Diario As

Alfredo Relaño ‘se rinde’ y entrega el poder a Elortegui en la guerra interna de ‘As’

En los últimos tiempos se ha librado una guerra soterrada en la cúpula del diario deportivo de Prisa entre Alfredo Relaño, y su adjunto, Alejandro Elortegui. La salida de veteranos como Juanma Trueba, Alejandro Delmás y Pedro Pablo San Martín ha dejado prácticamente aislado a su director, que parece haber renunciado a su estilo de hacer periodismo: “Toca hacer populismo”, anunció hace unos días a sus redactores.

Alfredo Relaño (i) y Alejandro Elortegui (d)
Alfredo Relaño (i) y Alejandro Elortegui (d) Prisa

En la redacción del diario As se ha vivido en los últimos tiempos una guerra de poder que ha causado algunas víctimas de renombre y ha dejado varios heridos de consideración. Entre estos últimos se encuentra su director, Alfredo Relaño, que a consecuencia de este conflicto ha cedido una buena parte de su capacidad de mando a su adjunto, Alejandro Elortegui, hombre bien relacionado con los actuales responsables de operaciones del Grupo Prisa y a quien se atribuye el despido de gran parte de la ‘vieja guardia’ del rotativo. La que estaba conformada por los hombres en los que Relaño ha confiado -y delegado- durante su largo 'reinado'.

El último veterano en caer ha sido Pedro Pablo San Martín, subdirector que ha estado ligado al diario durante las últimas dos décadas y quien recibió su carta de despido el pasado miércoles. El modus operandi seguido por los responsables de As fue el mismo que en anteriores ocasiones. El afectado recibió la noticia al mediodía, con la redacción vacía y sin que Relaño estuviera presente, para no verse salpicado, han relatado fuentes de la cabecera deportiva.

San Martín es el tercer ‘peso pesado’ que ha sido despedido del periódico en los últimos 10 meses. El primero fue Juanma Trueba, a quien se apartó como cronista del Real Madrid un tiempo antes de que Elortegui firmara su despido, ante la pasividad de un Relaño que –cuentan estos informantes de su entorno- ha renunciado a batallar contra su director adjunto para mantener su “estatus privilegiado” en el periódico.

El siguiente en caer fue Alejandro Delmás, firma de referencia durante varios años de cuya marcha también se responsabiliza a Elortegui, quien “le sometió a fuertes presiones durante varios meses” cambiando incluso sus condiciones de trabajo, motivo por el cual el redactor demandó al medio y se marchó del diario ganando su pulso a Elortegui.

Últimas bajas

Esta semana, además de San Martín, ha caído Nika Cuenca, hasta ahora delegado en el País Vasco y otro de los periodistas que durante mucho tiempo contó con la confianza de Relaño.

Hace unas horas, ha sido destituido Alfredo Peña, director de Operaciones que fue contratado hace unos meses con la misión de recortar distancia con Marca, pero que ha perdido la confianza de los responsables del diario en un tiempo récord. El siguiente subdirector en causar baja será Juan Mora, que ha llegado con la empresa a un acuerdo para cerrar una “salida pactada” que se culminará, "con honores" durante la celebración de las bodas de oro del rotativo.

Mientras la ‘guardia pretoriana’ del director ha ido perdiendo efectivos, Elortegui y sus hombres se han consolidado en los puestos de decisión de As. En su trinchera se encuentran Javier Matallanas, adjunto al director, Joaquín Maroto, quien llegó a ser director de comunicación del Real Madrid con Florentino Pérez, y Juan Antonio Gutiérrez, quien ya ha sido nombrado subdirector para sustituir a Mora.

La pasada semana, ante los movimientos de Marca para copar el mercado (entre el 5 y el 11 de febrero se vende a 50 céntimos), Relaño reunió a varios redactores a los que advirtió que “se ha acabado el periodismo de firma. Toca hacer populismo y escribir temas que se lean”. En la redacción, ese mensaje se interpretó como su rendición ante la imparable ascensión de Elortegui.

El director ha intentado potenciar durante varios años “las firmas” y los reportajes en profundidad.  Su adjunto no ve con malos ojos el sensacionalismo y los artículos “de clic fácil” y ha “perseguido” durante los últimos tiempos a los redactores a los que acusaba de escribir “como intelectuales”. Entre ellos, Trueba y Delmás.

“Se ha acabado el periodismo de firma. Toca hacer populismo y escribir temas que se lean”, trasladó Relaño a algunos de sus redactores.

En la redacción del rotativo son conscientes de que la cúpula de Prisa Noticias ha recrudecido las presiones sobre los responsables de As para que consigan aminorar la caída de la difusión y mejorar los datos de la web. También para que reduzcan todo lo que puedan los costes operativos, a lo que contribuirá la marcha de algunos de sus periodistas más veteranos.

Al contrario que la mayoría de los negocios de Prisa, As ha sido tradicionalmente rentable. Entre 2008 y 2015, generó unos beneficios de 57,4 millones de euros y nunca terminó en números rojos. Ahora bien, el porcentaje de ganancias se ha reducido considerablemente durante este tiempo, lo que ha generado inquietud en su cúpula.

El principal apoyo con el que contará Relaño a partir de ahora será el de Tomás de Cos Relaño, su sobrino. Un subdirector que en la redacción suena como posible sustituto de Alfredo Peña.

Ahora bien, enfrente tendrá a Elortegui –máximo responsable de comunicación del Real Madrid durante la etapa de Vicente Boluda-, a quien los últimos movimientos en la redacción han reforzado y quien ejercerá de director en la sombra. No se espera que emprenda una campaña para provocar la salida de Relaño, pero tampoco que ceda ninguna de las parcelas de poder que ha conquistado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba