Gente

De 'chicas Almodóvar' a auténticas señoras del cine español

Es inevitable. No hay entrevista a actrices como Carmen Maura, Bibiana Fernández o María Barranco en la que, antes o después, no se les haga alguna pregunta relacionada con el cineasta Pedro Almodóvar, aunque haga años, décadas, que no trabajen con él. Como es lógico, estas actrices han ido cumpliendo años y poco a poco se han ido convirtiendo en señoras, aunque para el público siguen siendo chicas. Chicas Almodóvar.

Bibiana Fernández y Rossy de Palma, dos de las caras más conocidas hoy en España (Instagram)
Bibiana Fernández y Rossy de Palma, dos de las caras más conocidas hoy en España (Instagram)

Carmen Maura 

La que siempre se asociará como la mayor musa de Almodóvar ya ha cumplido los 70 años, y juntos nos dejaron cintas como Mujeres al borde de un ataque de nervios o La ley del deseo, en la que Carmen Maura ofreció, bajo su criterio, una de las mejores interpretaciones de su vida. A pesar de todo, Maura no siempre fue la primera elección del cineasta, quien, por ejemplo, ofreció a Concha Velasco ser la estrella de ‘¿Qué he hecho yo para merecer esto?’. La pasada semana Carmen sobrecogió a la audiencia narrándole a Risto Mejide que sufrió una violación cuando tenía 30 años y a punta de pistola.

Marisa Paredes 

Marisa ya tenía sus años cuando Pedro la dirigió por primera vez en Entre tinieblas, donde daba vida a una monja a la que le gustaba tomar ácidos para entrar en un estado espiritual muy peculiar. Es quizá la actriz que ha trabajado con mayor frecuencia con el director, pues no hay década en la que no hayan hecho algo juntos, aunque sea un fugaz cameo como realizó en Hable con ella. Paredes es solo un año más joven que Maura, y cumplió 69 el pasado abril.

Rossy de Palma 

Debutó con Pedro haciendo un cameo en La ley del deseo, y artísticamente se hizo llamar Rossy Von Donna, nombre que le puso el propio manchego. Cuando volvió a trabajar con Almodóvar en Mujeres al borde de un ataque de nervios fue cuando apareció acreditada con el nombre que ahora la conocemos Rossy de Palma, allá por el año 1988. Actualmente, a sus 51 años, Rossy ha vuelto a ponerse ante la cámara de Pedro Almodóvar en Silencio, la película número 20 del ganador del Óscar por Todo sobre mi madre. También ha trabajado mucho en Francia, donde ha protagonizado producciones muy interesantes como Graziella, donde se dejó literalmente la melena delante de la cámara.

Bibiana Fernández 

Nunca ha tenido un gran papel en las cintas de Almodóvar,  y su primera película juntos fue Matador, donde regentaba un puesto de flores. También fue la madre de Manuela Velasco en La ley del deseo, donde hacía de novia de Carmen Maura, y en Tacones lejanos fue la presa más dicharachera de la cárcel. Con 61 años, la vemos de manera asidua en El programa de Ana Rosa, y además, ofrece su lado más divertido de vez en cuando en Alaska y Mario, donde ha presumido de perrito mientras se come un churro. No trabaja con Almodóvar desde 1993, cuando se estrenó Kika, en la que ofreció un desnudo integral mientras cantaba ‘Provincianita’, justo antes de hacer el amor con Peter Coyote.

Victoria Abril 

Cuando Almodóvar dejó de trabajar con Carmen Maura tras Mujeres al borde de un ataque de nervios tuvo unos años donde Victoria Abril fue su actriz fetiche, y a la que vimos en Átame, Tacones Lejanos y Kika. Anteriormente tuvo un papel minúsculo en La ley del deseo, donde besaba al personaje de Miguel Molina en una discoteca. Con 56 años, tiene pendiente de estreno Móstoles no es lo que parece o la importancia de llamarse Encarna, bajo la dirección de Vicente Villanueva.

Loles León 

En agosto cumplió 65 años la actriz que fue hermana de Victoria Abril en Átame, o una agresiva periodista de corazón en Hable con ella. En los últimos tiempos no ha tenido mucha fortuna en el trabajo, y tuvo que vender una casa, como le sucede a cualquier hija de vecina. Ella, aprovechando su fama, ella no se ha cortado en decir públicamente que está dispuesta a embarcarse en cualquier proyecto interesante, algo que incluso anunció en las redes sociales. Y hasta le escribió a Almodóvar pidiéndole un papel, aunque el manchego, al parecer, no le respondió.

María Barranco 

Fue cómplice involuntaria de unos terroristas en Mujeres al borde de un ataque de nervios, y también salió en Atame. Estaba embarazada la actriz malagueña cuando Almodóvar la llamó para ofrecerle protagonizar Kika, y por razones evidentes tuvo que declinar la oferta, y desde entonces no ha vuelto a trabajar con él. “Estoy segura que me llamará cuando me necesite”, afirmaba recientemente  a sus 54 años María Barranco en Málaga, donde ha estado en cartel del teatro Alameda con su obra Legionaria, en la que interpreta a una prostituta muy optimista pero que ha sufrido mucho. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba