OPINIÓN

La Crisis del Siglo (y II)

Los españoles han estado acostumbrados a que el Estado, primero con Franco y luego con la oligarquía de partidos estatales, les diga lo que tienen que hacer, a la propaganda, el adoctrinamiento y a sembrar el odio al prójimo, ya ven el resultado demográfico de su experimento desastroso.

La Crisis del Siglo (y II).
La Crisis del Siglo (y II). EFE

La semana pasada exploramos el experimento demográfico que se estaba haciendo con nuestro sujeto constituyente gracias a un sistema electoral que le impide elegir representantes. También decíamos que ahora, con el deliro nacionalista de la casta en Cataluña, en plena alerta terrorista 4 , había que aprovechar que el sujeto constituyente (no su Estado, que es lo que no controla) se había espabilado un poco, para advertirle de que lo que viene es mucho peor y, para hacer esto último, exploraremos los patrones históricos del Islam y el enorme desequilibrio demográfico que se está produciendo en el Mediterráneo.

El Islam y la Globalización

El mito de las excelencias del sistema islámico lo derribamos en el artículo " Los godos son malísimos "; allí vimos que, en términos de renta per cápita, a medida que los países se islamizaban se empobrecían y quedaban peor que antes. Ninguna sorpresa para los lectores de este blog pues, como siempre hemos dicho, un Credo, más o menos racional, determina una Moral y ésta, a su vez, fija una Política que a su vez determina una Economía, en este caso ruinosa. Sin el efecto de Occidente, ese es el patrón económico islámico; lamentablemente, desde aquí se les dice que no tienen ningún problema y que la culpa de sus males es nuestra.

No podemos verlo en detalle pero dicho patrón económico siguió hasta, más o menos, el año 1820, salvo una cierta mejoría en Turquía, cuando montó su imperio califal y en ciertas zonas por el mayor comercio de Europa con Asía y África. Esa degradación cambió hacia 1820-1850, una vez resuelta la crisis europea del siglo-ciclo XIX y arranca la primera globalización (G1 en la gráfica siguiente); entonces, empieza a mejorar algo su renta per cápita.

Mediterranean GDP per Capita Clash.
Mediterranean GDP per Capita Clash. L.R.

Sin embargo, la globalización que en realidad saca de lo peor del Mundo Antiguo (no de la Edad Media, como dicen algunos ignorantes) a una parte importante de sus poblaciones, creo que temporalmente, es la segunda (G2), que podemos decir arranca en 1950 tras resolverse la crisis del siglo-ciclo XX (1914-1944), todo un ejemplo de lo terrible que es demorar el cambio (como hacemos ahora) de orden y pensamiento (zeitgeist). Por cierto, a España nunca le había ido tan bien desde Roma como con la supremacía estadounidense, cosa que vimos en " La Odisea de Hispania"; lo cual explica, en parte, por qué nuestra "izquierda" lacaya del nacionalismo es tan antiamericana, cuando lo que se trata es de que sepamos lidiar inteligentemente con ese poder global , que además será clave en lo que viene.

La bomba demográfica

El daño del sistema islámico también se nota en la demografía y, por ejemplo, se estima que hacia 1820 Iraq tenía casi la mitad de la población anterior al islamismo (año 650, más o menos), donde podemos suponer que los más afectados fueron los no musulmanes (también hay otros daños demográficos graves ). A los ideólogos islámicos les gusta llamar Gran Satán a Estados Unidos, que es una falacia como la de "España nos roba" pero en global, sin embargo, gracias a sus políticas, relanzan la primera globalización y el Islam multiplica casi por veinte la población de 1820, y no tiene visos de parar, sino todo lo contrario. (Los datos de la gráfica son 2008, anteriores a la explosión inmigratoria en Europa)

Mediterranean Population Clash.
Mediterranean Population Clash. L.R.

Un orden insostenible

Es común en el Islam, como en nuestra "izquierda" y nacionalistas, o en los que manipulan a los Millenials, exigir más y más a los demás; lo que ocurre es que el sistema no da más de sí, como lo demuestra ( lo vimos ) el crecimiento de la masa salarial en el PIB americano, la verdadera financiadora del orden global actual ; aparte que el peso de la deuda pública se redujo gracias a la inflación de la primera parte del ciclo largo y se pudo financiar el actual orden y repartir producciones alrededor del Mundo. Eso se acabó.

Long Cycle and Real Salaries.
Long Cycle and Real Salaries. L.R.

Lo que se ve, en la tectónica de bloques económicos , es que Asia y la UE quieren seguir medrando a costa de Estados Unidos quien, asúmanoslo, ya no da más de sí en términos de repartir centros de producción. Además, al ser más difícil generar renta salarial total, la renta per cápita caerá con la explosión demográfica islámica y, cuando las cosas, siendo ya muy malas, se pongan peor, los países islámicos harán lo de siempre: creer que eso les pasa por no seguir íntegramente su credo religioso , como predije en 2013 para Turquía (y que me costó más de un disgusto), país que va como preveía. El escenario está claro: de Marruecos a Irán, Egipto, Filipinas, El Congo, Pakistán, Londres o Bruselas, por solo citar algunos, vivirán más integrismo y, consecuentemente, la violencia será creciente. Ese es otro patrón secular.

Incompatibilidad cultural

Pensemos, por ejemplo, en esos grandes promotores del islamismo, los saudíes, muy influyentes en Marruecos, donde Mohamed Bin Laden se casó 22 veces con distintas mujeres (¿Qué pasa con los 22 solteros?), tuvo 54-56 hijos y uno de ellos, Osama, encontró tiempo en su carrera terrorista para "atender" seis esposas y engendrar 20-26 hijos, según fuentes. Hablamos pues de otro mundo en que esto se ve normal y es incluso admirado.

Lo anterior es solo un ejemplo de muchos y la lista de incompatibilidades con los valores Occidentales sería larguísima ; si alguien quiere profundizar en ello, hay un libro, "Moon-o-theism", que, independientemente de su forma de hacer la crítica o de quien o quienes están detrás del seudónimo (esa es otra), en sus 1.193 páginas las tienen casi todas según los textos islámicos. El Islam no cambia (otro patrón secular) y, por ejemplo, lo que hoy hace ISIS con los prisioneros ya nos ocurrió en Marruecos en 1923, en Marruecos, en Monte Arruit , cuando a tres mil soldados españoles - de los que nadie se acuerda - tras su rendición pactada, los mataron a degüello como corderitos según una vieja costumbre islámica, sobreviviendo solo 60 de ellos.

Incompatibilidad religiosa

A los no creyentes les cuesta bastante entender el efecto de las creencias religiosas en las poblaciones, pero deben hacer un esfuerzo y espero que el siguiente ejemplo les ayude; aparte que, si el siglo-ciclo XX fue el de las ideologías, el XXI apunta a que será el de las religiones . El Islam, por su diseño, es incompatible con otros hecho nacionales dada la forma en que fija paradigmas sobre los dos pilares fundamentales del sujeto constituyente, el étnico y el religioso. Veamos uno:

La fiesta del cordero islámica . Como recordarán, Abraham va a ofrecer a su hijo Isaac en sacrificio, un ángel le interrumpe y aparece un carnero con la cabeza asida a un arbusto que le sustituye, luego Isaac desaparece del relato hasta que se encuentra con su esposa Rebeca; para los cristianos, unos dos mil años más tarde, en el mismo sitio, otro padre contempla el sacrificio de su hijo para la redención del Mundo, hijo que reaparecerá cuando se encuentre con su esposa: la iglesia de Cristo . El caso es que la Biblia tiene sus formas de verificarse, por sus códigos de autentificación , por sus profecías y por los misterios que luego se desvelan en el Nuevo Testamento y el pasaje de Isaac incluye varios de ellos, todos fundamentales.

El caso es que, al menos 700 años después de Cristo, en un "sí pero no" muy gnóstico, aparece una nueva versión, inédita hasta entonces, dada por los musulmanes: no fue Isaac sino Ismael, cargándose de un plumazo todo lo anterior; versión que, además implica sustituir a los judíos como pueblo elegido. No sé para Ustedes, pero para mí la incompatibilidad con el judeocristianismo es absoluta, salvo que uno de los dos abandone su religión , lo cual nos lleva a España, donde su oligarquía de partidos estatales experimenta con el sujeto constituyente.

La vulnerabilidad española

Donde se ve claramente nuestra mayor vulnerabilidad es en el desastre demográfico que pueden ver en la siguiente gráfica (la barra roja debería tener un tamaño similar a la azul) y que pesará como una losa, sobre todo dentro de unos diez años, algo que exigirá medidas presupuestarias aún más duras y que seguro se harán mal por no tener un sistema electoral representativo.

Generaciones españolas en 2015.
Generaciones españolas en 2015. L.R.

En una reciente conferencia en Budapest, George Friedman , que se le ve que está harto de que los Millenials crean que con un peinado japonés y un i-phone ya saben de qué va la vida, decía, entre otras cosas de interés, que casi cada cien años ocurre una guerra que llama sistémica, y que las guerras ocurren cuando una nación decae y otra (rival, vecina) asciende y, lo que dice la demografía, está clarísimo. ¿Solución? Armarse, diversificar mercados y aislarse del Islam lo máximo posible, sobre todo en temas migratorios; aparte que no es un mercado importante para nosotros y, salvo lo energético, sería totalmente prescindible.

Luego está nuestro conflicto con Marruecos, que pronto nos superará en población y que muchos de los terroristas islámicos son marroquíes , así como un largo etcétera. Será muy duro y exigirá decisiones difíciles y, como tal vez sepan, pienso que deberíamos ir a un orden parecido al israelí, lo que implica muchas cosas. ¿Volverá la mili? Seguramente y, mientras nosotros seguíamos en un mar de populismos y un océano de contradicciones y mentiras, a principios de este año Suecia recuperó la mili, que los godos son malísimos, cosa que aquí habría tenido a podemonios y nacionalistas, vividores del cuento, llorando y pataleando como los niñitos y nenazas malcriados que son.

Convergencia y crisis del siglo

Los españoles han estado acostumbrados a que el Estado, primero con Franco y luego con la oligarquía de partidos estatales, les diga lo que tienen que hacer, a la propaganda, el adoctrinamiento y a sembrar el odio al prójimo, ya ven el resultado demográfico de su experimento desastroso. Pues bien, ahora es el momento de la normalidad, de que sean los ciudadanos quienes puedan elegir sus representantes para aplicar soluciones según sus intereses, en inmigración, en defensa, en salarios públicos, en la estructura del Estado Autonómico, etc.

Lamentablemente, como una de las características del pensamiento dominante es mentir y hacer trampas, será la convergencia de la degeneración del orden interno y la explosión demográfica islámica quienes impongan sus condiciones, poniendo en peligro nuestra existencia como nación y nada garantiza que tengamos éxito; de hecho, dado nuestro sistema político, me temo lo peor. Ustedes mismos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba