Estilo

Cómo llevar una falda lápiz sin parecer una institutriz

La falda lápiz lleva con nosotras desde que Dior la impuso a finales de los años 40. La estrechez de su diámetro y lo ajustado de su hechura obligan a una continua corrección, andares cortos y piernas juntas al sentarse.

Distintos looks para combinar una falda lápiz.
Distintos looks para combinar una falda lápiz.

El riesgo de parecer insulsa y estirada es bastante alto, pero ¿qué hacer si es uno de los must de este otoño y somos unas fashion victims? Aquí os dejamos las 5 claves para llevarla y no parecer una institutriz.

Primera. Customízala con tachuelas. Una manera muy sencilla de darle alegría y brío a la falda lápiz es elegir un modelo en color liso (no se admiten estampados) y añadirle unas tachuelas o unas puntitas de strass. Le darán un aire roquero y divertido y se abrirá un mundo de combinaciones divertidas lejos de la clásica camisa o del suéter. Lo que mejor le va a este estilo es una perfecto o cualquier cazadora corta que marque cintura para terminar de conseguir un outfit cañero. Si el DIY no os inspira firmas como Burberry Prorsum, Versace o Alexander Wang tienen las mejores lápiz tachonadas que hemos visto en las últimas colecciones.

Segunda. Elegir una buena combinación de zapatos. El compañero inseparable de una falda lápiz siempre son unos buenos stiletto, que, bien llevados, pueden aportar la nota sexy al look. Pero si lo que se pretende es darle un toque algo más transgresor, lo perfecto es combinarla con unas botas mosqueteras, y si lo que buscamos es un outfit más retro, unos zapatos abotinados con calcetines le irán fenomenal. Unos de nuestros favoritos son los modelos que ofrece la firma española Alma en Pena para este otoño y la colección de botines retro de Zara.

Tercera. Combinarla con un crop top. Esta opción, aunque no lo parezca, es de las más arriesgadas y hay que tener mucho ojo para no caer en la vulgaridad. La clave está en elegir siempre un crop top que sea ancho, nunca ajustado, a poder ser de manga larga y de tejidos amorosos como la angora o de crochet. Los hay  a montones pero nosotras nos quedamos con las propuestas de H&M, Bimba y Lola y dolores Promesas.

Cuarta. Las superposiciones. Capas y más capas, unas telas sobre otras y a distintas alturas. Con este truco, las que no quieran lucir exageradamente las caderas tienen la solución perfecta para llevar su lápiz. Una camiseta corta, un jersey oversize encima, asimétrico o con una de las puntas metida por el lateral y el look está conseguido. La colección de otoño de Zara tiene todo tipo de hechuras y largos para poder combinar.

Quinta. Apuesta por las combinaciones y las mezclas. Experimentad con estampados arriesgados y colores llamativos: rayas con flores, cuadros y lunares...  Si os parece complicado cotillead los blogs de la it girl Nicole Warne, hace de las composiciones imposibles puro arte.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba