OPINIÓN

Negocio bancario y represión financiera

Reunión de ministros de Economía del G20 y directores de Bancos Centrales.
Reunión de ministros de Economía del G20 y directores de Bancos Centrales. EFE

Uno de los efectos perversos de la represión financiera es el sobre-endeudamiento y la mala asignación de recursos, públicos y privados, producto de exceso de expansión monetaria y la manipulación del precio del dinero en una carrera loca por fomentar interesadamente el crecimiento de ciertos negocios; eso por no hablar de la opacidad estadística que impide que hagamos aquí los análisis que hicimos a los más de 7.000 bancos americanos.

Se entiende pues que uno de los padres de nuestra burbuja crediticia, que fue miembro de la cábala del BCE y que, como los otros, ha sido premiado con cargos de alta remuneración, siga repitiendo como un loro aquello de "los problemas de transmisión de la política monetaria del BCE", es decir, para inducir un mayor endeudamiento.

Es en ese contexto de mala gestión económica inducida que hoy veremos si, como en el pasado, les han funcionado sus malas ideas y ha aumentado el crédito a particulares.

Un poco de historia

Como estos sinvergüenzas se aprovechan de la mala memoria de la gente, conviene recordar algunas cosas. Verán, a principios de este milenio, cuando explotó la burbuja punto-com, compartí con un banquero central (al que algunos quieren meter en la cárcel) y altos directivos del sector financiero, consultores, etc. que, con la ruptura de la especulación sobre el motor del ciclo largo, tocaba prepararse para la última fase del mismo, esa en la que aparece la deflación, algo que siempre trae una lista: bajos tipos de interés, aumento del peso de la deuda y sus impagos, paro y morosidad, la sobre-reacción social y judicial, crisis por insuficiencia fiscal grave y un largo etcétera al que se ha unido el coste, este inesperado, de asumir un peculiar código de buenas prácticas bancarias

No sé si fue porque no entendieron nada, por llevar la contraria y demostrar (con el patrimonio de otros) que estaba equivocado o por un perverso deseo de saquear el último botín, que hicieron justo lo que no se debía hacer. Todos sabemos quiénes son y lo que no deja de sorprender es que ahí siguen, a cargo de las instituciones, alguna ya zombi, pagando a sus "economistas" para que sigan pro-pagando sus ideas económicas ruinosas.

Víctimas y verdugos

De todo este desastre predecible quienes hoy más me preocupan son esos españoles abrasados por una deflación salarial de caballo (esto también se está haciendo mal, castigando a los más productivos y dinámicos, etc.), víctimas además de medidas políticas regresivas, de una devaluación interna inducida y filonazi a la que nos opusimos en solitario y de intereses corporativos desde "lo público" que les hacen padecer lo que llamamos "deflación con inflación", esos a los que los interesados negacionistas de la deflación esquilman evitando que les indexen sus rentas públicas parasitarias si el IPC es negativo; destacan entre ellos los catedráticos de la casta, cuya investigación económica no me llega ni a la suela de los zapatos y que, sin hacerse un número, consiguen imponer sus errores interesados. Sobre esta mafia, Draghi, que vio la deflación tarde y ahora se ha pasado de madre con su expansión monetaria.

Luego están los deudores que han sobrevivido al desastre, sin embargos o desahucios, o quienes califican favorablemente en la concesión de nuevos créditos que, como el Estado español (Central, CC.AA., ayuntamientos), son beneficiarios de esta forma de trasladar riqueza de las hormigas a las cigarras, que deberían aprovecharlo para seguir fortaleciendo su patrimonio y ser más productivos, aunque "la casta" lo utilice para ser más extractiva induciendo a los ahorradores a emigrar ante el saqueo financiero-fiscal socialdemócrata.

El negocio bancario

Que sin duda tiene su mejor cliente, por la bajísima concentración de riesgo, en los particulares. Lo que ocurre es que con tantas trampas, supuestas rentabilidades financiero-fiscales (en realidad solo fiscales, otra distorsión), créditos mal dados y financiados, ha terminado enrareciendo y destruyendo (por los antes mencionados) la banca minorista, una de las grandes virtudes del sistema financiero español y base para el desarrollo del mercado de capitales y de una intermediación sana entre el ahorro y la inversión.  

Spanish Household's Financial Liabilities.
Spanish Household's Financial Liabilities. L.R.

El negocio con los particulares (línea roja gráfica anterior) casi lo cuadriplicaron en los ocho años tras el primer crash bursátil y lo hicieron de la peor manera posible, en una carrera por aumentar el tamaño (y sus remuneraciones variables), evitando ser absorbidos (y el riesgo de despido) y por aumentar el margen total producto de fijar mal el margen individual (esa tontunez del Euribor más un invento) ¿Cómo extrañarse que tras tantos desmanes y sus ajustes, públicos y privados, los particulares contengan su endeudamiento y sigan la Equivalencia Ricardiana como advertimos en 2009?

Suerte que la mayor parte del endeudamiento fue a largo (línea negra gráfica anterior), más del 90% en su momento, que si no el sistema se quedaba sin ingresos, algo que no interesa a nadie, obviamente. Tras los ajustes, el "negocio" total ha caído un 20% en términos nominales, siendo más acusado en la porción a corto, que lo ha hecho casi un 35% y es muy estacional (línea roja siguiente gráfica), obligando a un duro y mal ajuste laboral.

Spanish Credit-Debt Index.
Spanish Credit-Debt Index. L.R.

Como seguro ya sabrán, la mayor parte de ese crédito a largo, se debe a la financiación de viviendas, negocio que por oferta y demografía va a menos y por ello recomendamos desde el principio evitar la "reforma" del sistema, pues lo que necesita es una reconversión hacia la financiación del comercio exterior, empezando por las exportaciones de bienes. Ni caso, como hasta ahora, y así nos va.

Spanish Household's Long Term Credit.
Spanish Household's Long Term Credit. L.R.

La "recuperación" del crédito

Tras tanto empeño en hacer panes como tortas durante casi veinte años, hay gerifaltes bancarios que sueñan con que los últimos datos traerán "lo de antes" (o incluso que el lobby al Supremo les salvará), que se que ve no han entendido nada (menuda tropa) de su negocio, cuya parte a corto plazo (siguiente gráfica) se ha hecho más volátil (ese término tan manipulado en bolsa) y pareciera que ya ha hecho un suelo, pero esa conclusión requiere más detalle.

Spanish Household's Short Term Credit.
Spanish Household's Short Term Credit. L.R.

Como recordarán la "recuperación" comienza cuando todavía se está en recesión pero la tasa de contracción disminuye y mejoran las expectativas, que en este caso es la propensión a endeudarse, que es justo lo que indica la estadística.

Credit-Debt Growth in Spain.
Credit-Debt Growth in Spain. L.R.

En la gráfica anterior también se puede ver que el crédito a corto está en la antesala de salir de la recesión y sigue con retraso al ciclo económico, pues el motor del mismo no es el crédito ni los QE, como mienten algunos, sino las exportaciones y la absorción de paro, con su aumento del consumo, aunque es cierto es que sin el BCE el sistema hubiera colapsado.

¿Significa este cambio que ya tenemos el sistema financiero que necesitamos? De ninguna manera, pues para ello se ha de empezar por reformar adecuadamente el Banco de España y eso no ocurrirá hasta que no haya representatividad de los electores y división de poderes, algo que sucederá, si hay suerte, cuando esta partitocracia colapse; hasta entonces, mal negocio bancario, más "panes como tortas" y represión financiera de las peores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba