La mirada emergente

La tecnología: una buena apuesta para aprovechar el crecimiento asiático

Con el fuerte crecimiento económico registrado por Asia en los últimos años, la región ha experimentado un importante salto en la adopción de las nuevas tecnologías, especialmente en lo referente a Internet y dispositivos móviles. Existen datos muy concretos y representativos que justifican el auge de esta demanda. Todos ellos, muy familiares para cualquiera de nosotros.

Además, el auge de las clases medias en Asia-Pacífico convierte a esta región en una de las mejor posicionadas para registrar un mayor incremento de la demanda de tecnología. Una comparativa global del número de conexiones de banda ancha por regiones muestra cómo la cifra se ha disparado en la región de Asia Pacífico. En 2008, apenas había 200 millones de conexiones en toda la región, mientras que en 2015 este dato había repuntado por encima de los 1.400 millones. En Estados Unidos, esta cifra se encontraba por debajo de los 100 millones en 2008 y en 2015 era algo superior a los 200 millones. El ritmo, por tanto, es especialmente elevado en Asia.

Sin embargo, esta gran aceleración de la banda ancha, no implica un mercado saturado, como está ocurriendo en las economías occidentales. Varios datos muestran que la penetración de internet sigue siendo inferior en Asia, que en otras regiones. Al fin y al cabo, Asia concentra los índices de población más elevados del mundo, por lo que el potencial aquí sigue siendo muy elevado.

¿Y qué indicadores adelantan un mayor uso de tecnologías móviles? Un estudio que elaboramos en Mirae Asset muestra una significativa correlación entre el PIB per capita y la adopción de smartphones:a mayor nivel de desarrollo económico, más uso de tecnologías móviles.

Gráfico de Mirabaud
Gráfico de Mirabaud

Teniendo en cuenta todos estos ingredientes, conviene dar un paso más allá. Conforme el mundo se interconecta y consume más contenido online, el tráfico de datos proliferará como consecuencia, y se espera que la expansión sea especialmente elevada en Asia Pacífico. Este fenómeno ofrece una oportunidad para los proveedores de redes de datos, con una serie de campeones locales capitalizando su tráfico.

Por último, también conviene fijarse en otro detalle: la monetización. Algunos de los grupos asiáticos más vanguardistas en software móvil, como Tencent (WeChat) o Naver (Line) están por delante de gigantes como Facebook (Whatsapp y Facebook Messenger) a la hora de monetizar sus plataformas de mensajería. Un aspecto clave a la hora de rentabilizar negocios.

De esta manera, una apuesta selectiva por compañías tecnológicas asiáticas se presenta como una buena opción para aprovechar las interesantes dinámicas de crecimiento de los mercados asiáticos. La mirada emergente vuelve a ampliar los horizontes de la rentabilidad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba