OPINIÓN

¿Burbujón de Trump?

Pensando en esa lucha de intereses y en nuestro caso particular, de los tiempos de la burbuja inmobiliaria, cuando grandes medios públicos y privados espolearon la fantasía, se creyeron sus mentiras y dejaron al sector financiero zombi, toca evaluar qué hay de serio en esas cotizaciones.

¿Burbujón de Trump?
¿Burbujón de Trump? EFE

Una pregunta del todo pertinente cuando cada día se leen las noticias sobre las cotizaciones bursátiles estadounidenses, máxime tras el primer discurso sobre el estado de la Unión del presidente Trump, en que estuvo muy presidencial y remarcó que cumple sus promesas; promesas que, como veremos, tienen algo que ver con toda la fiesta alcista que ya va por un 11% de subida desde el ocho de noviembre pasado cuando ganó las elecciones. Fabuwonderful! Chachibunderbar! ¿No será "wunderwaffen" y "esto" explota? Todas explotan.

Luego está el tema de los grandes - por tamaño - medios de comunicación que siguen con su guerra particular contra el presidente, su familia, etc. que no respetan nada, volviendo a poner de manifiesto la necesidad de preguntarse si uno se puede fiar de esta pandilla de "establecidos", Obama-adictos, defensores de intereses particulares, tal vez inconfesables por las servidumbres de su ruina económica.

Pensando en esa lucha de intereses y en nuestro caso particular, de los tiempos de la burbuja inmobiliaria, cuando grandes medios públicos y privados espolearon la fantasía, se creyeron sus mentiras y dejaron al sector financiero zombi, toca evaluar qué hay de serio en esas cotizaciones. Por cierto, los mismos que impulsaron el desastre aquí, han vuelto, con sus mismos "expertos" a vendernos un revival, que da casi risa verles de nuevo, y no digamos cuando se dan premios, auto-citan, etc. ¿Pasa algo parecido con las bolsas americanas, es acaso todo producto de la psicopatía de unos Mass Media bipolares? Veámoslo.

Mejora de fundamentos

Recientemente, cuando analizábamos "la confianza americana", decíamos que había que esperar un poco a ver más datos por si alguno clave variaba y sí, uno ha "mejorado": la previsión de crecimiento del PIB en el cuarto trimestre, pasando de, agárrense, un dato anterior del 1,5% anual a otro de 1,9% (4% nominal). Esa "mejora", que como se ve, no es para echar cohetes, se debe en buena parte al mejor estado de ánimo - del que hablamos - de los estadounidenses tras el cambio, este de verdad, de gobierno; por otro lado, también se aseguran tres subidas de tipos por la FED este año, si la economía americana sigue en esa "línea".

USA GDP Growth.
USA GDP Growth. L.R.

Como siempre, hay que comentar sobre la gráfica anterior que, hasta el 2009, bajar del 2% dos trimestres seguidos tenía una probabilidades de recesión próximas al 75%. Hoy no, son otros tiempos y esa línea se ha convertido en la zona "natural" de crecimiento; todo un signo de la fase del ciclo largo en que nos encontramos y donde realmente está el reto de Trump para respaldar esas cotizaciones estratosféricas. ¿Ha "mejorado" algo más? Veámoslo.

Beneficios corporativos

Pues no. Siguen a un nivel parecido a los de junio de 2014 y un 7% por encima de los de junio 2012, aunque ese el último dato es hasta septiembre 2016, que la contabilidad nacional va más despacio. Ocurre una coincidencia estadística con el índice S&P500 que me gusta ilustrar (siguiente gráfica) y es un indicador más de territorio burbuja (línea azul sobre línea roja) y, si las cosas siguen así, esto va camino de parecerse a los tiempos de las punto.com pero con unos fundamentos macro mucho peores, que cada burbuja es diferente

USA Corporate Profits and S&P.
USA Corporate Profits and S&P. L.R.

¿No será que han mejorado los márgenes?

Es decir, que con lo mismo, más (1,9%) o menos, se gana más y, aunque el S&P500 no incluye todas las corporaciones de la contabilidad nacional, es, por su tamaño, el que más se le aproxima. La respuesta a la pregunta es no; los márgenes siguen en su línea de siempre, salvo recesiones (siguiente gráfica).

S&P500 Operating Margin.
S&P500 Operating Margin. L.R.

Por supuesto hay que considerar que, cuando se incluye la rebaja de impuestos corporativos prometida por Trump, que cumple sus promesas como sabemos, entonces el margen se eleva, lógicamente, y ahí es donde, por decirlo coloquialmente, se le ve el queso a la tostada. Esa subida la señalamos en la gráfica según un tipo efectivo medio actual, obtenido de la contabilidad nacional, del 30,7% que se reduciría al 20%.

Luego faltaría una reducción prometida, hoy indeterminada, de impuestos a la producción, que busca eliminar la desventaja comparativa en el comercio internacional del sistema fiscal estadounidense, conocido como "border-adjustment tax" (tema que no entraremos por su complejidad), otra de esas anomalías de la Pax Americana pensada para favorecer el crecimiento mundial.

Hemos de pensar, además, que los impuestos a la producción suelen duplicar a los corporativos y, siendo las exportaciones próximas al 10% del PIB, la rebaja propuesta tendría un efecto, en términos absolutos, muy similar, aparte que favorecería las exportaciones al darle un marco impositivo similar a las del resto del mundo. Lo que ya es más difícil es llevar esto a la estadística de los índices globales, pues el efecto puede ser de suma cero, razón por la que no lo incluimos; lo cual no quita que se re-localice la producción, cosa que nos puede hacer daño, algo que "nuestra" cleptocracia ni lo ve.

Beneficios por acción

Como siempre recordamos, una de las "cosucas" que hacen las corporaciones es recomprar acciones para, vía reducción de su número, aumentar el beneficio por acción, substracción que ronda el 4% anual; de modo que si, como se ve en la siguiente gráfica, hace un movimiento lateral, la realidad es que los beneficios totales podrían incluso estar disminuyendo, cosa que sabíamos de la primera gráfica. Luego, si se incluye la rebaja fiscal a corporaciones, suben casi un 15%, que es lo que ha subido la bolsa, más o menos, con lo que el PER "no" cambia y seguimos en nivel burbuja, como en 2016. Tema distinto es que, a futuro, Estados Unidos sea incluso más atractivo para las corporaciones globales de lo que ya lo era.

S&P500 Earnings per Share.
S&P500 Earnings per Share. L.R.

El queso y la tostada

En una Sociedad como la nuestra, en que los medios aúpan saltimbanquis financiados por quiebra-países y donde abundan personajes que propagan idioteces del tipo "se realista pide lo imposible", podría pensarse que estas medidas fiscales son como si Melania Trump bajara de los cielos regalando billetes y solo son más aire caliente para el globo. Sin embargo, la realidad es que son parte de un plan más complejo, que incluye un control de la oferta laboral inmigrante poco cualificada y no integrable, de un presidente que pareciera que quiere que sus ciudadanos vivan como en ese país en que Merkel es Mary Poppins y que, cuando propones algo parecido, con otras formas, aquí y allí los promotores del modelo "gran México" o "gran Marruecos" te llaman fascista, xenófobo o cualquier otra estupidez y todo, claro, muy calentado por unos grandes medios de comunicación claramente vendidos. 

No, la burbuja no es de Trump; de hecho, durante la campaña dijo que había una burbuja y que tan pronto se fuera Obama las subidas gordas de tipos se las pasarían al siguiente. ¿Qué podía hacer entonces Trump tras su victoria, esperar a que explotara para aplicar su programa de cambio? Un cambio en que el mayor obstáculo es un Establishment, con sus predicadores mediáticos del multiculturalismo de conveniencia, que viven muy bien destruyendo la demografía de Occidente y que son los mayores enemigos de todos nosotros. Esa es la pelea. En cuanto a la burbuja, pues vete subiendo las stop-loss y ya veremos qué la detona, que así va "esto".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba