OPINIÓN

El PSOE tiene que empezar a hablar de cómo crear riqueza

Un partido que quiera ser alternativa tiene que decirnos no solo cómo va a establecer la redistribución de lo que se genere sino cuál es la estrategia que nos propone para que el país que quiere gobernar prospere y genere esa riqueza que luego se repartirá.

Linea de montaje en una fábrica de automóviles.
Linea de montaje en una fábrica de automóviles.

Porque a repartir lo que hay le gana Cáritas.

El fin de semana pasado el PSOE celebró un encuentro en el que se habló de economía. Naturalmente que en las resoluciones del evento que se han hecho públicas, la socialdemocracia española se refiere con insistencia a la desigualdad, de la que somos campeones de Europa, a la injusticia e inestabilidad generadas por la desregulación laboral y a la necesidad de mejorar el reparto de la riqueza. Todo ello según lo esperable.

La forma de generar riqueza no es algo que un partido que se dice de Gobierno pueda desdeñar como si se tratase de algo que no fuese con él

Que los socialistas hagan hincapié en la redistribución de la riqueza no es ninguna sorpresa porque tal cosa forma parte del ADN de la izquierda en general. Por eso resulta más interesante atender a otras cosas de las que parece que también se habló un poquito y a las que seguramente habrá que volver a estar atentos, porque la forma de generar riqueza no es algo que un partido que se dice de Gobierno pueda desdeñar como si se tratase de algo que no fuese con él. Un partido que quiera ser alternativa tiene que decirnos no solo cómo va a establecer la redistribución de lo que se genere sino cuál es la estrategia que nos propone para que el país que quiere gobernar prospere y genere esa riqueza que luego se repartirá (nunca a gusto de todos, claro). 

Algo parece que se ha dicho a juzgar por los documentos publicados. Como, por ejemplo, que están en peligro “las formas de vida que las democracias liberales y los estados sociales y de derecho han sido capaces de desarrollar”. Bien. Que la izquierda ponga por escrito que el estado del bienestar es primo hermano de la democracia liberal es importante.

El discurso antiglobalización que quede para la extrema izquierda y para Trump

También leo que “la globalización justa y la revolución tecnológica son medios para hacer un mundo más sostenible social y ambientalmente”. Bien también. El discurso antiglobalización que quede para la extrema izquierda y para Trump.

Incluso han puesto por escrito que “Los países que mejor incorporen las tecnologías serán los que más crezcan, los que más empleos creen y los que generen la mayor parte del crecimiento de la renta mundial”. En este sentido los socialistas reivindican la apuesta que hicieron en su día por la I+D+i y reconocen que “España necesita abandonar el modelo yo lo hago más barato” y que “no puede permitirse continuar con la sangría de la fuga de talento”. Por ahí vamos también bien.

Pero quizás lo más llamativo es que no falta una alusión al mercado laboral, del que se dice que: “Necesitamos una regulación laboral que permita a las empresas adaptarse a un entorno cambiante y más competitivo y que permita, a su vez, un reparto equilibrado entre salarios y beneficios”. Ahí es nada.

Si la socialdemocracia renuncia a hablar de cómo enriquecernos y se conforma con competir en la liga de “a ver quién reparte mejor lo que hay” perderá

Todas estas ideas apuntan a que al menos algunos socialistas son conscientes de que hay que meterse en asuntos fangosos, que les pueden resultar incómodos, pero sobre los que tienen que tener alternativas serias y creíbles sin las que se quedarían en el limbo de una supuesta superioridad moral de la izquierda, rodeada de eslóganes sonoros pero vacía de propuestas reales.

Habrá que seguir atentos a ver si en esta materia se va cuajando una posición bien sólida del PSOE porque dejar el áspero campo de la creación de riqueza en manos de sus adversarios de la derecha es una peligrosa tentación y un camino seguro para mantenerse en la eterna oposición. 

Si la socialdemocracia renuncia a hablar de cómo enriquecernos y se conforma con competir en la liga de “a ver quién reparte mejor lo que hay” perderá. Le ganarán Cáritas y el Banco de Alimentos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba