Medios

El Telediario de TVE toca fondo: fracasa el giro a la derecha impuesto por Génova

El giro a la derecha que dio el Telediario tras la llegada a su Jefatura de José Antonio Álvarez Gundín ha sido rechazado de plano por la audiencia, como se demuestra en que desde noviembre de 2014 los noticiarios de la televisión pública hayan perdido de media más de 600.000 espectadores.

El director de informativos de TVE, José Antonio Álvarez Gundín
El director de informativos de TVE, José Antonio Álvarez Gundín RTVE

José Antonio Álvarez Gundín llegó a TVE a finales de 2014 con un objetivo claro: derechizar la línea editorial de sus informativos. Génova quería afianzar el control del Telediario y, para encabezar el cambio, eligió a un hombre de un marcado perfil conservador que procedía del diario La Razón, donde había ejercido de subdirector de Opinión. Varios meses después de su aterrizaje en Torrespaña, se puede decir que su apuesta ha recibido un rotundo rechazo de los espectadores, puesto que en este tiempo los noticiarios de la televisión pública han perdido audiencia, influencia y cuota de pantalla. Y ni mucho menos se han acercado a sus dos principales competidores, Telecinco y Antena 3, que son líderes destacados.

Según los datos hechos públicos hace unas horas porBarlovento Comunicación, los informativos de La 1 registraron entre el 1 y el 31 de julio una audiencia media del 12,1 %, con 1.362.000 espectadores. Es decir, casi 180.000 menos que el mes pasado y 70.000 que en el mismo periodo del año anterior. El Telediario de TVE es tercero en todas las franjas, salvo en la sobremesa de los fines de semana, que encabeza con 1.451.000 espectadores (85.000 menos que en 2014).

Los informativos de La 1 registraron entre el 1 y el 31 de julio una audiencia media del 12,1 %

Lo cierto es que el origen del hundimiento de los informativos de TVE puede situarse en julio de 2012, el mes siguiente a la llegada de Julio Somoano a la dirección de informativos. Entonces, como ahora, el Telediario notó el bajón de audiencia que siempre acompaña a los meses de verano pero, aun así, se impuso a los noticiarios de las cadenas privadas tanto los días de diario como los fines de semana con un share medio del 15,2 % y 1,8 millones de seguidores. Hoy, ha perdido 3,1 puntos y casi 450.000 fieles por día.

Si se comparan los datos de audiencia obtenidos en la Era Gundín (noviembre 2014 - julio 2015) con los que consiguió Julio Somoano un año antes (noviembre 2013 - julio 2014), se puede observar que los resultados han sido inferiores en todos los meses de la serie, lo que lleva a concluir que el actual director de informativos no sólo no ha logrado frenar la caída en picado del Telediario, sino que la ha agravado. En definitiva, que la apuesta ideada desde los despachos de Génova para acercar un poco más al PP las noticias que se emiten en La 1 no ha sido bien recibida por el público.

El enfrentamiento en Torrespaña

Pero esta línea editorial no sólo ha sido rechazada por los televidentes, sino también por una buena parte de los 800 trabajadores de Torrespaña, en especial, los más afines a los sindicatos progresistas y a Fran Llorente, el máximo responsable de los telediarios durante el zapaterismo. En los últimos meses, los redactores de informativos se han manifestado en reiteradas ocasiones contra la "manipulación" de Televisión Española y contra el ascenso a los cargos de responsabilidad del departamento de informativos de periodistas afines al Partido Popular, como es el caso de Cecilia Gómez Salcedo, jefa de Economía; o de Eladio Jareño, antiguo director de campaña de Alicia Sánchez-Camacho que actualmente ostenta la Dirección del Centro Territorial de Cataluña.

El jefe de informativos de TVE fue subdirector de Opinión de 'La Razón' y tiene un marcado perfil conservador

En las reuniones del Consejo de Administración de RTVE, los consejeros más críticos han llegado a comparar la gestión de José Antonio Sánchez al frente de la corporación con la que realizó en Telemadrid, en cuanto a que durante su mandato ha aplicado la fórmula -"dictada desde Génova"- consistente en derechizar los informativos y otorgar una notable presencia en la parrilla a los programas elaborados en su totalidad por productoras audiovisuales (para otoño se prevé un gasto de 21 millones de euros en estos productos). En la cadena pública madrileña, eso supuso un dramático descenso de la audiencia. En Televisión Española, todo parece indicar que la debacle en este sentido ha comenzado.

Más allá del debate sobre el modelo más adecuado para la televisión pública, los datos de audiencia hablan por sí solos y los de los informativos son cada vez peores, en sintonía con los de una TVE que se encuentra en una pronunciada espiral descendente. En julio, la cuota de pantalla de La 1 fue del 9 %, la peor del año y una de las más bajas de su historia. Podría haber sido peor, pero las etapas de montaña del Tour de Francia han ayudado a redondear el dato (tres de sus cuatro programas más vistos han sido etapas de esta carrera). Ahora bien, la gran pregunta es qué ocurrirá en agosto, cuando se espera que registre su peor dato de la historia.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba