Estilo

Marcar pezones y otras modas que tienes que aprender a (no) utilizar

En sus inicios la ropa tenía como objetivo proteger al ser humano frente a infecciones, inclemencias meteorológicas, animales... A lo largo de la historia, el propósito de la indumentaria ha ido cambiando y actualmente la moda responde a necesidades más psicológicas como la autoestima, la pertenencia a un grupo, la aceptación social, el status... 

  • Marcar pezones y otras modas que tienes que aprender a utilizar (Gtres).
    Marcar pezones y otras modas que tienes que aprender a utilizar (Gtres).
  • La diseñadora Ana Locking luce calcetines con sandalias (Gtres).
    La diseñadora Ana Locking luce calcetines con sandalias (Gtres).
  • El cropped top estilo 90 de Miley Cyrus (Gtres).
    El cropped top estilo 90 de Miley Cyrus (Gtres).
  • Khloe Kardashian y su look marcando pezones (Gtres).
    Khloe Kardashian y su look marcando pezones (Gtres).
  • La modelo Hailey Baldwin y sus pantalones rotos (Gtres).
    La modelo Hailey Baldwin y sus pantalones rotos (Gtres).
  • Lourdes Leon en vestidito y deportivas (Gtres).
    Lourdes Leon en vestidito y deportivas (Gtres).

Nos solemos vestir acordes con la temporada, con el país en el que vivimos, con nuestro grupo de amigos y con nuestras características físicas. Vestimos para gustar, queremos que las prendas nos favorezcan, pero a veces nos dejamos cegar por las tendencias y olvidamos ciertas reglas, además de perder objetividad respecto a la imagen que nos devuelve el espejo.

Hablo de tendencias que no favorecen a todos o aquellas inapropiadas para determinados momentos o lugares, vestuario que inunda las pasarelas, el streetstyle y las revistas, pero que, en la práctica, no funciona. 

Cropped tops

La fiebre de los ombligos al aire experimentó un boom en los 90, con Brenda en Beverly Hills, las Spice Girls o Britney Spears, y volvió a nuestras calles en 2013 gracias a firmas como Dolce&Gabanna, festivales de música y celebrities. Con una falda lápiz o unos pantalones palazzo de cintura alta es una prenda favorecedora y perfecta para un evento, si tienes el vientre plano y 16 años también. Para ir al trabajo o entrar en una iglesia, rotundamente no.

Pantalones rotos

Todas las abuelas del mundo se preguntan si sus nietas son tontas o las están timando. Cada vez que tienen delante esos vaqueros desgastados y llenos de jirones y oyen que son nuevos, no se lo explican. Y no solo es cosa de jóvenes. Madres y padres modernos también se han apuntado al club de los vaqueros rotos. Y es que tienen su gracia, algunos cortes están estratégicamente colocados para estilizar, y para tomar unas cañas o salir informal un sábado por la noche son perfectos. Para ir a conocer a los suegros o en una entrevista de trabajo es mejor un estilo más clásico.

Calcetines con sandalias

Si tienes 65 años, eres alemán y veraneas en Mallorca, estás autorizado a utilizar calcetines con sandalias. Si has visto el desfile de Bottega Veneta S16 y a un par de blogueras con sandalias de tacón y unos bonitos calcetines, y has pensado que era una buena idea, te confesamos que no. En la mayoría de los casos roza el ridículo, no tiene sentido, y no queda tanto para el verano y poder lucir unos cuidados y bonitos pies al aire.

Zapatillas de deporte

Las sneakers han revolucionado el estilo actual y ya no es raro ver zapatillas en los desfiles de Chanel o Prada, en una fiesta exclusiva o en una novia. Leandra Medine, blogger de Man Repeller se casó con unas. Nike, Adidas, Reebok, Puma… no paran de frotarse las manos y sacar reediciones de sus éxitos o colaboraciones con diseñadores de la talla de Riccardo Tisci o Raf Simons. Combinar vestidos femeninos con deportivas es cool, pero quizás en ciertas situaciones es mejor desempolvar unos stilettos o mocasines.

Sin sujetador

#FreeTheNipple es una iniciativa digna de aplaudir. Es ilógica la censura de Instagram a los pezones, es absurdo las miradas de desaprobación por dar el pecho en público y es irracional la censura y la sexualización que se hace del cuerpo de la mujer. Ya sea por este movimiento reivindicativo, por comodidad o por descuido cada vez es más común ver pezones marcados. El tamaño del pecho no importa, pero elige bien la ocasión para lucir esta tendencia, que claramente no es la más apropiada en entornos formales o familiares. Tu jefa o tu abuelo no entenderán nada. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba