Medios

Torrespaña cuestiona a Enric Hernández y critica el abandono de TVE durante la pandemia

“Se ha echado en falta la presencia física de un Director de Informativos en el lugar donde se centraliza la producción en un momento como éste”, lamentan sus trabajadores. Hernández habla de nombrar un jefe de informativos en un par de meses si las circunstancias lo permiten

Enric Hernàndez
Enric Hernàndez GTRES

Enric Hernández aterrizó en Radiotelevisión Española el pasado septiembre para ocupar un cargo de nueva creación, como es el de director de programas Informativos y Actualidad. Lo hizo pocas semanas antes de las elecciones generales y su nombramiento causó extrañeza en la corporación, dado que le situaba por encima de los jefes de los telediarios de TVE y RNE. Su designación fue rechazada por el 65% de los trabajadores que votaron en un referéndum consultivo celebrado en Torrespaña. Pese a todo, no renunció a su puesto.

Dos meses después, Begoña Alegría, responsable de los noticiarios de TVE, presentó su dimisión y se propuso a Almudena Ariza para sustituirla. La veterana corresponsal se echó atrás por sorpresa, tras haberlo aceptado, y eso hizo que Hernández asumiera ese cargo “en funciones”. Cinco meses después, mantiene ese puesto y en Torrespaña existe un indisimulado malestar por su forma de ejercerlo y por su habitual ausencia de este centro de trabajo durante la pandemia. Todo, bien es verdad, en un momento en el que una buena parte de la plantilla -y del sector- ha optado por el teletrabajo.

Así se lo comunicaron recientemente en una reunión los portavoces del Consejo de Informativos de TVE, que cuestionaron varias de sus decisiones. “Entendiendo las circunstancias excepcionales de la actual pandemia, que han obligado a una rápida y difícil adaptación, trasladamos las quejas y malestar de trabajadores de Informativos, que lamentamos la falta de coordinación y de liderazgo en estos momentos, así como la ausencia de un director de Informativos”, expresan en un reciente comunicado interno, enviado a la plantilla de la corporación.

Otras fuentes de TVE lamentan que Hernández no haya estado presente en Torrespaña durante esta crisis, dado el poder que acumula en la corporación, una “anomalía” que el Consejo considera que debería “solventarse en el menor tiempo posible”. “Enric Hernández considera que con este plan de contingencia se ha salvado la emisión con una baja incidencia de la enfermedad y asegura que ha habido coordinación”, expresan.

Ruedas de prensa en directo

Entre los aspectos más cuestionados por parte de los trabajadores se encuentra el de emitir las ruedas de prensa íntegras y en directo, cuando “a veces no son más que actos partidistas”. Sin ir más lejos, las comparecencias del presidente, de los ministros y de los técnicos se han ofrecido a través del Canal 24 Horas -y a veces en La 1- durante todo el estado de alarma. En la mayoría de las ocasiones, sin interrupciones.

El Consejo no se refiere exactamente a las ruedas de prensa relacionadas con la pandemia, si bien ha sido habitual su retransmisión en directo durante las últimas semanas. "Proponemos que al menos se refuerce la redacción para las tareas periodísticas esenciales, en lugar de seguir nombrando coordinadores y adjuntos en la edición", inciden.

Los miembros del Consejo también trasladaron su preocupación a Hernández por la ausencia de algunos espacios informativos habituales -como el noticiario nocturno de La 2-, así como por el tratamiento de la información política que realizan los telediarios. “Es habitual dar declaraciones de distintos líderes políticos contraponiendo unos con otros, pero sin contrastar su veracidad y sin ofrecer el contexto, algo que resulta especialmente grave en estos tiempos de pandemia y desinformación”, incidieron.

Malos resultados

En un momento histórico en el que el consumo televisivo ha aumentado ostensiblemente, los telediarios de TVE no han sido capaces de constituirse como la referencia informativa para la sociedad española.

El pasado abril, fueron los terceros más vistos de la televisión en abierto, con una cuota media de pantalla del 12,4%. Estuvieron más cerca de la cuarta cadena, La Sexta (11,3%) que de la segunda, Telecinco (15,3%).

La oposición parlamentaria -muy critica con su línea editorial en el caso del PP- solicitó hace unas semanas la comparecencia en el Congreso de la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, entre otras cosas, para explicar su gestión durante la pandemia. Sin embargo, el PSOE y Unidas Podemos bloquearon su intervención, al considerar que Mateo es población de riesgo por su edad (78 años). Ni siquiera atendieron a la petición de que se realizara por vía telemática.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba