Medios

El desplante del PSOE y el cisma interno dejan a Rosa María Mateo entre la espada y la pared

Las fricciones que han surgido entre Rosa María Mateo y su equipo de confianza, la tensión sindical y el reciente desprecio del Gobierno con el debate electoral han dejado a la administradora única de RTVE en la posición más compleja desde que asumiera el cargo

Rosa María Mateo
Rosa María Mateo EFE

Radiotelevisión Española no ha sido nunca una balsa de aceite, pero lo cierto es que su situación ha empeorado durante los últimos tiempos. La corporación se encuentra en un período de transición que se ha alargado mucho más de lo previsto -o lo anunciado-, que no se sabe cuando terminará y que está comandado por una administradora única provisional, Rosa María Mateo, que cada vez está más cuestionada en Torrespaña y Prado del Rey. Tal es así que incluso en su pequeño círculo de confianza han surgido fuertes fricciones durante los últimos tiempos.

Dos altos directivos de RTVE reconocen a Vozpópuli que la posición de Mateo es muy compleja en la corporación, tanto por los malos resultados de audiencia conseguidos por el grupo, como por la gestión de los problemas del día a día. El estilo 'personalista' y el 'fuerte carácter' de Mateo han provocado enfrentamientos que han trascendido, como el que mantuvo en el Congreso de los Diputados con el exdiputado del Partido Popular, Ramón Moreno Bustos; pero también otros que se han producido entre los muros de Torrespaña, como el que motivó la dimisión de la secretaria general corporativa, Elena Sánchez, que frenó Mateo in extremis, en una visita a su domicilio para hacerle cambiar de opinión, según adelantó OkDiario y relatan las fuentes consultadas por este periódico.

Las discrepancias también han tenido lugar -según estos informantes- con la directora de los Servicios Informativos, Begoña Alegría, y con el director de Proyectos y Estrategia, Fran Llorente, quien -Llorente- se ha distanciado considerablemente de la administradora única provisional durante los últimos tiempos. Esto último, algunas fuentes en Torrespaña lo interpretan como un movimiento estratégico, ante los malos resultados cosechados por el actual equipo directivo, que dejan a sus componentes en una situación muy complicada de cara a la nueva etapa, que se iniciará cuando las Cortes Generales elijan al próximo presidente y al nuevo Consejo de Administración.

El desplante de Pedro Sánchez

Otro de los hechos que han comprometido la posición de Mateo es el desplante que realizó Pedro Sánchez a la televisión pública la semana pasada, cuando eligió participar en el debate a cinco convocado por Atresmedia, junto con Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal, en detrimento del coloquio que le propuso la televisión pública junto a los líderes del PP, Podemos y Ciudadanos, pero sin Abascal.

La Junta Electoral Central dejaba este martes en suspenso la cita organizada por la propietaria de Antena 3 y La Sexta, al considerar que la participación de Vox no era legal. Eso abre la puerta a que RTVE organice un debate -de hecho, mantiene su propuesta- entre los candidatos a la presidencia del Gobierno. Ahora bien, el desprecio del PSOE a la televisión pública y la incapacidad de Mateo y su equipo para influir en la decisión que Sánchez tomó la semana pasada han puesto de manifiesto su situación de debilidad, estiman estos informantes.

La huelga del día 26

A estos factores también hay que sumar las fricciones internas que Mateo mantiene con algunos de los grupos de presión que coexisten en los centros de trabajo de RTVE. En especial, con algunas de las principales agrupaciones sindicales, como UGT, el Sindicato Independiente y USO.

Hace unos días, el Sindicato Independiente publicaba un duro comunicado en el que acusaba a la administradora única provisional de la corporación de privilegiar a Mediapro (Jaume Roures) en las contrataciones que realiza RTVE. "A fecha de hoy, se ha convertido en el principal proveedor de RTVE, con 15 empresas del grupo trabajando en RTVE, y eso sin contar cuando trabajan para otras productoras que a su vez trabajan para nosotros, dándoles servicio", exponía.

A estas acusaciones hay que sumar las que se han producido tras la convocatoria de huelga de 24 horas que han convocado los técnicos de la corporación para el próximo 26 de abril, es decir, la jornada de reflexión. Entre los directivos de Televisión Española, acusan a Mateo de no haber sabido neutralizar esta protesta, que exige, entre otras cosas, frenar "inmediatamente" las externalizaciones en esta empresa pública.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba