el de abandonar su cargo “cuanto antes”, ante el desgaste que implica estar al frente de un medio de comunicación que suele estar en medio de la contienda política. El problema es que su sustitución no será tan fácil, lo que, evidentemente, juega a favor del Gobierno de Pedro Sánchez.

Este jueves se reunía una vez más el 'Comité de Expertos' que han designado los grupos parlamentarios para elegir a las personas más aptas para desempeñar el cargo de presidente y consejero de RTVE. Durante las próximas semanas, hasta mediados de diciembre, su labor será la de evaluar los proyectos presentados por el centenar de personas que han concurrido en este proceso. Uno de estos vocales, en declaraciones a Vozpópuli, reconoce la dificultad que tiene el Comité para desempeñar su función. Principalmente, porque cada uno de sus miembros deberá leer “varios miles de páginas”, ponerles nota y justificarla. Pero también porque el Congreso de los Diputados apenas si ha puesto medios para que el proceso de selección pueda discurrir de una forma eficiente, lamentan. 

Todo, es consecuencia de un concurso público que resulta innovador, pero que se ha realizado de forma improvisada, lo que ha puesto en peligro el proceso en algunas ocasiones, coinciden los diputados de la Comisión Mixta de RTVE consultados por este periódico durante los últimos meses.

Tensión en Torrespaña

Mientras el concurso se resuelve, Rosa María Mateo ejerce su puesto de administradora única provisional respaldada por consejeros aúlicos como Elena Sánchez y Fran Llorente. Lo hace en un momento en el que la tensión es evidente en Torrespaña, donde se elaboran los programas informativos. En este centro de trabajo, muy politizado, una parte de sus trabajadores se ha significado a favor o en contra de Mateo y sus personas de confianza. 

En el lado de la oposición, se encuentra el Sindicato Independiente y la Plataforma TVE Libre. Esta última, anónima y sin registrar, ha denunciado la caída de audiencia de los informativos y las diferentes maniobras que considera que han realizado los responsables de los telediarios -encabezados por Begoña Alegría- para atenuar las polémicas que han salpicado al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En el lado contrario, figura un Consejo de Informativos que fue especialmente beligerante con el anterior presidente (designado por el PP), pero cuyas críticas han disminuido ostensiblemente desde el pasado verano. También apoyan los cambios introducidos por Mateo en el organigrama de TVE -los que algunos han definido como una "purga"- una buena parte de quienes encabezaron la convocatoria de los 'viernes negros', en los que se protestaba por la manipulación de los telediarios, señalan fuentes de esta 'facción'.

Esta semana, se desataba el último cruce de acusaciones entre ambos 'bandos' después de que el programa Los Desayunos, de La 1, emitiera una entrevista a Pablo Iglesias en la que el líder de Podemos aparecía acariciando a un perro. La Plataforma TVE Libre calificaba este hecho de “vergüenza”, mientras que la antigua directora de Contenidos Informativos de TVE, Carmen Sastre, también expresaba su malestar al respecto en su cuenta de Twitter. El presentador del programa, Xabier Fortes, respondía poco después a las constantes críticas que recibe su programa por parte de la antigua directiva: “Sufrir el acoso diario de alguien como Carmen Sastre, que manipulaba los telediarios como ahora manipula los datos de audiencia, no tiene precio. Por cierto, bajo su mandato se elaboraron listas negras de compañeros de TVE. Normal que odie tanto la empresa que le da de comer”.

"Mezquino y miserable"

La administradora única provisional de RTVE también se ha enfrentado en estos días a las consecuencias de los exabruptos que pronunció en su última comparecencia parlamentaria, en la que se refirió al portavoz del Partido Popular, Ramón Moreno Bustos, como “mezquino y miserable” por hablar de la actividad profesional que desarrolla su hijo a través de la sociedad familiar Yanbu S.L.

Los populares -que han llegado a acusar a Mateo de dilapidar su prestigio profesional en tan sólo unos meses como consecuencia del sesgo informativo de RTVE-, remitían hace unas horas un escrito a la Mesa del Congreso para solicitar su amparo por los términos que la gestora de la televisión pública utilizó para definir a Moreno Bustos. De paso, el diputado ofreció una comparecencia en la que criticó la manipulación de la televisión pública y el escaso tiempo que dedicó para informar sobre la “sociedad instrumental” de su administradora única provisional.

Tanto el PSOE como Podemos y Ciudadanos han coincidido en señalar la doble moral del PP, que denuncia el sesgo de la televisión pública mientras se encuentra en la oposición, pero realiza un control exhaustivo de sus telediarios mientras gobierna, como se demostró en la anterior etapa.

Tanto el PSOE como Podemos y Ciudadanos han coincidido en señalar la doble moral del PP, que denuncia el sesgo de la televisión pública mientras se encuentra en la oposición, pero realiza un control exhaustivo de sus telediarios mientras gobierna.

Los grupos parlamentarios recibirán el próximo diciembre una lista con al menos 20 nombres, entre los que tendrán que elegir los 10 que formarán parte del próximo Consejo de Administración de la radio-televisión pública. La duda que se plantea dentro del Comité de Expertos es si seleccionarán a los que tengan mejor puntuación o si pactarán nombres, en función de sus filias y fobias.

Fuentes internas de RTVE inciden en la necesidad de que este proceso no se demore más en el tiempo, dado que existen algunos asuntos relacionados con la gestión de la corporación que requieren cierta urgencia. En este sentido, recuerdan que el Mandato Marco -la ley que regula los objetivos que debe cumplir la corporación- caducó a finales de 2017 y que los partidos ni siquiera se han sentado a negociar los términos del próximo. Durante estos meses, el debate se ha centrado en quién será el próximo presidente y cuál será la composición del nuevo Consejo de Administración. Es decir, en quién tendrá más representación en la cúpula de la televisión pública, aunque nadie sabe a ciencia cierta hacia dónde se dirigirá este medio de comunicación ni qué objetivos deberá cumplir con su presupuesto, de casi 1.000 millones de euros anuales.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba