OPINIÓN

Gasto en defensa y nueva OTAN

Si tuviéramos que triplicar nuestro gasto oficial en defensa y llevarlo al 2%, el esfuerzo fiscal sería algo menor, casi 14.000 millones, al que se hace para cubrir el gasto nuevo en pensiones.

Imagen de archivo del Ejército de Tierra.
Imagen de archivo del Ejército de Tierra. EFE

Los primeros días de gobierno del presidente Trump han dejado dos evidencias : una, que sus ofertas electorales no eran eslóganes para ganar votos sino un plan de acciones para cambiar los Estados Unidos. La otra, que no le darían los cien días de cortesía opositora sino todo lo contrario, tal como adelantamos en esta bitácora; las mismas fuerzas que financiaron la campaña de Clinton, su difunta fundación y al clan Bush, han lanzado sus grandes empresas mediáticas y sociales a deslegitimar al nuevo presidente, una acción sin precedentes en la historia política estadounidense.

Un conflicto local y global

Tenemos pues dos contendientes bien diferenciados, por un lado un americano que cumple sus promesas electorales y por otro, un grupo de globalistas que han saltado de forma histérica ante la tímida señal de que se pueda cambiar la agenda inmigratoria a favor del Islam que, no nos engañemos, es el verdadero vector del conflicto. A la cabeza de este último grupo aparece, para su vergüenza, el presidente Obama, quien, en plan golpista, mientras vacacionaba en Islas Vírgenes con el multimillonario Sir Richard Branson, alentaba a sus seguidores a manifestarse porque, según él, "los valores estadounidenses estaban en juego". ¿Cuáles son esos valores? Follow the money.

Tenemos pues a un grupo que busca controlar Estados Unidos para, desde allí, imponer un modelo de sociedad muy particular que neutraliza las identidades nacionales occidentales

Tenemos pues a un grupo que busca controlar Estados Unidos para, desde allí, imponer un modelo de sociedad muy particular que neutraliza las identidades nacionales occidentales, algo a lo que se opone radicalmente el presidente Trump,como dejó meridianamente claro en la jura del cargo de su Secretario de Estado. Sin lugar a dudas, quienes deseamos que nuestro país, Occidente y sus valores prevalezcan y no queremos dejar de ser españoles, coincidimos, en esto, con el presidente Trump, y por ello hoy veremos en qué parámetros podría basar sus exigencias de defensa mutua de un conflicto global al que delimitamos en "La nueva geopolítica".

Orden mundial y gasto en Defensa

La superioridad Occidental en defensa tiene origen en los frutos de su Cultura, esa que tanto molesta al Establishment actual, y en los enormes esfuerzos realizados en el pasado, cuando se contenía otro peligro existencial: el Comunismo, cuyos residuos, hoy, financiados por tiranías petroleras, son devotos de lo que llaman Multiculturalismo, algo que quieren conseguir islamizando Occidente cambiando su demografía. Lo suyo sería occidentalizar el Islam, pero ya es tarde, pues nuestra avanzada decadencia socialdemócrata y los errores del pasado solo da bazas a sus extremistas. Ahora la demografía manda.

Aunque hay datos más antiguos sobre gasto en defensa respecto al PIB, los homogéneos para los aliados los pueden ver en la siguiente gráfica y nos lo da la OCDE. Es cierto que Canadá tuvo un papel importante al principio, pero luego lo abandonó, quedando Reino Unido, Francia y Estados Unidos, con el entusiasmo australiano (incluso con noticia "fake" sobre la llamada de Trump), como motores o líderes en el mantenimiento de ese orden; la línea roja punteada es el mínimo acordado por la OTAN. También se puede ver el recorrido estadounidense desde Vietnam hasta hoy pasando por el empujón a la URSS y la denominada "guerra contra el terrorismo". Hoy, la nueva administración americana, según su promesa electoral, quiere compartir con el resto su carga en el mantenimiento del orden según las nuevas realidades.

Luego está lo que llaman "poder blando", que encanta a la socialdemocracia, donde intervienen muchas ONGs, corporaciones, fundaciones de "pensamiento", fondos reservados y un largo etcétera muy pijo, cosas todas que les dan mucho juego, se viaja mucho y se hacen muchas fotos a mayor gloria del Establishment. Lo otro, lo duro, requiere patriotas, gente de orden, con oficio, represión del crimen, desarrollos industriales, de los que España se ha beneficiado bastante, etc. y eso les sienta mal.

Expenditure in Defence: the Allies.
Expenditure in Defence: the Allies. L.R.

¿Hay un mínimo indispensable?

Nuestros políticos sin criterio, según les conviene, suelen fijarse (en esto no) en los países serios del entorno, como los "nórdicos" (siguiente gráfica), que siempre han estado bastante por arriba del 1% del PIB, sean neutrales o no y que, con el conflicto ruso han aumentado sus gastos y los neutrales incluso se plantean entrar en la OTAN. Luego están los alpinos suizos, con su envidiable política inmigratoria, que, si su marina fuera equivalente, igual estaban por el 1,5% del PIB.

Expenditure in Defence: the nordics.
Expenditure in Defence: the nordics. L.R.

Pero los gastos de defensa no se fijan según analogías, sino pensando en las hipótesis de guerra (sí, "guerra") y, cuando vemos a países en zonas calientes como Corea o los bálticos, o Grecia por Turquía, o inmersos en esa tesitura, como Israel, todos están próximos o sobre el 2% del PIB. También están los que no pueden más, sea por su economía, como Letonia, o por su constitución, caso japonés, que intentan ir al máximo, 1% del PIB, al tiempo que otros los defienden. Luego está Polonia, que pareciera que gasta menos de lo que debería, pero también puede ser que entiendan mejor lo que ocurre entre Rusia y Ucrania.

Expenditure in Defence: extreme cases
Expenditure in Defence: extreme cases L.R.

El frente Mediterráneo

Podríamos decir que Grecia, con los "refugiados" que quieren ir a la Europa rica, principalmente Alemania, es el canario en la mina, mostrándonos el camino de lo que vendrá con la explosión demográfica y el radicalismo creciente del Islam y que, como España, hace de frontera con esa civilización, dándonos también una prueba más de que el orden europeo actual es disfuncional.

Expenditure in Defence and Mediterranean front.
Expenditure in Defence and Mediterranean front. L.R.

La OTAN y el problema ruso

Las planicies europeas prácticamente no tienen barreras naturales de importancia desde los Urales hasta casi los Cárpatos y los Sudetes y, para estabilizar su frontera europea, Rusia, el último imperio, busca dominar a su vecinos para que le hagan de colchón frente a las potencias occidentales, al tiempo que asegura el acceso marítimo; ante eso, el contrapeso occidental solo puede darlo la OTAN. Como en Oriente su problema ruso es parecido, desde Finlandia hasta Corea del Norte, tiene todo un rosario de países "conflictivos"; luego, en el Cáucaso, se desprende un racimo de etnias y países que les sitúa fácilmente en Siria y  Kurdistán. Adicionalmente, como cabeza de la civilización ortodoxa, enfrenta, al igual que Occidente, el riesgo existencial del Islam tras la destrucción demográfica del socialismo.

Al estar claras sus amenazas también deberían estar claros los puntos de acuerdo con la OTAN y, siendo cierto que se dieron por supuestos ciertos límites no escritos, que los rusos creen violados, y que se fomentaron revoluciones de colores, seguramente, si se acordara la finlandización de ese estado fallido que es Ucrania y abandonaran ciertas "prácticas" mutuas, Occidente y Rusia podrían convivir pacíficamente  y contener el auge de la civilización islámica, la verdadera amenaza a la que hay que dirigir los recursos de defensa.

La evasión española

Que es cultural y que trasciende a los presupuestario, pues nuestras responsabilidades en el Mediterráneo y otras áreas próximas irán creciendo, pudiendo estar en una situación similar a la de Grecia (o peor, tipo Israel). Lo que ocurre es que ese gasto del 0,65% de PIB es el oficial y, como en "nuestro" país reinan las mentiras y las trampas, no sabremos realmente cual es el verdadero gasto en defensa y si es el adecuado hasta que los ciudadanos no podamos elegir representantes políticos, razón por la que tampoco podremos tener una política migratoria correcta.

En todo caso, si tuviéramos que triplicar nuestro gasto oficial en defensa y llevarlo al 2%, el esfuerzo fiscal sería algo menor, casi 14.000 millones, al que se hace para cubrir el gasto nuevo en pensiones, algo que de momento es posible gracias a la represión financiera del BCE y sus tipos de interés artificialmente bajos con lo que roba a los ahorradores. Así de mal está este otro frente en un año crítico para España y, como se podrán imaginar, gracias a nuestra mala forma de gobierno, no se puede anunciar un futuro de bienestar. Mientras, seguirá la evasión de la realidad hasta que reviente el invento socialdemócrata.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba