Tecnología

Si tienes un Chromecast, ¿debes comprarte el nuevo?

Google ha presentado la segunda generación de su Chromecast, que comprende ahora dos modelos: uno para vídeo y otro inédito para audio. La pregunta es si las mejoras que trae el de vídeo son suficientes para sustituir al que ya tienes en casa.

  • Distintos modelos de Chromecast 2 (Google).
    Distintos modelos de Chromecast 2 (Google).
  • Dispositivo Chromecast 2 (Google).
    Dispositivo Chromecast 2 (Google).
  • Conectividad del dispositivo Chromecast 2 (Google).
    Conectividad del dispositivo Chromecast 2 (Google).

Ah, ¿pero es que no tienes por casa un Chromecast o dispositivo similar? Por si no sabes de lo que te hablo, se trata de un pequeño gadget del tamaño de un pendrive que enchufas al televisor a través de una entrada HDMI y que te permite ver en esa pantalla grande de la tele lo que en ese momento esté reproduciendo tu móvil o tablet: el escritorio, vídeos, páginas web, juegos, etc. Entre tu móvil/tablet y el Chromecast no hay cables de por medio.

A este tipo de dispositivos se les ha venido a llamar de manera incorrectamente generalizada Chromecast (como el fenómeno que ocurre con La Casera o Kleenex, la marca por el producto, especie de metonimia), aunque Chromecast solo hay uno, el que produce Google y que no fue precisamente el primero. A su sombra (porque pinchos Chromecast 1 se han vendido en torno a 20 millones de unidades), hay disponibles decenas de modelos que hacen lo mismo e, incluso, son más compatibles. Porque el Google Chromecast no es precisamente muy amigo de los iPhone e iPad.

Lo que no cabe duda es que estos gadgets tienen una relación utilidad/comodidad/precio muy relevante (estudia las posibilidades), ya que los tienes desde 20 euros hasta unos 49 pasando por los 39 del Chromecast.

El caso es que Google lanza la nueva generación de este producto, con la sorpresa de que ahora son dos: uno específico para transmitir multimedia en general al televisor y otro sólo para transmitir audio. Veamos sus detalles destacables.

Chromecast para tele

Para empezar, rompe drásticamente con el diseño físico de su predecesor. Ahora es redondo, está disponible en dos colores y, mientras que el 1 integra el conector HDMI macho en el propio dispositivo, el 2 se compone del citado módulo redondo y le cuelga un cable con el conector HDMI. Como curiosidad, ese cable HDMI se puede adherir magnéticamente al módulo principal por si quieres que éste no cuelgue... Técnicamente, su conectividad al entorno WiFi está mejorada y asegura poder generar una mejor calidad de vídeo utilizando menos recursos internos (vamos, que sufre menos, lo que supuestamente redundará en su vida útil).

Ya hemos trasteado unos días con él y podemos decir que su instalación es más sencilla y versátil (con el Chromecast 1, según tuvieras la tele, podía quedar forzado), que se pone a disposición de uso de manera más rápida (siempre comparando Chromecast 1 y 2), que la conectividad WiFi es, efectivamente, más estable en casos de escasa cobertura… Y nada más que decir. Como conclusión, si tienes el Chromecast 1, sólo esos tres argumentos te podemos aportar que te animen a sustituirlo por el 2. Su precio es de 39 euros, reiteramos, pocos euros para las posibilidades que ofrece.

Chromecast para audio

Es casi idéntico físicamente al anterior y su función es conectarse a un equipo de audio para que emita las canciones o sonido en general que tú transmitas desde el móvil o tablet. Así puedes emitir a través de un altavoz portátil o, aquí la buena idea, resucitar aquella arrinconada cadena musical que se quedó en la era analógica.

Bien es cierto que existe otro método para hacer lo mismo y no precisamente nuevo: unos pequeños adaptadores que se conectan físicamente al equipo de sonido y por bluetooth al móvil o tablet. La música del móvil, a toda potencia por los altavoces. Pero ahí radica una diferencia crucial, porque mientras estos gadgets reciben la señal de audio por bluetooth, sin ser mala vía, es menos consistente y proporciona peor calidad de sonido que lo hace este Chromecast de audio, ya que utiliza la señal WiFi.

Para este cometido, el cable del Chromecast de audio termina en una clavija jack de 3,5 mm estándar, aunque también es compatible con un cable óptico.

Según la información oficial de Google, su Chromecast de audio funciona con una gran cantidad de aplicaciones, incluyendo Spotify, Pandora y Google Play Music. Cada cual, barre para su casa. Con ello, siembra una duda en torno a si la emisión musical desde el móvil es universal, como por ejemplo, si a través del reproductor que tenga por defecto será igualmente estable como si se realizara a partir de las apps citadas. No te preocupes, que si no lo hiciera, en breve (si no la hay ya) saldrá una aplicación que lo solucionará. No, no hemos podido probar aún el Chromecast de audio, pero la verdad es que nos parece, sobre el papel, un buen invento. Cuesta, como su hermano de vídeo, 39 euros.

Es importante destacar también que al hilo de estos nuevos gadgets, Google ha actualizado la aplicación dedicada para ellos. Ahora, te echa una muy generosa mano en las búsquedas de  apps, vídeos, juegos, etc.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba