Medios

Batacazo de La Sexta: su audiencia se hunde tras retirar sus programas más molestos

LaSexta ha registrado una cuota de pantalla del 6,5 % en julio, que es 1,1 puntos inferior a la del mes anterior. Este hecho se explica, en parte, en la decisión de Atresmedia de prescindir durante el verano de algunos de sus programas más críticos con el PP.

El Gran Wyoming
El Gran Wyoming LaSexta

A pocas semanas de que el Gobierno determine el destino de las seis licencias para emitir en TDT que sacó a concurso el pasado abril, Atresmedia ha decidido esconder de forma temporal una buena parte de los programas de LaSexta que más críticos se muestran con las políticas de Mariano Rajoy. Entre ellos, se encuentran algunos de los principales pesos pesados de su parrilla, como El Intermedio, Salvados o LaSexta Columna, caracterizados por tener una clara línea editorial de izquierdas y por censurar de forma abierta las políticas del Ejecutivo del PP. La decisión de renunciar a la emisión de estos espacios ha resultado muy perjudicial para la cadena, que en julio ha caído 1,1 puntos en cuota de pantalla y se ha visto claramente superada por su principal competidor, Cuatro.

Especialmente llamativo es el caso del programa de El Gran Wyoming, sobre el que Atresmedia ha renunciado a emitir reposiciones durante este verano, al contrario que en los anteriores, cuando lo mantuvo en antena a pesar de que su presentador se encontraba de vacaciones. El resultado ha sido un drástico descenso de audiencia que se ha notado sobremanera en el share global del mes de la cadena. De hecho, los dos espacios que mejores datos han cosechado en julio han sido las dos últimas ediciones de la temporada de El Intermedio, que se ofrecieron los pasados días 1 (14,4 % de cuota de pantalla) y 2 (13,1 %).

La Sexta perdió más de un millón de espectadores en la franja vespertina tras la retirada temporal de 'El Intermedio'

El programa que eligió Atresmedia para sustituirlo, Top Trending Tele -uno de estos espacios de corta y pega de momentos televisivos-, no resiste la comparación en cuanto a audiencia y su cuota de pantalla ha oscilado entre el 6 y el 7 %, un resultado más que discreto para el horario de máxima audiencia.

Estrenos de ficción como Extant o productos de producción propia como Policías en acción no han servido para compensar el efecto negativo de la ausencia temporal de la parrilla de El Gran Wyoming, Ana Pastor, Jordi Évole o Antonio García Ferreras. Este último es responsable de Al rojo vivo, un espacio que continúa durante el verano con otra presentadora, pero que también ha experimentado un importante descenso.

La sospecha de las presiones gubernamentales

Lo que es un hecho es que programas como este debate o LaSexta Noche mantienen su línea crítica con el PP, si bien fuentes del sector inciden en que en las últimas semanas han restado protagonismo a Podemos. Precisamente, una de las principales críticas que han recibido las televisiones privadas desde Génova y Moncloa es la relativa al generoso espacio que le han dedicado en sus tertulias al partido de Pablo Iglesias, lo que -en su opinión- explica una buena parte de su crecimiento.

De hecho, cuando Mariano Rajoy fue preguntado por las causas del varapalo electoral que sufrió su partido el pasado 24 de mayo, se refirió al "martilleo" que las cadenas de Atresmedia y Mediaset habían llevado a cabo sobre las políticas del Ejecutivo y los casos de corrupción que habían afectado al PP. Este mensaje escenificó lo que era un secreto a voces: que el Gobierno y estas empresas libran desde hace meses una guerra soterrada.

Desde Atesmedia y Mediaset se teme que el pensamiento que existe en el seno del Gobierno de que su línea editorial ha perjudicado los intereses del PP influya en el resultado del concurso de nuevas licencias de TDT. De hecho, hace unas semanas un ministro expresó en un acto con los periodistas su enfado con la beligerancia de LaSexta con el Ejecutivo y manifestó su deseo de que este grupo de medios de comunicación no obtuviera más permisos de emisión.

En estas empresas niegan que su programación se haya visto alterada por las presiones que reciben de forma periódica por parte de los partidos políticos. Pero en las últimas semanas han tomado algunas decisiones que han sido interpretadas como gestos hacia el Gobierno. En el caso de LaSexta, la que ha deparado la retirada durante el verano previo a las elecciones generales de una buena parte de sus programas más contestatarios.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba