Medios

RTVE: los partidos esperan "meses" de vacío de poder ante el bloqueo parlamentario

Partido Popular y Ciudadanos han aprobado las normas del concurso público que servirá para elegir al nuevo presidente de RTVE. Pero el proceso puede demorarse durante varios meses y el mandato de José Antonio Sánchez termina el viernes. Los partidos exploran fórmulas para poner fin a esta situación de desgobierno, aunque sea aparcando temporalmente el concurso.

Sede de RTVE en Torrespaña.
Sede de RTVE en Torrespaña. EFE

Las tensiones entre los partidos políticos han conducido a Radiotelevisión Española al desgobierno. La falta de acuerdo para renovar a los miembros del Consejo de Administración de la corporación ha provocado que a partir del próximo viernes haya que establecer una presidencia rotatoria en cada una de las reuniones de su órgano de gobierno, tras la conclusión del mandato de José Antonio Sánchez. Los grupos parlamentarios han aprobado este martes el reglamento del concurso público por el que se elegirá a su sustituto, pero sus previsiones apuntan a que, en el mejor de los casos, el proceso concluirá al final del verano. Eso, si los planes salen según lo previsto, algo que consideran difícil.

La última reunión que han mantenido las formaciones políticas en la Mesa del Congreso ha estado presidida por la discordia. El PSOE había deslizado en los días previos que, si este asunto no se desbloqueaba en el Congreso por la vía rápida, aprobaría un Real Decreto para sentar las bases del citado concurso público. Este factor ha sido importante para que PP y Ciudadanos hayan hecho un frente común para aprobar el reglamento, temerosos de que un ‘decretazo’ permitiera a Pedro Sánchez hacerse con el control de la televisión pública. Por eso, han impulsado una metodología que han rechazado enérgicamente las fuerzas progresistas.

El principal motivo de discordia ha sido la composición del grupo de expertos que se encargará de cribar los currículums de los candidatos a consejeros. Sus 13 miembros serán elegidos por su perfil supuestamente independiente; y al PP le corresponde seleccionar 6, al PSOE3, a Podemos2, a Ciudadanos 1 y a una de las formaciones del Grupo Mixto, por determinar, 1.

Con este reparto, el PP y Ciudadanos tendrán la posibilidad de enviar al Senado a los candidatos que consideren oportuno y, ahí, con mayoría absoluta de los populares, cualquier nombre que sea propuesto por el resto de los partidos puede ser tumbado, lo que ha “indignado” a PSOE y Podemos.

En declaraciones a Vozpópuli, el portavoz de Ciudadanos, Guillermo Díaz, ha celebrado que, “al fin”, después de varios meses de bloqueo, se vaya a poner en marcha el procedimiento para “despolitizar” Radiotelevisión Española. Su homóloga de Podemos, Noelia Vera, ha lamentado que el reglamento aprobado este martes vaya a provocar que, de facto, las dos formaciones “conservadoras” vayan a controlar el alto mando de la televisión. La portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra, ha advertido de que la renovación puede "alargarse durante muchos meses por el bloqueo ya conocido de aquellos partidos a los que no les interesa renovar".

Gran incertidumbre

Las fuentes parlamentarias consultadas por este periódico dan por supuesto que el resultado del concurso no se conocerá antes de tres meses. Ahora bien, no descartan que el plazo se alargue ostensiblemente si alguno de los partidos progresistas encuentra una vía para recurrir las normas; o si el PP y Ciudadanos bloquean el procedimiento para que el cambio en la televisión pública –que restaría influencia a los populares en este medio- no se consume hasta después de las elecciones autonómicas y municipales, previstas para la primavera de 2019.

No hay que olvidar que, pese a la pérdida de audiencia que ha sufrido La 1 en la última década, y pese a que sus informativos son menos influyentes que los de Antena 3, La Sexta y Cuatro –según el Informe Reuters 2018-, los telediarios son los más vistos en España. A menos de un año vista del inicio de la campaña electoral, ni el Gobierno ni el principal partido de la oposición quieren que estén controlados por personas no afines.

En cualquier caso, la situación es tan indeterminada que, en la tarde de este martes, se barajaba entre los socialistas la posibilidad de proponer un pacto para designar un Consejo de Administración provisional, con sus miembros consensuados por los partidos, antes de la celebración del concurso público.

Con esta propuesta, se evitaría el vacío de poder que se creará tras el cese de sus funciones de José Antonio Sánchez, el próximo viernes, que se paliará con la elección de un presidente rotatorio para presidir el Consejo de Administración hasta que se elija a su sustituto. Ahora bien, está por ver si sería aceptada por PP y Ciudadanos una vez se ha aprobado la metodología del concurso. Desde luego, el horizonte sigue nublado en lo que respecta a la televisión pública.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba