RTVE

El PP pugnará por minimizar la ‘revolución’ que la oposición buscan para RTVE

El próximo martes se votará en el Congreso una Proposición de Ley, presentada por el PSOE, que contempla que el presidente y los consejeros de RTVE vuelvan a ser elegidos por mayoría de 2/3 del Parlamento. A partir de ahí, se iniciará un período de negociación sobre los candidatos más idóneos para ocupar estos puestos. La oposición es consciente de que los populares sólo quieren renovar a los cuatro miembros del órgano de gobierno de la corporación que se encuentran en funciones…

Mariano Rajoy y Ana Blanco
Mariano Rajoy y Ana Blanco RTVE

La renovación del cuadro de mando de Radiotelevisión Española no será coser y cantar. Los partidos políticos tienen claro, por un lado, que José Antonio Sánchez no seguirá como presidente de la corporación y, por otro, que no se puede demorar más la renovación de su Consejo de Administración, con varios de sus miembros ejerciendo en funciones desde hace cuatro años. Ahora bien, el PP tratará de minimizar el alcance de esta reforma para ceder el menor terreno posible. De hecho, en los contactos que han mantenido las fuerzas parlamentarias durante las últimas semanas los populares han apostado por renovar solo a los miembros del Consejo con el mandato caducado, según han precisado fuentes conocedoras de las negociaciones.

El primer hito dentro de este proceso tendrá lugar el próximo 9 de mayo, cuando se votará una Proposición de Ley –presentada hace el pasado marzo por el PSOE- que contempla la modificación del sistema de elección del presidente y los consejeros de RTVE, de modo que volverá a ser necesario que los candidatos sean avalados por una mayoría de 2/3 del Parlamento para acceder a su puesto.

La proposición de ley persigue la recuperación de “la independencia de la Corporación RTVE”. Ahora bien, no está previsto que ninguno de los partidos renuncie a su cuota de poder dentro de su Consejo de Administración. En otras palabras, las fuerzas políticas acordarán el número de consejeros que podrá proponer cada una de ellas.

La reforma hará a la televisión pública menos dependiente del Ejecutivo –algo a lo que obliga la nueva realidad Parlamentaria-, pero no supondrá su despolitización.

Cabe recordar que su órgano de gobierno está actualmente conformado por seis miembros designados por el PP, uno por el PSOE, otro por IU y otro por CiU. Cuatro de ellos debieron abandonar su puesto en 2013: Miguel Ángel Sacaluga (PSOE), Teresa Aranguren (IU), Rosario López Miralles (PP) y Andrés Martín Velasco (PP).

Cambio en el Consejo

El grueso de la oposición apuesta por la renovación de todo el Consejo para adaptar su composición al nuevo Parlamento. Sin embargo, el PP ha transmitido –según fuentes de la negociación- su deseo de que solo se cambie a estos cuatro consejeros. En principio, para sustituirlos por un miembro propuesto por cada uno de los cuatro principales grupos parlamentarios (PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos). A partir de ahí, no se opondría a cambiar al presidente de RTVE.

En cualquier caso, las conversaciones no se encuentran ni mucho menos avanzadas y los partidos deberán negociar en las próximas semanas diversos aspectos sobre el nuevo cuadro de mando de la corporación. Desde la posible vuelta al Consejo de Administración de los sindicatos UGT y CCOO –algo que propuso el PSOE, pero que rechazará el PP- hasta el número de consejeros que elegirá el Congreso y el Senado.

El PSOE ya ha manifestado su intención de enmendar el propio texto que presentó en el Parlamento para evitar que el partido del Gobierno pueda bloquear la elección del presidente y de los consejeros de la corporación. Esto evitaría que se repitiera una situación de vacío de poder como la que ocurrió tras la dimisión de Alberto Oliart, en julio de 2011.

También evitaría que el PP trate de frenar la salida de José Antonio Sánchez, algo que le beneficiaría de cara, por ejemplo, a un adelanto electoral que está más lejos tras la negociación de los Presupuestos 2017, pero que no es ni mucho menos descartable a tenor de la nueva realidad parlamentaria.

El caso de Telemadrid

Existe el precedente cercano, en este sentido, de Telemadrid, una televisión autonómica cuyo director general, José Pablo López, tomó posesión de su cargo el pasado 22 de febrero, más de un año y medio después de que comenzara el proceso de transición en esta cadena. El objetivo de la oposición era arrebatar al Partido Popular el poder omnímodo que había ejercido sobre este medio de comunicación durante más de una década.

La aprobación de la reforma legal necesaria para propiciar este vuelco de poder se demoró durante un año y medio, lo que permitió a Cristina Cifuentes controlar esta cadena durante las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015 y el 26 de junio de 2016.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba