Medios

El 'arrebato' de Sánchez deja a EFE descabezada durante la crisis del coronavirus

El Ejecutivo destituyó hace unas semanas a Fernando Garea al frente de la agencia por su disconformidad con su gestión, que apenas si duró un año y medio

Sede central de la Agencia EFE
Sede central de la Agencia EFE EFE

La Agencia EFE y RTVE comparten actualmente una circunstancia similar: son dos empresas pertenecientes a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) que carecen de presidente. La radio-televisión pública está encabezada por Rosa María Mateo de forma provisional desde agosto de 2018 y la situación no cambiará hasta que se resuelva el trámite parlamentario para elegir a quien liderará la corporación durante los próximos seis años. El caso de EFE es diferente, pues está 'descabezada' como consecuencia de una decisión gubernamental.

La forma de elegir al presidente de estas dos empresas públicas es muy distinta. Para encabezar RTVE es necesario superar un concurso público y contar con el respaldo de 2/3 partes del Congreso de los Diputados. El despacho principal de EFE lo ostenta quien decida el Gobierno, si bien esa persona debe pasar el trámite de la Comisión Consultiva de Nombramientos del Congreso.

El Ejecutivo destituyó hace unas semanas a Fernando Garea al frente de EFE por su disconformidad con su gestión, que apenas si duró un año y medio. El Consejo de Administración de la sociedad decidió oficializar su salida antes de que su sustituta, Gabriela Cañas -hasta entonces en El País- tomara posesión del cargo, para lo que era necesario que pasara el citado 'examen' ante el Congreso.

El problema es que discurrió casi un mes desde que el Consejo de Ministros oficializara su nombramiento y estallara la crisis del coronavirus. En ese tiempo, la comisión parlamentaria no se reunió para tramitar este asunto. Por esta razón, la agencia pública de noticias afronta estos días sin un presidente a la cabeza.

Ámbito internacional

Fuentes de su redacción explican que el peso de la gestión del día a día lo han asumido, principalmente, su directora gerente, Rocío Reinoso; su directora de Información, Soledad Álvarez; y su Departamento de Recursos Humanos.

Hay que tener en cuenta que EFE está presente en 180 ciudades de 120 países, algo que, evidentemente, ha complicado las tareas de gestión durante un momento como el actual, en el que se han establecido fuertes limitaciones al movimiento de personas, tanto en el ámbito doméstico como el internacional.

Su sede 'central' en España se encuentra en la madrileña avenida de Burgos, que también se ha visto afectada directamente por el coronavirus. De hecho, la semana pasada se registró un caso positivo en el área de Internacional y se optó porque los trabajadores de su entorno comenzaran a emplearse de forma telemática.

También “se han producido situaciones de personas que han presentado síntomas o han manifestado que en su entorno personal hay positivos confirmados”, tal y como reconoce la directora gerente en un documento interno que la propia Agencia ha puesto a disposición de este periódico.

En el comunicado, se incide en que EFE puso en marcha un comité de seguimiento del coronavirus en el momento en el que tuvo conocimiento de su existencia y que a partir del pasado 26 de febrero lo acompañó de un plan especial de actuación para tratar de evitar la expansión entre sus trabajadores la afección sobre el día a día de la empresa.

En mitad de esta crisis sanitaria y económica, todavía es una incógnita cuándo comenzará a ejercer su nueva presidenta y cuándo se pondrá en marcha el Plan Estratégico que Deloitte ha elaborado para trazar las líneas maestras del futuro de esta empresa pública.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba