Medios

Los debates se desgastan en la campaña más larga: la audiencia los penaliza

Los debates a varias bandas registran menos audiencia que los 'históricos' cara a cara. El coloquio entre candidatos a las elecciones europeas, en TVE, logró sólo el 5,2% de la cuota de pantalla, con 817.000 espectadores

Pedro Sánchez durante el debate
Pedro Sánchez durante el debate Atresmedia

La tradición española en la organización de los debates electorales no es precisamente larga. De hecho, desde 1993 hasta 2008 no se celebró ninguno entre los líderes políticos. En esta larga primavera, han sido varios coloquios los que se han retransmitido por la televisión; y, en varios casos, han estado precedidos por las maniobras de los partidos para tratar de amoldar su formato a sus intereses, algo que ha sido ampliamente criticado por los propios medios, dado que provoca que los debates estén demasiado encorsetados. 

La audiencia de los coloquios celebrados en 2019 ha sido menor a la de anteriores citas de similares características, según demuestran los datos publicados durante los últimos años por Barlovento Comunicación.

El más visto durante estos meses ha sido el que ofreció Atresmedia el pasado 23 de abril, que obtuvo un 48,7% de audiencia (Antena 3 y La Sexta) y 9,47 millones de espectadores. La cita contó con la presencia de Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, al igual que la celebrada un día anterior en los platós de Televisión Española, que contó con 8,8 millones de seguidores y el 43,2% del share.

Hay que tener en cuenta que la Junta Electoral Central ha jugado un papel decisivo en esta primavera para determinar quién debía y quién no debía estar presente en los debates, lo que perjudicó especialmente a Vox en las semanas previas a los comicios del 28 de abril. Sin ir más lejos, la JEC determinó el pasado 17 de mayo que todas las formaciones con representación en el Parlamento Europeo debían participar en el coloquio que tenía pensado organizar RTVE antes de los comicios de este domingo -al que invitó también a Vox-, lo que provocó que en la cita hubiera 9 portavoces.

Como ha ocurrido en anteriores ocasiones, estos debates a varias bandas, entre segundos espadas de los partidos, no atraen especialmente a la audiencia. En este caso, su cuota de pantalla fue del 5,2%, con 817.000 espectadores, muy por debajo de la media de la cadena. El que se celebró en 2015 antes de las elecciones generales, también entre 9 portavoces, logró el 12,7% y 2,43 millones de seguidores. El que tuvo lugar el 9 de noviembre de 2011, entre 5 candidatos, el 11,5% y 2,16 millones. El del 20 de febrero de 2008, entre 7, el 11,1% y 1,7 millones.

Los debates a varias bandas, entre segundos espadas de los partidos, no atraen especialmente a la audiencia.

Cabe recordar que los primeros debates televisados que se celebraron en España fueron los que enfrentaron, en 1993, a Felipe González y a José María Aznar. El primero, emitido en Antena 3, fue visto por 9,6 millones de espectadores (61,8%). El segundo, ofrecido en Telecinco, por 10,5 millones (75,3%).

En 2008, los cara a cara midieron a Mariano Rajoy contra José Luis Rodríguez Zapatero. El primero, en la oposición y, el segundo, en el Gobierno. El primero aglutinó el 59,1% de la cuota de pantalla (13.043.000 espectadores), mientras que el segundo, el 56.3%  (11.952.000). En esa campaña, previa a las elecciones generales, se celebró un debate económico entre Pedro Solbes (PSOE) y Manuel Pizarro (PP), que tuvo un 24,4% de share y 4,78 millones de seguidores.

La siguiente cita electoral fue en 2011, Entonces, el debate que enfrentó a Rajoy y a Alfredo Pérez Rubalcaba reunió a 12.005.000 espectadores (54,2% de cuota de pantalla).

Debates a varias bandas

Cuatro años después, en 2015, antes de las generales del 20 de febrero, se celebraron dos debates. El primero, en Atresmedia, enfrentó a Soraya Sáenz de Santamaría, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera; y consiguió una audiencia de 9,2 millones de espectadores (48,2%).

El segundo fue un cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez y estuvo organizado por la Academia de Televisión, entonces presidida por Manuel Campo Vidal, quien ejerció de moderador. Su share fue del 48,7%, con 9,7 millones de seguidores.

Unos meses después, en junio de 2016, antes de las elecciones generales, Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera mantuvieron un debate a 4 que obtuvo el 57% de la audiencia (10,49 millones). Es decir, casi 1 millón más que el más visto en 2019. Y 9 puntos superior.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba