Medios

La CNMC propone un cambio en la financiación de TVE: abre la puerta a la publicidad

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha realizado un informe sobre el servicio público que presta RTVE. En sus conclusiones, incide en la necesidad de modificar su actual sistema de financiación, que ha sido criticado por el propio presidente de la corporación.

Radiotelevisión Española
Radiotelevisión Española EFE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado este miércoles su primer informe de evaluación del servicio público que presta RTVE a la sociedad. La principal conclusión de este documento es que el actual sistema de financiación de la corporación no le proporciona la estabilidad económica necesaria para cumplir la misión que tiene asignada. Esto abre la puerta a la búsqueda de nuevas fórmulas para hacer la televisión pública sostenible, que podrían pasar por la vuelta de la publicidad a uno o varios de sus canales; o por cambiar la ley para permitirle aumentar sus ingresos por la vía de los patrocinios.

La opinión de la autoridad audiovisual coincide con la del presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, que ha advertido en varias ocasiones en sede parlamentaria de las severas limitaciones a las que está sometida Radiotelevisión Española como consecuencia del sistema de financiación que implantó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en la corporación en 2010.

Este modelo prohibía la emisión de publicidad en sus cadenas y supeditaba sus ingresos, principalmente, a tres fuentes externas: por un lado, a los Presupuestos Generales del Estado, por otro, a la tasa radioeléctrica y, por otro, a las aportaciones de las televisiones privadas y las empresas de telecomunicaciones, que están obligadas a destinar un porcentaje de su facturación al mantenimiento de la corporación.

La CNMC incide en que los constantes cambios que se han producido en la Presidencia de RTVE han complicado el cumplimiento del servicio público que tiene asignado

Desde el punto de vista de la CNMC, la inconsistencia de este modelo de financiación dificulta a RTVE el cumplimiento de los objetivos que debe perseguir, que están especificados en su Mandato Marco, en la Ley 17/2006 sobre la radio y la televisión de titularidad estatal; y en la propia normativa que regula sus ingresos y su techo de gasto (Ley 8/2009). No obstante, el informe elaborado por el súper-regulador también incide en que los constantes cambios que se han producido en la Presidencia del ente público durante los últimos años también han complicado el cumplimiento de su misión.

Cabe recordar que desde que, en 2007, Radiotelevisión Española se constituyó como corporación, han ocupado su sillón presidencial Luis Fernández (2007-2009), Alberto Oliart (2009-2011), Leopoldo González-Echenique (2012-2014) y José Antonio Sánchez (2014-actualidad). Desde la dimisión de Oliart hasta el nombramiento de González Echenique, se produjo un vacío de poder como consecuencia de la falta de consenso entre las fuerzas Parlamentarias para designar al nuevo responsable de la televisión pública.

Un modelo insostenible

Desde que el PSOE elaboró la actual ley de financiación de RTVE, sus gestores se han enfrentado a varias dificultades que han complicado su labor sobremanera y han hecho caer en picado la audiencia. Entre ellas, la derivada de que las 'telecos' hayan aportado menos dinero durante algunos ejercicios de lo que preveía al presupuesto de la corporación (de hecho, le adeudan varias decenas de millones de euros).

También le ha afectado el hecho de que los patrocinios apenas si hayan generado ingresos; y el que Atresmedia y Mediaset, fortalecidas tras engullir el porcentaje de la tarta publicitaria que hasta 2009 le pertenecía a la televisión pública, hayan incrementado su cuota de mercado y hayan configurado un duopolio en el que la supervivencia del resto de los operadores resulta muy compleja.

Las fuentes de la CNMC consultadas por Vozpópuli inciden en que este primer informe se ha realizado de forma muy general y con una metodología que se modificará en los próximos años para señalar con más precisión las carencias de RTVE. A partir de ahora, sus conclusiones se trasladarán a la comisión parlamentaria que evalúa el rumbo de la corporación.

Un sistema de financiación rígido y poco operativo

En cualquier caso, algunas de sus conclusiones coinciden con las que recoge la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en su último estudio sobre la gestión de Radiotelevisión Española, en el que deja claro que su sistema de financiación es "rígido, inestable y poco operativo" y que, por tanto, es necesario modificarlo.

El análisis de la SEPI también deja claro que la morfología de RTVE es anticuada y debe ser modificada para que la corporación pueda ser competitiva en el mercado actual. "La estructura operativa de CRTVE, heredada del ente público, resulta ya claramente desajustada en comparación no ya con los operadores tradicionales de televisión en abierto, que pese a su rentabilidad están quedando obsoletos, sino también muy especialmente con los nuevos actores".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba