TV

Mariló Montero confiesa en ‘Alaska y Mario’ que se durmió en un directo

Siempre suele estar en el punto de mira, y haga lo que haga va a recibir palos. Hablamos de Mariló Montero, comunicadora más conocida por decir lo primero que le viene a la cabeza más que por su buen hacer en los medios. Como ya es sabido, la última polémica que popularizó fue cuando explicó que Rompesuelas, el animal al que mataron durante la celebración del último Toro de la Vega, había vivido “en una dehesa, muy bien criado” y que era “un toro para carnicería, o sea, para comer, para la carnicería, como se lleva un pescado que también es matado”.

Mariló confiesa que se durmió en un directo de televisión
Mariló confiesa que se durmió en un directo de televisión

En la emisión del último programa de Alaska y Mario, Mariló Montero junto a la actriz Melanie Olivares, visitó el nuevo domicilio del matrimonio, y estuvo bebiendo cerveza y también vino con los anfitriones. Como si de una tertulia televisiva se tratase, los cuatro charlaban de lo divino y lo humano en un sillón circular de color fuxia, y la Montero dijo que quería volver a ver a Nancys Rubias -el grupo de Mario- en concierto, como ya hiciese antaño en Getafe, un día en el que casi no durmió antes de irse a la tele a hacer su programa.

Y fue entonces cuando Mariló hizo la gran confesión: “Me dormí un día en directo”, dijo, a lo que Melanie, con todo el desparpajo del mundo, le respondió “pues lo que te faltaba, como no te ponen a caldo...”. La cabezadita fue en Saber vivir, espacio que Mario jocoso rebautizó como "Saber dormir", y se produjo durante “esa llamada telefónica que es como la película de la hora de la siesta, que te entra la babita por aquí, y esa vocecica del pinganillo diciendo “Mariló cariño” y yo diciendo “sí, bonita dime”. Y tuvieron que regañarle desde dirección diciéndole “Mariló, que te has dormido” y fue entonces cuando la navarra reaccionó con un “ajá, bueno, vale, entonces, doctor…” y continuó su tarea de presentadora como si tal cosa.

En su breve pero intensa aparición, Mariló regaló otro momentazo cuando conoció a Gorka González, el novio de Melanie Olivares. Un hombretón moreno y con barbita de tres días con muy buen porte, tanto, que al conocerlo se llevó las manos a la boca y solo pudo exclamar “¡Hostias”.  Y por si fuese poco, Mario Vaquerizo desempolvó una vieja publicidad de un medicamento para los dolores menstruales, y cuya modelo era la propia Melanie. A Mariló esto le hizo mucha gracia y exclamó “todos tenemos un pasado”. ¿Habrá sido ella imagen de Saldeva y hasta ahora no lo sabíamos? 

La amistad de Mariló Montero con el matrimonio viene de lejos, y de hecho, en una entrevista para La Opinión de Málaga, Alaska llegó a decir que la presentadora “es una señora imponente y en persona es un espectáculo. Está buenísima”. Una mujer más por las que Alaska admite sentirse atraída, y que se suma a otras como Belén Esteban o Sabrina Sabrok.

El otro invitado estrella en el cuarto capítulo de Alaska y Mario fue Víctor Sandoval. El periodista acogió en su casa de Sitges a Alaska y a su madre, América. Víctor conoce a Alaska desde inicios de los ochenta, cuando ella era vocalista de Alaska y los Pegamoides y él el presidente del club de fans del grupo. Solo así se entiende que según Víctor Sandoval considerase que su tema ‘Sandovalízate’ tiene influencias de la música que hace la esposa de Mario Vaquerizo, canción que interpretó en una discoteca y que Alaska y su madre bailaron como niñas pequeñas.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba