Medios

Los fondos buitre ganan peso en Prisa: ya controlan el 22% de la compañía

Las penurias económicas que atraviesa la compañía presidida Juan Luis Cebrián resultan atractivas para estos inversionistas, que buscan obtener altas rentabilidades de empresas con problemas financieros. La estadounidense Amber Capital ya posee una participación de más del 14% y ha logrado colar a su cofundador, Joseph Oughourlian, en el Consejo de Administración.

El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián
El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián EFE

Los fondos buitre han olido sangre en el Grupo Prisa y se han lanzado en picado hacia la compañía para tratar de obtener beneficios de su crisis financiera. Para pescar en río revuelto. Estas empresas de inversión de riesgo, conocidas por su especial habilidad para conseguir réditos de la compraventa de títulos de sociedades convalecientes o moribundas, han incrementado progresivamente su presencia en este holding de medios de comunicación en los últimos meses y, según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ya poseen al menos un 22% de sus acciones. Una de ellas, Amber Capital, incluso ha conseguido estar presente en el Consejo de Administración a través de su cofundador, Joseph Oughourlian.

Este hedge fund, con sede en Nueva York, emprendió hace unos años una importante ofensiva en los países del sur de Europa para tratar de sacar provecho de las dificultades financieras de medianas empresas. En Prisa entró en 2010, aunque hasta finales de 2014 no adquirió la posición de accionista significativo. Actualmente, su participación es superior al 14%, lo que le ha dado derecho a un asiento en el Consejo de Administración presidido por Juan Luis Cebrián, han explicado fuentes oficiales de la compañía.

En los años más duros de la crisis económica Amber Capital fue una de las inversoras bajistas más activas entre las empresas cotizadas españolas y estuvo presente en compañías como OHL, ACS, Abengoa, Antena 3, Ence y Cie Automotive. En Prisa, ha visto una buena oportunidad de hacer negocio a partir de las penurias económicas de la compañía, de la que actualmente posee activos por un valor de 50 millones de euros

Los fondos buitre poseen acciones de Prisa por valor de 80 millones de euros

Los otros fondos buitre de Prisa

Amber Capital no ha sido el único fondo buitre que ha encontrado un filón en el holding fundado por Jesús de Polanco, hoy en horas bajas, puesto que alrededor de una veintena ha realizado operaciones en la compañía, según fuentes del mercado. Actualmente, estas sociedades de inversión poseen casi una cuarta parte de sus participaciones, que tienen un valor de 80 millones de euros.

Según datos del regulador, entre sus accionistas significativos figuran Amber Capital UK LLP, Amber Active Investors Limited y Amber Global Opportunities Limited, todas ellas pertenecientes al grupo comandado por Joseph Oughourlian y Michel Brogard. En esta relación de propietarios también se encuentran la neerlandesa BH Stores IV (con el 3,85%) y el multimillonario inversor estadounidense Nicolas Berggruen (con el 3,12%).

Este último entró en la compañía en 2010 dentro de una operación en la que Liberty -de su propiedad- inyectó 650 millones de euros para evitar su quiebra. En marzo de 2014, renunció a su puesto en el Consejo de Administración, si bien su implicación en su gestión hasta ese momento fue nula, toda vez que el objetivo de su empresa en Prisa era el de obtener la máxima rentabilidad con una sola maniobra. Sin importarle su rumbo y sin tener en cuenta su futuro.

Entre las empresas que mantienen posiciones cortas en la compañía se encuentran otras dos gestoras de fondos de riesgo. Son las británicas GSA Capital Partners, que dispone de un 0,77% de la empresa (2,7 millones de euros), y Blackrock Investment Management Limited, que tiene un 0,56% (1,96 millones), según precisa la CNMV.

La débil salud del Grupo Prisa

La deuda financiera de Prisa asciende a 1.800 millones de euros

La salud del Grupo Prisa sigue siendo muy débil, pese a la mejora de resultados que ha experimentado en los nueve primeros meses de 2015, en los que ha ganado 43 millones de euros. Su deuda financiera, de 1.800 millones de euros, se ha reducido en 1.400 millones desde que en diciembre de 2013 se refinanciara, pero a costa de reducir su presencia en negocios importantes como el editorial y de renunciar a la televisión de pago, con la venta de Digital Plus a Telefónica por 750 millones de euros.  

Juan Luis Cebrián aseguró hace unas semanas en un desayuno informativo celebrado en la capital madrileña que el problema de deuda de la empresa se resolverá en unos meses, pero resulta difícil de creer, puesto que los resultados de sus medios de comunicación no son especialmente prometedores y sus negocios en Hispanoamérica no ofrecen grandes señales de despegue.

El pasado viernes, la compañía confirmó la entrada en su cada vez más variopinto y exótico Consejo de Administración del sultán catarí Khalid Thani Abdullah Al Thani (International Media Group), que recientemente ha suscrito una ampliación de capital de 64 millones de euros. Un año antes, el empresario mexicano Roberto Alcántara Rojas pagó 100 millones de euros por el 9,3% de la compañía. Son inversiones que sirven a Cebrián para salir al paso de las urgencias económicas, pero no para solucionar la grave crisis de Prisa.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba