Gourmet

Cincos sopas frías muy saludables para combatir el calor del verano

El verano no da tregua. Una botella de agua bien fría se ha convertido en el mejor complemento para paliar el acoso de los rayos del sol. Pero no solo el agua o los refrescos nos pueden ayudar a evitar deshidratarnos. Los platos que elijamos durante la comida o la cena nos pueden refrescar, además de ayudarnos a conseguir crear un menú sano y nutritivo. 

  • Ajoblanco, una sopa fría andaluza elaborada con almendras (Flickr | cyclonebill - imagen con licencia CC BY-SA 2.0).
    Ajoblanco, una sopa fría andaluza elaborada con almendras (Flickr | cyclonebill - imagen con licencia CC BY-SA 2.0).
  • Gazpacho andaluz, una de las sopas frías más sabrosas (Flickr | hallosunnymama - imagen con licencia CC BY-SA 2.0).
    Gazpacho andaluz, una de las sopas frías más sabrosas (Flickr | hallosunnymama - imagen con licencia CC BY-SA 2.0).

Las cremas y las sopas frías se pueden convertir en el aliado perfecto este verano. Estas se elaboran principalmente con verduras de temporada, lo que ayudará, además, a que el bolsillo no se resienta, consiguiendo elaborar platos ricos, nutritivos, sanos y baratos. Además, si comemos fuera de casa, son muy fáciles de transportar, lo que hace que sean también un plato ideal para llevar a la playa o a un picnic en el campo.

Gazpacho andaluz

El gazpacho es la sopa fría más popular del verano.  Ya lo dijo el popular gastrónomo Ángel Muro en libro Practicón. Tratado completo de cocina, publicado en 1893, que el gazpacho era un “plato agradable que no tiene significación en gastronomía, pero sin el cual los andaluces no pueden vivir en verano, como los gallegos en invierno sin grelos”. Actualmente esa definición ha cambiado, ya que muchos españoles, no solo andaluces, no pueden vivir sin él y muchos cocineros, incluidos chefs con estrella Michelin, se han aventurado a reformular esta receta, pero nos da pistas de la importancia que tiene en la gastronomía andaluza. 

Su origen podría trasladarse hasta el Imperio Romano y el salmorium, una especie de gazpacho primitivo consumido por los campesinos compuesto por sal, ajos y aceite, al que se añadía agua fría, hierbas, frutos secos y algún vegetal si disponían de él. Con el tiempo se le fueron añadiendo los ingredientes de la receta actual, sobre todo con la llegada a la península de nuevos vegetales provenientes del nuevo mundo, y se convirtió en un plato popular entre las clases andaluzas más humildes como manera de aprovechar al máximo la comida. Actualmente es habitual ver recetas de gazpacho a las que se le añaden frutas, como sandía o fresas, lo que le da un punto diferente y original.

GAZPACHO ANDALUZ

INGREDIENTES:- 1 kilo de tomates muy maduros- 1 pepino- 100 gramos de cebolla- 1 pimiento verde- 50 gramos de pan- 1 diente de ajo- 1 cucharadita de sal- 3 cucharadas de vinagre- Aceite de oliva virgen extra- Sal y pimienta

PREPARACIÓN:1) Lavar todos los ingredientes y dejar escurrir.2) Cortar los tomates en cuatro cachos.3) Pelar el pepino y cortarlo en varios trozos.4) Quitarle al pimiento la parte superior e inferior, retirar las semillas interiores y cortar.5) Cortar la cebolla en trozos pequeños.6) Pelar el diente de ajo, cortarlo por la mitad y retirar la hebra central para que no repita.7) Cortar el pan en varios trozos.8) Añadir al vaso de la batidora, o a una olla grande si vas a utilizar batidora de mano, el tomate, el pan, el pepino, el pimiento verde, la cebolla y el ajo y triturar.9) Cuando ya no sea posible distinguir ningún trozo de verdura añadir el vinagre, aceite de oliva virgen extra al gusto, salpimentar y volver a batir para mezclar todo. Probar para ver si está al gusto de vinagre y sal y si no es así rectificar poco a poco hasta llegar al sabor que más te guste.10) Enfriar en la nevera. 

Ajoblanco

Al igual que el gazpacho, el ajoblanco es otra de las sopas frías andaluzas que han conseguido popularizarse más allá de las fronteras del sur de España. Esta sopa también tiene su origen en el salmorium romano, aunque en este caso a la receta se mantuvo similar a la crema de origen ya que a ella no se le añade ninguna verdura más allá del ajo. Al igual que el gazpacho, el ajoblanco también es de origen humilde.

ajoblanco

INGREDIENTES:-1 litro de agua fría-150 g de pan duro-100 g almendra sin tostar-2 dientes de ajo-Aceite de oliva virgen extra-Vinagre de vino blanco-Sal

PREPARACIÓN:1)Escaldar las almendras para quitarles la piel con más facilidad y reservar.2)Poner el pan a remojo con agua fría y, cuando este blando, separar la miga de la corteza.3)En un vaso de batidora, colocar las almendras peladas, el ajo y un poco de agua fría y triturar.4)Sin dejar de batir, añadir la miga de pan y aceite y vinagre al gusto.5)Por último, añadir el resto del agua, sin dejar de mezclar, al gusto hasta que la sopa adquiera la consistencia deseada y rectificar el sabor añadiendo sal, aceite o vinagre. 

Salmorejo cordobés

Andalucía es una de las comunidades autónomas españolas que han popularizado un mayor número de recetas de sopas o cremas frías. Otra de las más conocidas es el salmorejo cordobés, un plato similar al gazpacho por su color aunque varía en su composición y en su textura. Al igual que los dos anteriores, el salmorejo era consumido por pastores y campesinos para aprovechar los restos de pan duro.  Un plato parecido al salmorejo es la porra antequerana, originaria de Málaga, aunque en este caso sí que se le añade tomate a la preparación, obteniendo una especie de gazpacho pero mucho más denso.

SALMOREJO CORDOBÉS

INGREDIENTES:-1 k de tomate-200 g de pan duro-100 g de aceite de oliva virgen extra-1 diente de ajo-10 g de sal-Jamón serrano troceado y un huevo duro

PREPARACIÓN:1)Quitar el pedúnculo a los tomates y triturar. Pasar la crema resultante por un colador para eliminar los restos de piel y pepitas.2)Poner el pan en un bol y cubrir con el tomate triturado durante unos minutos para que se impregne bien.3)Añadir el ajo y triturar todo junto.4)Sin dejar de triturar añadir el aceite. Seguir hasta que adquiera la consistencia deseada.5)Rectificar el sabor con sal y añadir jamón serrano y huevo duro para acompañar. 

Vichyssoise

La vichyssoise es una popular sopa fría francesa. En El libro de cocina, de Jules Gouffe, publicado en 1867, podemos encontrar una receta de sopa de patata y puerro. Algo más tarde, en 1903, Escoffier incluyó en su Guía Culinaria, una receta de una crema de puerro y patata, llamada Puree parmentier. A pesar de la existencia de estas dos preparaciones, la receta de Vichyssoise se atribuye al cocinero francés Louis Diat. Este chef creó la receta en 1917 para, como explicó Diat en 1950 al New Yorker, incluir una sopa fría en el menú del restaurante Ritz Carlton de Nueva York, en el que trabajó durante 7 años. Como contó a la publicación, se inspiró en una sopa de patata y puerro que preparaba su madre, a la que añadía leche para que se enfriara más rápido. Y esa es la diferencia principal con las recetas de Gouffe y Escoffier precisamente. En ambos casos son sopas que se toman calientes mientras que la de Diat se consume fría.

Vichyssoise

INGREDIENTES:-500 g de puerros (solo la parte blanca)-250 g de patatas-1 cebolleta (se puede sustituir por una cebolla pequeña)-1 litro de caldo de ave-150 ml de nata líquida para cocinar-1 cucharada de mantequilla-Aceite de oliva virgen extra-Sal y pimienta-Cebollino para decorar

PREPARACIÓN:1)Calentar el caldo de pollo. Cuando rompa a hervir bajar la temperatura para mantener la mezcla caliente pero sin que hierva.2)Pelar la cebolleta, o la cebolla, y los puerros. Picar en trozos pequeños y pochar en una sartén con la cucharada de mantequilla y una cucharada de aceite.3)Pelar la patata, trocearla y cocerla en el caldo de pollo, junto con los trozos de cebolla y puerros pochados a fuego medio durante 30 minutos.4)Cuando la patata esté blanda, triturar todo hasta conseguir una mezcla homogénea.5)Añadir la nata a la mezcla poco a poco y mezclar con una cuchara hasta que se integre bien con la crema.6)Rectificar el sabor añadiendo sal y pimienta al gusto, y dejar enfriar en la nevera. Si se desea se pueden añadir trocitos de cebollino como decoración. 

Sopa fría de pepino y yogur

Esta receta, que incluye además menta entre sus ingredientes, es una preparación muy refrescante y adecuada para la época estival. Sus ingredientes son similares a los utilizados en la Djadjik, una salsa fría de pepino y yogur de origen sefardí.

Sopa fría de pepino y yogur

INGREDIENTES:-1 litro de yogur natural, o kéfir-2 pepinos-Menta fresca-1 cebolleta-Aceite de oliva virgen extra-Sal y pimienta

PREPARACIÓN:1)Lavar bien los pepinos, pelarlos, aunque sin quitar toda la piel, y cortarlos en trozos pequeños.2) Trocear la cebolleta.3)En un vaso de batidora, mezclar el yogur, el pepino, la cebolleta, una cucharada de aceite de oliva virgen extra y unas cuantas hojas de menta y triturar.4) Cuando se haya formado una cream espesa, rectificar el sabor con sal y pimienta y añadir agua si la mezcla ha quedado muy espesa. Guardar en la nevera y servir muy fría. 

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba