Estilo

¿Yoga o pilates? 5 razones para engancharte a los deportes de moda

¿Me apunto a yoga o a pilates? Es la pregunta del millón. Cualquier persona que haya ido a un gimnasio se la ha hecho antes o después. Pero aquí estamos nosotros para ayudarte a elegir entre estas dos disciplinas que a simple vista tanto se parecen. Ahí van 5 razones para que te enganches a uno de los dos:

  • El yoga y el pilates mejoran tu salud física y mental (Gtres).
    El yoga y el pilates mejoran tu salud física y mental (Gtres).
  • El yoga te ayudará a mejorar tu relajación (Gtres).
    El yoga te ayudará a mejorar tu relajación (Gtres).
  • El pilates te ayudará a fortalecer y tonificar tus músculos (Gtres).
    El pilates te ayudará a fortalecer y tonificar tus músculos (Gtres).
  • El yoga y el pilates aumentan tu flexibilidad y tu equilibrio (Gtres).
    El yoga y el pilates aumentan tu flexibilidad y tu equilibrio (Gtres).
  • El yoga y el pilates son disciplinas complementarias y compatibles (Gtres).
    El yoga y el pilates son disciplinas complementarias y compatibles (Gtres).
  • Las cinco razones para engancharte a yoga o a pilates (Gtres).
    Las cinco razones para engancharte a yoga o a pilates (Gtres).

1. Control de la respiración

El ser humano respira por inercia, sin ser consciente de que lo hace. Sin embargo, controlar la respiración, el cómo respiras y el ritmo con el que lo haces, puede tener innumerables beneficios para tu salud. Tanto el yoga como el pilates te ayudarán a controlar la respiración, lo cual te servirá para relajarte en momentos de presión o para conectar con tu cuerpo después de un día duro.

2. Corrección postural

Nuestra vida está plagada de malas posturas que nos causan contracturas y dolores musculares. Muchas veces vamos con dolor de cuello al fisio y no sabemos decirle de dónde procede: dormir mal, sentarte mal, caminar mal pueden ser los orígenes de todo tu malestar físico. También en este aspecto pueden ayudarte el yoga y el pilates.

3. Elongación de los músculos

La elongación de los músculos es beneficiosa para prevenir caídas, mejora el movimiento de tu cuerpo y previene las lesiones durante el ejercicio. Por esta razón, muchas personas practican yoga o pilates cuando quieren recuperar movilidad de alguno de sus miembros tras una lesión o parálisis.

4. Flexibilidad y equilibrio

Precisamente esa elongación muscular es la que consigue que tengamos una mayor flexibilidad y equilibrio. A través del yoga y del pilates nos resultará más fácil agacharnos, alcanzar cosas en altura, doblar el cuerpo sin lastimarnos y evitar los molestos e imprevistos calambres musculares. Además, ambas disciplinas te ayudan a mejorar el equilibrio.

5. Sexo, estrés y sueño

Son tres pilares básicos para la felicidad: tener buen sexo, no tener estrés y dormir bien. El yoga y el pilates te ayudan a conseguirlos, y no es broma. El aumento de flexibilidad y el fortalecimiento de los músculos hará que mejore tu actividad sexual; el control de la respiración te ayudará a evitar el estrés, y la corrección postural y el ejercicio físico te harán dormir mejor. ¿Se puede pedir más?

Las diferencias básicas

Pero ojo, porque que ambas disciplinas tengan los mismos beneficios no significa que sean iguales.

Desde el desconocimiento, muchos hemos pensado que el pilates es una variante del yoga, o al revés. Y también desde el desconocimiento hemos podido pensar que no sirven para nada: qué es eso de tumbarse en una colchoneta y hacer posturitas. Y siempre, desde el desconocimiento, hemos estado equivocados.

Para aprender a diferenciarlos hemos de saber que el yoga es mucho más antiguo que el pilates (que surgió a principios del siglo XX y fue creado por Joseph Pilates). Pero ambos deportes no solo son diferentes por su origen. 

  • Respiración: tanto en el pilates como en el yoga, la respiración es fundamental, pero distinta. En el yoga se practica la respiración abdominal, mientras que en pilates es torácica.
  • Objetivos: es cierto que en ambas prácticas se consigue una corrección postural y la elongación de los músculos, pero los objetivos principales de cada una son distintos. El pilates persigue el fortalecimiento del cuerpo y la tonificación muscular; mientras que el yoga está enfocado a la relajación y la conquista de la paz mental a través de las posturas corporales.
  • Posturas: otra de las diferencias básicas que te destacará cualquier experto o monitor de yoga o pilates es que en yoga las posturas se construyen desde las extremidades (manos, pies) hacia el centro; mientras que en pilates es al revés: se construyen desde el centro (abdomen, glúteos, lumbares, muslos) hacia las extremidades.

Decidirte por uno de los dos

Entonces, ¿por cuál nos decantamos? Lo más gracioso es que ambas disciplinas son complementarias. Practicar las dos sería lo ideal. Pero si tienes que decantarte por alguna de ellas, tendrás que tener en cuenta, básicamente, tus objetivos.

¿Fortalecimiento o relajación? Esa es la clave. Si quieres que tu cuerpo haga un poco de ejercicio, se fortalezca y se tonifique, a la vez que consigues todos los beneficios de los que hablamos al principio, apúntate a pilates. Si por el contrario quieres unir cuerpo y mente y conseguir, de una vez por todas, librarte del estrés y tener esa paz interior de la que tanto hemos oído hablar, inténtalo con el yoga.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba