OPINIÓN

España a velocidad de crucero

Lo cierto es que los datos referidos son, sin lugar a dudas, muy buenos, sobre todo considerando la avería que se hizo en el sector de la construcción y por la duración de la actual fase de expansión, que ya viene desde primeros del 2015.

España a velocidad de crucero.
España a velocidad de crucero.

Ese es, o mejor dicho, debería ser, el consenso entre los analistas tras conocerse los últimos datos de crecimiento del empleo y de la producciónde bienes y servicios o PIB. En ellos, las tasas de crecimiento anual de ambas variables en el primer trimestre de 2017 repiten los del trimestre anterior. Tema distinto, como seguro habrán considerado al leer el título, es hacia dónde va la nave, que al timón va el seor Mariano, gran adicto al piloto automático para procrastinar, y a su vera, sor Soraya, de quien se dice es, además, gran directora de la Telebasura y de otros grandes medias con los que creen pueden controlar esa jauría de iluminados y sociópatas de la política que terminarán hundiendo el barco, incluidos los del invento pirómano para llevarse un trozo del mismo.

Luego están las últimas tonterías que ha dicho la cúpula Banco de España quitando mérito a los españoles por los buenos resultados, una muestra más de su incompetencia y de que sigue sin ocuparse de los suyo (por ejemplo). Pero qué van a saber ellos de méritos, si después del desastre del que son los mayores responsables siguen cobrando igual cuando deberían estar padeciendo la pobreza de sus víctimas. Les da igual, ellos están de crucero vitalicio, como el resto de la casta.

Lo cierto es que los datos referidos son, sin lugar a dudas, muy buenos, sobre todo considerando la avería que se hizo en el sector de la construcción

Parásitos aparte, lo cierto es que los datos referidos son, sin lugar a dudas, muy buenos, sobre todo considerando la avería que se hizo en el sector de la construcción (cuyo seguimiento vimos en detalle) y por la duración de la actual fase de expansión, que ya viene desde primeros del 2015, aunque, por aquello de querer hacer las cosas mal empecinadamente, algunos siguen hablando de "recuperación" pues en el fondo se quiere que vuelva lo de antes, que en eso también vamos a velocidad de crucero, dale que te pego a piñón fijo hasta que se acierte (imposible) o reviente el invento (casi seguro).

Pero antes de entrar en los datos conviene repasar como están las aguas internacionales, que lo que intentaremos ver hoy es si nos van a amargar el verano antes mirar allargo plazo contra el que la partitocracia española gira sin parar todo tipo de deudas.

Cambio de orden

Mientras todo indica que la señora Merkel repetirá mandato y que Alemania seguirá imponiendo su orden en Europa (Brexit, Macron, Piigs, etc.), su Cuarto Reich, algo que también incuba serios problemas a medio plazo y que hace salivar a la casta extractiva socialdemócrata que nos parasita por el juego que les da, en Estados Unidos han visto por fin el iceberg y su antes imprevisible presidente intenta hoy, Congreso y Establishment mediante, cambiar el rumbo de su nave, que también va a velocidad de crucero, lenta, creciendo cerca de un 2% real, aunque ya aparecen muchos signos de agotamiento. Difícil  lo tiene Trump dadas las dimensiones del buque, pero en ello está; le llevará su tiempo y disgustos y, siendo como es, empecinado y trabajador, seguro que notaremos sus efectos en el comercio internacional. Luego está el problemón de Corea del Norte, donde creo, como George Friedman, que terminará muy mal, aunque no lo veo tan inminente, de modo que ni en esto ni en la economía creo que nos amargarán el verano, como mucho al final.

Luego está el caso de Gran Bretaña, otro país europeo que fantasea con no afrontar la nueva geopolítca, que es nuestro principal emisor de turistas, que está en ese duro trance de digerir su burbujón inmobiliario, también inducido desde el Estado, y todo mientras su importante pero muy menguado sector manufacturero, encantado con la devaluación de la libra, trata de compensar la enorme avería que en el sector servicios les crea el Brexit. Duro baño de realidad a sus fantasías enquistadas, una realidad y que podrían evadir rompiendo la baraja de su particular casino optando por ese profeta de la moribunda socialdemocracia que es Corbyn, un resultado catastrófico pero que tampoco nos debería amargar este verano.

Así que, como no parece que habrá ningún desastre a corto plazo que dé un giro radical a la situación económica, repasemos nuestros datos a ver que nos dicen.

Aviso a navegantes

La tasa de crecimiento del empleo ha bajado del entorno del 3,25% interanual del 2014 al 2015 (el primer trimestre de 2016 fue "raro") al del 2,25% actual, toda una pérdida de un punto sobre la que no se ha prestado la debida atención pues, como denunciamos en este blog desde el principio, el empleo, a la hora de la verdad, no le importa a nadie, lo que gusta son las tierras prometidas y otras fantasía para chupar de "lo público". Dicho cambio de ritmo ha significado que en vez de aumentar el empleo en quinientas mil personas al año, en números gruesos, lo hace en unos cuatrocientos mil, con lo que, tenemos otros cien mil españoles al año a los que se les alargan sus penurias. Y la casta, a lo suyo.

Employment per quarter Spain.
Employment per quarter Spain. L.R.

¿Es acaso normal lo que está ocurriendo? Si por normalidad se entiende lo que el sistema (político y económico) da de sí, pues lamentablemente sí. Verán, si uno toma la función de empleo española (siguiente gráfica) entre 1986 y 2017, lo que ocurre es "normal", el problema es que esa función tiene información de décadas de mala forma de gobierno cuya mala política nos ha traído hasta aquí y lo que se trata es de batirla, vencerla, cambiarla y no de hacer un Rajoy y psah, que siga el piloto automático.

Spanish Employment Function.
Spanish Employment Function. L.R.

Hacer un Rajoy

Que en gestión económica consiste en no reformar "lo público", su partitocracia, no explicar lo que se hace y encima cargar los esfuerzos sobre los más débiles, con sus manías ideológicas del que el lío energético es solo otro ejemplo más. Ese error de enfoque, que hemos denunciado desde antes de escribir aquello del "Nazismo y la devaluación interna", lo traigo a colación porque a partir de comienzos del 2016 hay un bajón brusco en el ratio de empleo en relación al PIB y su causa es política.

Dicho fenómeno lo pueden ver en la siguiente gráfica, donde el PIB modera su crecimiento al 3% anual (repito, quitado construcción, está muy bien), mientras la del empleo hace un picado claro. La evolución de la primera variable es la que corresponde a un proceso de aceleración del crecimiento que luego se estabiliza, la de la segunda no.

GDP & Employment Spain.
GDP & Employment Spain. L.R.

Volver a las andadas

¿Y qué pasó a finales de 2015? Pues que tras hacernos un Rajoy, ganó la generación "Pedro Sánchez" (Él siempre "gana") y tuvimos lo que llamamos "Red dawn, amanecer rojo", imponiéndose desde el sistema político resultados electorales casi calcados a los de los años treinta del pasado siglo, así de antiguos y ruinosos son y, en su mediocridad y corrupción, no saben hacer otra cosa que copiar el pasado. Dichos resultados al Señor Rajoy le dan igual, con su "yo o el caos", creyendo que los españoles aguantan cualquier cosa y no se echarán al monte y si lo hacen, que se jodan y con su ruina se lo coman. Además, para seguir parasitando siempre podemos hacer como Portugal, que margen para endeudar (robar) al pueblo otro 30% de PIB tienen, aritmética sociópata hecha, encima, con sus datos oficiales de PIB y Deuda Pública.

Se entiende pues, que ante el riesgo de un desastre político como el que se abrió en 2015, al dañarse las expectativas de los agentes económicos (lo vimos) las empresas prefieran atender su crecimiento yendo justas de trabajadores, algo que pronto nos habrá costado doscientos mil empleos. Lógicamente, ese resultado alarga la parte mala, como los malos salarios, el alto paro y el declive demográfico, mientras sigue el parasitismo político y la incompetencia del Banco de España con su interminable restructuración bancaria que, como con tantos otros temas, son claras amenazas a nuestro bienestar pero que no creo que revienten durante el verano. Esperemos que sea así y puedan Ustedes disfrutar de un reparador período estival que, en lo económico, debería ser parecido al del último año. Que tengan un feliz verano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba