Libertad 2.0

Quo vadis, Pdr Schz?

Marcha en Madrid para pedir al régimen autoritario de Nicolás Maduro que deje de boicotear a Cáritas y permita la entrada de medicamentos en un país que sufre, por culpa del socialismo bolivariano, una grave crisis humanitaria. Diabéticos, enfermos oncológicos, ancianos, recién nacidos… en Venezuela ya no se encuentran medicamentos. En el hospital central de Caracas, los pacientes tienen que pagarse la anestesia, las medicinas, si las encuentran, y llevar hasta el papel higiénico. Algo de lo cual los de Podemos, asesores del desastre, no quieren que se hable. Pone demasiado en evidencia su modelo para España.

Ya en 2011 desde CEPS se había pedido silenciar a Leopoldo López

Marcha en Madrid para exigir a un gobierno represor que deje de torturar en La Tumba a los estudiantes y ponga en libertad a los presos políticos, empezando por Leopoldo López, líder político opositor. Su padre encabeza el acto. El día anterior el centro cultural de Brunete (Madrid), en el que presenta su libro, aparece con la pintada “Leopoldo asesino”. Días antes en Asturias, gentes de Podemos le insultan, aunque Bescansa dice desconocerlo. Al fin y al cabo, ya en 2011 desde CEPS, el chiringuito de Iglesias, Monedero, Alegre y demás flora y fauna podemita, se había pedido silenciar a López, considerado un peligro para el chavismo.

En la marcha, a la que acuden cientos de venezolanos pero también solidarios españoles, se puede ver a líderes del Partido Popular como Andrea Levy o Javier Maíllo, de Ciudadanos como Ignacio Aguado o Begoña Villacís y de UPyD como Gorka Maneiro. A última hora se descuelga de la misma Albert Rivera, quien al día siguiente viajará, apoyado por el gobierno de Mariano Rajoy, a Caracas a defender la libertad. Un buen gesto. Lo que no se entiende es que pida consejo para ello a Rodríguez Zapatero, equidistante entre el tirano y la oposición. Cosas del inexistente centrismo que no acaba de encontrar su espacio.

El PSOE ni está ni se le espera.

Alberto Garzón, de Unidos Podemos, acaba de justificar la tortura de Leopoldo López, a quien acusa nada menos que de golpista, como si de Hugo Chávez se tratase.

Sánchez, ausente, tiene cosas mejores que hacer que defender la libertad. Pdr está pensando en cómo agarrarse, cual percebe a la roca, al sillón después del 26 de junio. Si para ello tiene que ponerse de alfombrilla del populismo nacionalista que ahora, después de la traición del PSC a sus electores, una de las razones de la existencia de Ciudadanos, se rebela en  Valencia, pelillos a la mar. La caída que los socialistas experimentan en todas las interesadas encuestas que se vienen publicando estos días parece inevitable. Ni siquiera los 90 escaños alcanzados el pasado mes de diciembre estarían garantizados. Sus votantes huyen hacia Podemos, Ciudadanos e incluso, y esa fue la gran novedad demoscópica que se produjo en el año 2011, hacia el PP. Pdr no escucha a González, que ve venir la hecatombe. En realidad, no escucha a nadie. Confía en entrar en algún gobierno en septiembre. El que sea.

Las bases del PSOE hace tiempo que han sido

podemizadas

Parece que la violencia calculada del populismo socialista de Iglesias podría lograr, veremos, adelantar al PSOE. Un PSOE anquilosado, viejo, sin ideas. La hegemonía de la izquierda la tienen desde tiempos de Rodríguez Zapatero, quien renunció a la tercera vía socialdemócrata que prometía en sus inicios, es decir, a homologarse a la socialdemocracia europea, para radicalizar a la histórica formación y volver a 1936. Por otra parte, las bases del PSOE hace tiempo que han sido podemizadas, como bien saben los profesores de la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense que hoy se sientan en el Congreso de los Diputados. Son gentes que prefieren pactar con los proetarras de Bildu antes que hacerlo con el PP. Patxi López jamás hubiera osado expulsar de la capilla ardiente de Isaías Carrasco a Arnaldo Otegi. Sí lo hizo con el hoy presidente del gobierno, Mariano Rajoy. Ese es el drama del PSOE, que es un partido muerto y, a día de hoy, sin sustituto en el horizonte.

Tan muerto está el PSOE que los cobardones barones, esos que, con la excepción andaluza, gobiernan gracias a Podemos y no por haber ganado elecciones, respirarían aliviados si el PSOE consiguiera mantener la segunda posición.

Tan muerto que tendrá que decidir si su entierro se produce después de una gran coalición con el PP, que es lo que quieren en Europa todos los que tienen dos dedos de frente, o si se entrega a los populistas y hunde con ello la economía española.

En cualquier caso, debido a los propios errores cometidos, el PSOE parece, como antes le sucediera al PASOK o al PS italiano, haber llegado por demérito propio, a su final.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba