El Canal 24 Horas ha vuelto a demostrar su poca capacidad de reacción ante una noticia de alcance. Mientras a las 19.15 de este jueves los principales medios digitales españoles ofrecían la noticia del fallecimiento de Ángel Nieto, la cadena de noticias de Televisión Española hablaba de que los médicos estaban realizando “los últimos intentos” por salvar su vida.

“Se teme por la vida de Ángel Nieto, que ha sido operado de urgencia esta madrugada”, rezaba uno de los carteles que aparecía en pantalla a las 19.36 horas, cuando la mayoría de los medios de comunicación ya había informado en sus portales del deceso.

Su cuenta oficial en Twitter incluyó la noticia del fallecimiento a las 19.27 horas, pero los responsables de su informativo no demostraron la misma agilidad y ofrecieron una pieza sobre la gravedad del piloto, cuya muerte ya se había confirmado.

No es la primera vez que las decisiones de los responsables del Canal 24 Horas generan controversia. Sin ir más lejos, el pasado mayo, apenas si ofreció información sobre el atentado de Mánchester hasta varias horas después de que se produjera. Esto le valió diversas críticas a una cadena que, sobre el papel, está concebido para ofrecer la actualidad de forma ininterrumpida y con cierta capacidad de reacción.

Según informó José Antonio Sánchez -presidente de RTVE- a la Comisión Mixta Interparlamentaria el pasado marzo, la corporación destina casi 50 millones de euros anuales para este canal, lo que supera el presupuesto que tienen varios de sus competidores en la TDT para configurar toda su parrilla. 

Su audiencia el pasado fue de 0,9 puntos, es decir, estuvo entre las peores de la televisión en abierto en España.