Medios

Unidad Editorial se va de la TDT: negocia la venta a Secuoya de sus canales por 50 millones

Veo Televisión, propiedad de Unidad Editorial, ultima la venta a Secuoya de las licencias que hasta ahora utilizaban 13TV y Discovery Max. La empresa interesada en la compra, dirigida por Raúl Berdonés y con una cifra de negocio que el año pasado fue de 50 millones de euros, tendrá la posibilidad de explotar tres canales si culmina esta operación, lo que le convertiría en el tercer grupo en importancia en la TDT por detrás de Atresmedia y Mediaset.

Secuoya inaugurará próximamente el canal de televisión D10
Secuoya inaugurará próximamente el canal de televisión D10 EFE

El Grupo Secuoya ultima la compra de dos licencias para la TDT. La compañía dirigida por Raúl Berdonés negocia con Unidad Editorial la adquisición de las frecuencias que actualmente ocupan 13TV y Discovery Max por una cantidad de entre 40 y 50 millones de euros, según ha podido saber Vozpópuli a través de fuentes conocedoras de la operación. Estos permisos de emisión se sumarían al que le concedió el Gobierno hace unas semanas, que utilizará para su nuevo canal de entretenimiento D10.

Este movimiento supondrá la salida de la televisión en abierto de la compañía editora de El Mundo, que ha estado presente en el sector desde que se produjo el apagón analógico y que ahora renuncia a seguir en el negocio, tras perder decenas de millones de euros en proyectos como Marca Televisión y Veo7.

La compraventa está intermediada por Mediobanca, un banco de inversión que posee el 6,25% de las acciones de RCS Mediagroup, la matriz italiana de Unidad Editorial. Se enmarca dentro del plan de venta de activos al que la compañía se comprometió con la banca acreedora para reducir el montante de su deuda y que le ha obligado a renunciar a su participación en empresas como IGP Decaux (34,5%) o Finelco. También a deshacerse de su histórica sede en Milán -120 millones de euros- o a vender a Silvio Berlusconi (Mondadori) por 127,5 millones su emblemática división editorial, Rizzoli.

RCS Mediagroup ha vendido en los últimos tiempos activos como la editorial Rizzoli o su participación en IGP Decaux y Finelco

En el caso de culmine esta operación, Secuoya se situará como el tercer grupo en importancia dentro de la televisión en abierto, en la que desembarcarán próximamente empresarios como Blas Herrero (Kiss TV) y Florentino Pérez (Real Madrid Televisión). La empresa, participada en un 54% por la sociedad de capital riesgo española N+1 Mercapital, facturó el año pasado 50 millones de euros, principalmente, a través de la actividad de sus productoras audiovisuales.

Una facturación de 50 millones de euros al año

Su presidente y consejero delegado, Raúl Berdonés, de 37 años, ha sabido rodearse de socios influyentes y moverse entre los círculos de poder para hacer crecer a su empresa, de la que han formado parte políticos como el exsecretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Rodríguez. En 2008, cuando nació Secuoya, presentó una cifra de negocios de 7 millones de euros. Actualmente, es de alrededor de 50 millones y está presente en Estados Unidos, México, Colombia, Perú y Chile.

La productora audiovisual no ha confirmado a qué dedicaría las dos licencias que quiere comprar a la editora de El Mundo. No obstante, el permiso de emisión que le otorgó el Ejecutivo el pasado octubre lo destinará a un canal de “entretenimiento familiar” denominado D10, en el que volcará una parte de su producción propia.  "Queremos entretener, no marcar líneas editoriales (...) Nuestra televisión no será excluyente ni por ideología, ni por edad, ni por sexo. Será blanca y no entrará en política", afirma el empresario, precisó recientemente el empresario en una entrevista concedida a Vozpópuli.

Junto a Secuoya, en la relación de ganadores del último concurso por licencias para la TDT también aparece 13TV, que emitía gracias a que Unidad Editorial (VeoTV) le alquilaba una de las frecuencias que ahora ha puesto en venta. La Conferencia Episcopal tratará de hacer rentable en esta nueva etapa una cadena que en los últimos años le ha ocasionado pérdidas superiores a los 40 millones de euros. Pero no lo tendrá fácil, puesto que deberá competir con Secuoya, que quiere ganar más músculo con la compra de dos licencias, así como con los dos operadores dominantes del mercado: Atresmedia y Mediaset.

Secuoya competirá en la TDT con algunos de sus principales clientes, como Atresmedia, Mediaset y Televisión Española

También se verá obligado a medirse a los dos gigantes de la televisión en abierto el grupo audiovisual dirigido por Raúl Berdonés, que tendrá difícil conseguir audiencia e ingresos en un sector duopolístico en el que sus dos principales empresas -clientes de la suya- acaparan el 85% del mercado publicitario y más del 60% de la audiencia.

Unidad Editorial abandonará con esta venta la TDT, en la que disponía de cuatro permisos de emisión hasta en mayo de 2014 el Tribunal Supremo le obligó a prescindir de dos por considerar que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero se los había adjudicado de forma ilegal.

La compañía no ha confirmado esta operación con el Grupo Secuoya, pero ha afirmado que tiene varias ofertas sobre la mesa por sus licencias que actualmente estudian sus dueños italianos. Por su parte, Secuoya se ha negado a pronunciarse sobre este asunto.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba