Cuídate

La gran mentira: beber dos litros de agua es bueno

No existe ningún estudio científico que asegure que el consejo de beber dos litros de agua al día sea favorable para una población que, por regla general, no padece deshidratación aguda.

Los mitos de beber agua (Gtres)
Los mitos de beber agua (Gtres)

Se nos cae un mito, beber dos litros de agua al día no es bueno para nuestra salud. No solo no resulta bueno, sino que no es aconsejable. Muchos han sido los consejos que nos han dado a lo largo de la vida entorno a este mito, pero nadie nos dijo que no estaban sustentados en un estudio científico que lo certificara. Más bien todo lo contrario.

Actualmente, diferentes estudios realizados en EEUU, como el publicado por el doctor Heinz Valtin o el de la relevante revista ‘British Medical Journal’, sobre este tema, han detectado conclusiones reveladoras que nos harían dar un paso atrás a la hora de beber esos ocho vasos de agua que padres, abuelas e incluso médicos, más de una vez nos han aconsejado.

Existen algunas situaciones específicas donde beber esta cantidad de agua sí es recomendable: personas mayores, niños, y adultos que realizan ejercicio físico en extremo y las personas que padecen cálculos renales.

La preocupación por la cantidad de agua que hay que beber al día no es nuevo, hace un par de años Teresa Romanillos nos ponía sobre la pista, y más recientemente Juan Revenga, con los calores típicos del verano, lo recordaba en El comidista.  Estas son los principales inconvenientes:

1.       Exceso de aguaBeber dos litros de agua al día no es aconsejable para un tipo de personas sanas, que su vida es sedentaria y que el clima en el que vive no le obliga a estar expuestos a temperaturas altas. Por ejemplo, el tipo de perfil de profesionales de oficina que pueden realizar actividad deportiva pero que su rutina diaria, se realiza en un clima cálido.

2.       Perjudicial para la saludSi se tiene bajos niveles de sodio en sangre, la conocida Hiponatremia, tampoco es aconsejable el consumo excesivo de agua, al igual que la temida retención de líquidos. Si su cuerpo no expulsa con normalidad o asiduidad el agua, sino que lo va almacenando en el cuerpo, puede correr el riesgo de una fuerte retención de líquidos, con los efectos secundarios que esto supone.

Una de las hipotesis que se barajan para que se haya creado este mito viene divulgado por las empresas embotelladoras de agua, que  mantienen una estrecha relación con el mundo sanitario, con los que trabajan para idear las aguas más recomendables para la salud del consumidor. Sin ir más lejos, el pasado Día Nacional de la Nutrición 2016 en España, estaba patrocinado, entre otros, por Font Vella, Bezoya y Nestlé-Aquarel y se volvía a hacer eco algunos de estos mitos entorno al consumo de agua.

¿Y ahora qué? ¿Cuántos vasos tenemos que beber? No hay nada más sabio que nuestro cuerpo. El mismo nos va indicando que necesita, cuándo y cuánto. Es tan sencillo como darle agua hasta que sacies tu sed, esa es la medida exacta de lo que cada cuerpo necesita, por el bien de su salud y lo que no resultará perjudicial para la misma. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba