Pijama para dos

Ellos también quieren familia, hijos y compromiso

No sé por qué tendemos a creer que sólo son las mujeres las que quieren formar familias, casarse y tener hijos. Los hombres también tienen su “reloj biológico” y cuando les dan los cuarenta o cuarenta y tantos -exactamente igual que nosotras- también se plantean eso de “ahora o nunca” y se ponen a buscar no ya pareja estable, sino una madre para sus futuros hijos. Esa búsqueda a menudo sucede con cierta urgencia, lo que quizás les lleve a tener hijos pero a no ser muy felices con las parejas que escogen para tenerlos.

Padre e hija jugando (Gtres)
Padre e hija jugando (Gtres)

Muchos amigos me comentan que Meetic, Tinder y demás están llenos de mujeres de 40 y.... ”a la caza” de padres para los hijos que quieren tener, pero nunca caí -estúpida de mi- en que ellos hacen exactamente igual.

Hace poco me encontré con alguien que me “descartó” por ese motivo. Veréis tuve una primera cita con una persona y ese mismo día me preguntó si quería tener hijos (error preguntar eso el día que te conoces ¿no creéis?). Yo le dije que eso en principio no entraba en mis planes ya que tenía dos críos bastante mayores. El resultado es que no quiso seguir viéndome porque buscaba una persona que le pudiera dar niños, sin saber si yo le iba a durar para una segunda caña. Para mí ese planteamiento es incorrecto por varios motivos:

1) No puedes preguntar eso a una persona que acabas de conocer 

2) Quizás esa persona sí pueda querer tener un hijo contigo si se enamora de ti, cosa que no se puede saber nada más conoceros

3) Las mujeres no deberíamos ser tomadas como contenedores de bebés ni los hombres como almacenes de espermatozoides

4) Los hijos deberían ser fruto de relaciones estupendas y de amor por lo menos cuando se tienen entre dos personas que son pareja.

Quizás otros penséis que esa persona fue honesta al decirme la verdad. Que yo no le servía porque tenía “toda la pinta” de no querer tener hijos. A mí nunca me había pasado nada parecido.

Otro caso de un amigo. Lleva un año y pico de relación con una chica que ya es mamá. Ella está feliz viviendo en su casa con su hijo y teniendo esta relación con mi amigo tal como está: hacen cosas juntos, viajan... pero cada uno en su casa. Pues bien; él la está presionando para que se vayan a vivir juntos y tengan un hijo y eso todo junto, todo de golpe y tras solo un año de relación. Para mi esas cosas no se han de plantear así si no que uno ha de ir “paso a pasito por el caminito”. Ella, la chica, parece que no está convencida y tiene toda la pinta de que saldrá corriendo (¿no saldríais vosotras corriendo?)

Quizás haya que darse un tiempo para que las cosas cuajen  y para que surja ese deseo de tener un hijo en común, pero la urgencia no parece ser muy buena compañera para según qué cosas. Claro que en cierta manera lo comprendo, porque el reloj corre veloz y la gente de cuarenta y tantos que quiere tener familia (como mi amigo) no puede esperar. Para él es tan importante ese deseo de tener familia y de asentarse que si ella no acepta “el ultimátum” probablemente no puedan seguir juntos.

Para que luego digan que somos las mujeres las que “presionamos”. Conozco a bastantes personas que han tenido hijos estando poco convencidos y aunque luego les quieren con locura pienso que es un gravísimo error. Cuando decides tener un hijo no puede ser “a medias” sino que tienes que tener unas ganas increíbles de tenerlo y que es cosa de dos: no vale que uno esté deseándolo y a otro le dé igual. Luego esas cosas se acaban “pagando” de una manera u otra.

¿Pensáis que el reloj biológico es igual en hombres que en mujeres? ¿Veis bien el buscar desesperadamente a alguien para tener un hijo cuando el tiempo se agota? ¿No han inventado para eso las técnicas de reproducción asistida? 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba