OPINIÓN

¿El Crash de Yellen?

La FED por fin amaga y dispara, no cómo antes, en 2014 y 2015, que daba un horizonte de tipos y no lo cumplía, que igual le hacía pupita a Obama-Clinton.

¿El Crash de Yellen?
¿El Crash de Yellen? EFE

Por esas cosas extrañas de la política monetaria internacional, la Reserva Federal americana o FED, uno de los bancos centrales que hasta antes de ayer era de los más laxos en sus decisiones sobre expansión monetaria, ha pasado ahora a ser un verdadero halcón, un tema clave al que creo no se le ha dado la importancia requerida, tal vez por no querer tener más preocupaciones y que todo siga igual, sobre todo pensando en el descanso veraniego. Los temas monetarios, complejos y extensos, han sido claves desde 2008 y, consecuentemente, les hemos dedicado tanto tiempo que nos ha dado para un libro.

El caso es que ahora viene contracción monetaria, que fue lo que nos anunció su "chairwoman" hace casi un mes y, posteriormente, lo ha reafirmado en otras ocasiones. A la señora Yellen también le hemos dedicado bastante tiempo, no porque sea una buena economista (mucho mejor es Elvira Sajipzádovna Nabiúllina), sino por el poder que tiene. Como Drgahi, es miembro del clan Fisher, lo vimos en "Calamity Yellen y la noche estrellada", y entre ambos determinan el devenir financiero de Occidente, toda una anormalidad sobre la que creo, parafraseando la canción "Starry, starry Night" del referido artículo, sufrir por la sensatez si no escucha nadie casi se me hace ya un ejercicio filantrópico inútil. El caso es que Calamity Yellen dijo que no veríamos en nuestras vidas otra crisis financiera y, jugadas del destino, va y se nos enferma en Londonistán, donde andaba, como buena "miembra" de la generación sociópata, de vinos y rosas socialdemócratas, la muy castuza. Desgracias no deseadas aparte, veámonos sus decisiones y los datos.

Subida de tipos

La FED por fin amaga y dispara, no cómo antes, en 2014 y 2015, que daba un horizonte de tipos (siguiente gráfica) y no lo cumplía, que igual le hacía pupita a Obama-Clinton. Ahora sí cumple, y me parece bien, aunque tarde, pues hay que acabar con la brutal represión financiera por la que los ahorradores subvencionan a los deudores y se distorsionan las relaciones sistémicas entre ahorro e inversión, empeorando la sobre oferta agregada y, por tanto, la presión deflacionaria del sistema en este fin de ciclo largo. Así que subieron el tipo de intervención al 1,75%; a la reservas excedentarias, de las que hablaremos luego, les pagan el 1,25%.   

FOMC rate consensus.
FOMC rate consensus. L.R.

Contracción monetaria

Como lo otro estaba bien, van y lo fastidian con una vuelta de tuerca progresiva, que, en su mal entendido "Progresismo", nos pasan del tratamiento homeopático al sangrado del sistema cual barbero medieval. Así que, si antes hubo "Quantitative Easing" ahora viene "Quantitative Bleeding", o sangrado cuantitativo. Se espera que empiecen a meter navaja en septiembre de este año.

El plan consiste en vender lostítulos del Tesoro (o no renovarlos a su vencimiento) que compró la FED durante los QEs, y lo harán de la siguiente manera: 6.000 millones al mes que se incrementarán en otros 6.000 a intervalos de tres meses hasta alcanzar los 30.000 millones al mes, momento en que se seguirá vendiendo esa cantidad cada mes hasta que lo consideren conveniente. En un año serían 204.000 millones de dólares.

La otra venta de activos (o no reposición) provenientes de los QEs son los títulos con respaldo hipotecario (MBS), que se hará como sigue: 4.000 millones al mes que se incrementaran cada tres meses en otros 4.000 millones hasta llegar a 20.000 millones de dólares por mes. Esto supondría unos 136.000 millones en un año; como en el caso anterior, hay debate sobre como cuentan y cuando empieza el mes, pero se acepta que ambos totalizarían 340.000 en un año; en ese momento estarán contrayendo la cantidad de dinero en 50.000 millones al mes, más o menos la media de los QE,s (ver siguiente gráfica).

Net FED QE.
Net FED QE. L.R.

La última vez que la FED redujo su tenencia de títulos (sin anuncio)  fue entre 2007-2009, entonces se venía de una agresiva política de subida de tipos de intervención con el fin de combatir la inflación (que hoy no es problema). Fue cuando recién entró Bernanke y salió Greenspan. Oh, wait! ¿No fue ese el período en que explotó la burbuja sub-prime? Justamente, pero lo peor fue que en pleno crash bursátil fue cuando más contrajeron la cantidad de dinero, 150.000 millones de dólares, que además, como saben, tiene un efecto multiplicador, que tiene "nitro" esto. ¿O sea, que lo pusieron peor? Exacto, pues entonces no había reservas excedentarias (línea roja siguiente gráfica), que pudieran esterilizar esa contracción monetaria; hoy sí, afortunadamente, ya que la mitad de los QEs se aparcaron allí. Y uno se pregunta: ¿Estas cosas las hacen por incompetencia o por corrupción?

Qtity of Money & Excess of Reserves.
Qtity of Money & Excess of Reserves. L.R.

El caso es que la cantidad de dinero (línea azul gráfica anterior) venía creciendo moderadamente, cerca de un 7% anual, y desde que se acabó el QE3 las reservas excedentarias (sobre lo obligado legalmente) han bajado casi un 20%. Además, ese crecimiento de la cantidad de dinero al 7% se ha moderado al 5% en el último trimestre y, con una economía creciendo poco más del 2% y la inflación algo similar, un crecimiento del PIB nominal del 4-5% no justifica contraer la cantidad de dinero casi un 2% en un año. ¿Por qué lo hacen?

Moderación crediticia

Tanto el crédito industrial y comercial como para adquisición de inmuebles, se ha moderado; de hecho, el industrial, se comporta como en pre-recesión, pero esto puede deberse a que hace un año había el riesgo de una nueva administración. Así que, salvo el inmobiliario, donde parece que la pandemia global por el pisito no tener cura, el comportamiento no es para forzar una contracción crediticia.

US Lending Activity.
US Lending Activity. L.R.

Cantidad de dinero y balance macro

En 2015 los activos financieros totales eran casi 220.000 billones, habiendo crecido casi un 24% en tres años, de modo que los QEs, que llegaron a 4,2 billones de dólares y casi la mitad se fue reservas excedentarias, son solo, en el neto, casi el 1% de los activos financieros totales. Como se ve, no hace falta mucho dinero para aliviaruna crisis de liquidez que esté produciendo liquidaciones forzadas de activos (producto de un crash) ni, por tanto, tampoco para producir una crisis de liquidez, aparte que los pánicos vendedores tienen más que ver con la demanda de dinero , tema que estaba resuelto con las reservas excedentarias.

Net Walth USA UK Spain Macro Balance in local currecny.
Net Walth USA UK Spain Macro Balance in local currecny. L.R.

Con las burbujas pasa algo similar, una vez que se genera un frenesí comprador, ya buscará el sistema las formas y los instrumentos para aumentar la velocidad de circulación del dinero y construir el proceso piramidal, y por eso han ocurrido con distintos sistemas monetarios. Lógicamente, si les das más dinero, peor; pero no es el caso desde 2014, cuando empezó el taper, y lo suyo sería que las autoridades avisaran de la sobrevaloración, que datos tienen.

¿Y dónde está la burbuja?

Pues en el mercado de acciones; lo vimos en "¿Burbujón de Trump?", burbujón que no es de él, pero bueno. ¿Y por qué no han intervenido antes? Pues por las elecciones, que se suponía que tenía que ganar Hillary Clinton, no hay otra explicación. ¿Y por qué ahora? Aparte de un "más vale tarde que nunca", ocurre que les queda un calendario electoral ideal para echarle el muerto a Trump, pues en 2018 hay elecciones al Congreso de todos los representantes (eso que no tenemos aquí) y parte del Senado, buscando así mayoría anti-Trump en el Congreso y paralizarle más su acción ejecutiva para salir de él de una vez, que allí la guerra del Establishment, en su desesperación, es a muerte. También podría ocurrir que Trump monte una guerra, que lo de Corea del Norte es insostenible, lo cual daría un año 2018 horrible: crash más guerra cosa que, muertos aparte, es el peor escenario bursátil.

Esperemos que no sea así y que, tras los típicos malos meses de septiembre y octubre próximos, haya un rally, también típico, de Navidades. Luego estaría la fuerte corrección de enero y, ya más adelante, con la contracción monetaria haciendo daño, un año de fuerte corrección que se hará más dura a partir de mayo. Así es como veo la estrategia bursátil para 2018 hoy, todo dicho, como siempre, con la debida reserva legal. Suerte a todos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba