Medios

DAZN podrá entrar en el fútbol sin realizar un desembolso millonario

Telefónica está obligada a compartir con los operadores que lo soliciten los derechos de 'El Partidazo' y de la Liga de Campeones. Los que tienen pocos abonados, como DAZN, pueden emitir los partidos sin pagar las sumas multimillonarias de las 'telecos'

Leo Messi
Leo Messi EFE

La próxima llegada a España de la plataforma DAZN, dedicada a la compra de derechos audiovisuales deportivos y su emisión en streaming, ha levantado expectación en el sector de la televisión de pago. El modelo que ha aplicado esta empresa en otros países europeos ha sido el de ofrecer un catálogo de varias competiciones a un bajo coste, de ahí que varios medios lo hayan calificado como 'el Netflix de los deportes'. Su servicio español se pondrá de largo dentro de unas semanas y, de momento, su principal atractivo es la emisión del campeonato del mundo de MotoGP.

La gran pregunta que se plantea en el mercado es si esta compañía entrará en la pelea por la emisión de las principales competiciones futbolísticas. A este respecto, hay que tener en cuenta que los derechos se reparten actualmente entre Telefónica y Mediapro.

El precio de los que pertenecen a la empresa dirigida por Jaume Roures los fija el propio vendedor; sin embargo, los de Telefónica se comercializan a un precio previamente autorizado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El montante se calcula a partir de la ponderación del número de abonados de la empresa interesada (75% del precio), de su base de clientes de banda ancha (20%) y del espacio de su fibra óptica (5%). El cálculo se realiza en julio a partir de los datos que aportan los operadores el último día de mayo.

Ahora bien, las empresas conocidas como over the top (OTT), como es el caso de DAZN, pagan en función de su base de abonados, de tal modo que, si tienen pocos, no tienen que enfrentarse a una barrera de entrada económica en caso de querer competir en este sector, explican fuentes del regulador.

Su gran limitación, en este sentido, es técnica, dado que la emisión de contenidos deportivos en streaming requiere más recursos que ofrecer cine y series.

Su gran limitación, en este sentido, es técnica, dado que la emisión de contenidos deportivos en streaming requiere más recursos que ofrecer cine y series, como Netflix o HBO. Básicamente, porque los partido se ven en directo y generan picos de demanda que pueden afectar a la estabilidad de la plataforma. En este sentido, cabe recordar que Total Channel, de Mediapro, se enfrentó a problemas técnicos cuando retransmitió los primeros partidos de Liga Campeones, en 2015.

Más recientemente, el pasado domingo, una parte de los usuarios de la aplicación en streaming del gigante televisivo CBS no pudieron ver los minutos finales de la Super Bowl, de fútbol americano, por la inestabilidad del servicio. Evitar este tipo de cuellos de botella requiere una inversión considerable, explican fuentes del sector de las telecomunicaciones.

Bajo precio

El principal atractivo con el que se ha lanzado DAZN en otros países es su precio. Sin ir más lejos, en Italia ofrece por 9,99 euros mensuales varios partidos cada jornada del 'calcio', así como las ligas española y francesa. En su catálogo, tiene deportes como fútbol americano, rugby, boxeo, hockey sobre hielo o motor.

En España, ha adquirido los derechos audiovisuales del Campeonato Mundial de Motociclismo (de Dorna), ha fichado a Marc Márquez como imagen para los próximos dos años y ha llegado a un acuerdo con TV3 para la emisión de dos carreras en abierto durante 2019. De momento, con ninguna generalista. Además de estos contenidos, en los próximos meses ofrecerá la Euroliga de baloncesto y la Premier League británica.

Preguntado en Radio Marca sobre este asunto hace unos días, Jaume Roures, dueño de Mediapro, una de las empresas que ha participado en el mercado de la compra-venta de derechos deportivos durante los últimos años, apeló a contener el entusiasmo sobre este tipo de empresas, dado que es difícil que generen beneficios si no tienen una aceptación masiva.

En este sentido, cabe recordar que en España, el pago por contenidos ha tenido una menor aceptación entre el gran público que en países como el Reino Unido. Actualmente, la plataforma en streaming con un mayor número de abonados es la de Movistar+, con 2,2 millones de abonados, seguida de Netflix (2 millones), Vodafone TV online (950.000), Orange TV (741.000), Amazon Video (656.000) y HBO (475.000), según la CNMC. Con estos mimbres, la compañía tratará a partir del próximo marzo de sacar adelante su negocio en España.

DAZN es propiedad del multimillonario ruso Len Blavatnik, que cuenta con una fortuna estimada de 16.600 millones de dólares, según Forbes. Su negocio audiovisual está presente actualmente en Alemania, Canadá, Italia, Japón, Brasil, Austria o Suiza.

Durante el ejercicio 2017, DAZN generó unos ingresos de 377 millones de libras (+88%), con un resultado operativo EBITDA de 47,8 millones

Durante el ejercicio 2017, generó unos ingresos de 377 millones de libras (+88%), con un resultado operativo EBITDA de 47,8 millones, según sus propios datos.

Su llegada  España se producirá pocos meses después de que Vodafone renunciara a comprar los derechos de El Partidazo y la Liga de Campeones, y en el que Mediapro ha perdido peso en el sector, en favor de Telefónica. Su principal reclamo será su bajo precio, aunque la principal duda que se plantea en el sector es si logrará arrebatarle el número suficiente de clientes a las compañías de telecomunicaciones como para convertirse en un negocio próspero a medio plazo.

Este periódico remitió hace varios días un cuestionario a DAZN para tratar de obtener más detalles sobre su modelo de negocio en España, sin haber obtenido respuesta al respecto.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba