Fueron muy pocos los medios de comunicación que tuvieron este sábado la oportunidad de preguntar a Pedro Sánchez en la comparecencia en la que confirmó la prórroga del estado de alarma. De hecho, cabeceras como ABC, El Mundo, La Vanguardia; y televisiones como TVE o Telecinco. Sin embargo, en la ronda se dio la posibilidad de intervenir a La Voce d'Italia, un periódico italiano desconocido en España y de difusión muy minoritaria en el país transalpino.

De hecho, este medio de comunicación tiene un alcance muy limitado. Mucho menor que las históricas cabeceras italianas, como Corriere della Sera, La Repubblica, Il Giornale, Il Messaggero o La Stampa. Y es que La Voce d'Italia está dirigida principalmente a la comunidad venezolana en Italia.

Según la web del periódico digital, este medio está centrado en "investigaciones e información de Venezuela, Italia, internacional y deporte". También en "la comunidad italiana en Venezuela" y en las "historias de italianos que viven en el mundo".

El sábado fue elegido para preguntar junto a El Pais, El Confidencial, Nació Digital, Europa Press, Huffington Post, Antena 3, TVG y La Provincia-El Día.

Polémica con Moncloa

Hay que recordar que la dinámica de las ruedas de prensa que ha mantenido Moncloa durante la crisis del coronavirus ha sido ampliamente criticada. En un primer momento, porque los periodistas no tenían la capacidad de interactuar directamente con los portavoces gubernamentales, pues era el propio secretario de Estado de Comunicación, el cuestionado Miguel Ángel Oliver, quien seleccionaba y leía las preguntas que le enviaban los medios.

Posteriormente, por el criterio empleado por Moncloa para seleccionar a los medios que preguntan, que excluye siempre a algunos de los más influyentes del panorama informativo. Ahora bien, también hay que tener en cuenta que son varias decenas de empresas periodísticas nacionales e internacionales las que participan en las coberturas relacionadas con la crisis del coronavirus.

En algunos casos, los medios elegidos son tan minoritarios o pertenecen a sectores tan concretos que son desconocidos para el gran público.