OPINIÓN

Una gripe “española” que nunca fue tal

Llaman la atención las razones que llevaron a denominar como “española” a una de las más mortíferas de la historia y por qué no se denominó con algún otro gentilicio que le hubiera ido mucho mejor.

Gráfico de la mortalidad de la pandemia de gripe de 1918 en los EE.UU. y Europa.
Gráfico de la mortalidad de la pandemia de gripe de 1918 en los EE.UU. y Europa. National Museum of Health and Medicine

En el libro que he publicado recientemente La Conjura silenciada contra España, aporto más de cien ejemplos de cómo nuestra Historia común ha sido a menudo manipulada y alterada a instancias de nuestros competidores extranjeros (hasta aquí lo normal), con la sorprendente complicidad ingenua, y un tanto bobalicona, de una gran parte de los propios españoles.

Pues bien, en este artículo traigo a colación uno de esos extraños pero sintomáticos ejemplos: la calificación de una de las epidemias más mortíferas de la Historia como gripe “española”.Alguien en su sempiterna ingenuidad podrá decir que tal calificativo resulta irrelevante, aunque todavía hoy pasado más de un siglo así se la siga denominando. Pero esa asunción bienintencionada, más propia del pensamiento débil dominante, supone ignorar el poder de las palabras y del “marketing” a nivel internacional, que se los digan a los que llevan la la “marca España”.

¿Cuántas grandes enfermedades o epidemias conocen que tengan el gentilicio de su (supuesto) país de origen?

¿Cuántas grandes enfermedades o epidemias conocen que tengan el gentilicio de su (supuesto) país de origen? ¿Tal vez el ébola, la gripe aviar, el mosquito tigre, la peste negra…? Y ¿en cuántas de ellas es además falsa la asignación a ese país? No busquen, ya han encontrado esta “rara avis”: la gripe española. ¿Por qué alguien sería tan profundamente perverso como para perjudicar la imagen de todo un país atribuyéndole la causa de una enfermedad y además de forma falsa? Y sobre todo, ¿cómo es posible que ese país no haya puesto el grito en el cielo y haya reclamado indemnizaciones varias en todos los tribunales del mundo a los responsables?

Por de pronto, llaman la atención las razones que llevaron a denominar como “española” a una de las más mortíferas de la historia y por qué no se denominó con algún otro gentilicio que le hubiera ido mucho mejor. Pues bien, a este respecto cabe afirmar que las razones científicas o medianamente objetivas para tal apelación deshonrosa para nuestro país son sencillamente: ¡ninguna! El calificativo de “española” se le dio por parte de los países aliados durante la I Guerra Mundial, aportando unos extraños informes que aseguraban que la gripe había surgido en España e incluso que éste era el único país afectado. Por el contrario, el primer país contagiado en Europa fue ¡Francia!: ¿”gripe francesa”? ¡Ni en sueños!

El gran contagio se produjo entre los combatientes, pero no había que desmoralizar a las tropas, así que venía bien echar la culpa a un país neutral en la Gran Guerra. ¿Cuál se eligió? El de siempre, el de la leyenda negra, en de la Inquisición…, así llueve sobre mojado y nadie osaría replicar. No obstante, para ser honestos, tras asegurarse durante años que la primera cepa no había sido española hoy algunos científicos han vuelto a defender esta posibilidad. ¿Saben ustedes dónde trabajan? Investiguen, yo no me atrevo a juzgarlo, háganlo ustedes mismos.

Si no gripe francesa, debió llamarse al menos “gripe estadounidense” pues surgió al parecer en Estados Unidos

Y sin embargo…, si no gripe francesa, debió llamarse al menos “gripe estadounidense” pues surgió al parecer en Estados Unidos, y más concretamente en el Condado de Haskell en Kansas. Aunque a estas alturas ya podemos comprender que tal posibilidad, dado cómo se comportan unos y otros gobiernos, nunca hubiera podido materializarse en la práctica pues se habrían financiado, llegado el caso, todo tipo de estudios para negarlo. Por el contrario, nótese como ni siquiera en pleno siglo XXI, ni en materia de enfermedades nos libramos de la mala prensa (interesada).

En todo caso…., curiosamente o no, la gran pandemia por antonomasia, “la peste negra”, no lleva gentilicio, aunque bien podría y hasta debería, pero claro eso sería contaminar el buen nombre de un país que sabe vender sus logros en el mundo y ocultar sus fracasos, no como los ingenuos españoles.

¿Ya van atando cabos o todavía necesitan más? Pues bien sorprendentemente todavía hoy uno escucha en los medios de comunicación españoles referirse sin matices con esa denominación falsa e injusta a esta terrible gripe. ¿Se imaginan esto en Reino Unido, Francia o Estados Unidos?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba