La mirada emergente de Mira Asset

Bienvenidos a un mundo nuevo

Un mundo nuevo donde personas separadas por miles de kilómetros comparten las mismas opiniones, a menudo, moldeadas por las redes sociales.

La necesidad de cambio en los mercados emergentes empezó a ponerse de manifiesto con fuerza en India en 2014, cuando el primer ministro Modi obtuvo una victoria aplastante, pese a haber anunciado su candidatura apenas seis meses atrás. Hace una década, sin Internet, habrían sido necesarios años para moldear la opinión pública, pero hoy en día con las plataformas de redes sociales y sus miles de millones de usuarios, las batallas se ganan y se pierden en el mundo digital.

El mismo clamor por el cambio se vio en Indonesia a finales de 2014, cuando Jokowi, un pequeño empresario sin experiencia política a nivel nacional, pero con un buen historial como gobernador de Yakarta, obtuvo los votos suficientes para ascender al poder. Más recientemente, en 2016, tuvo lugar el triunfo de Duterte en Filipinas, seguido por una inesperada victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Estos movimientos alentados por un fuerte deseo de cambio se pueden atribuir al sentimiento de decadencia secular en la clase media en el mundo desarrollado, mientras que la clase media de los países emergentes expresa su frustración por los bajos niveles de vida alcanzados, tras décadas de promesas en el aire por parte de los políticos. Pero dejando a un lado estas cuestiones, no hay que olvidar cómo el rápido crecimiento de la automatización y el creciente acceso a la tecnología y, por ende, al tráfico de información, también es responsable de un trasvase de poder en la negociación colectiva, de los trabajadores a los dueños del capital.

En este contexto el desafío más relevante para los participantes del mercado como nosotros es si 'compramos' o 'vendemos' estas políticas radicales".

Cuando las economías y las empresas se enfrentan a retos de este calibre, ¿cómo pueden reaccionar los mercados a este nuevo contexto? Bienvenidos a un mundo en el que tweets a las 4 AM mueven miles de millones en capitalización de mercado, mientras Twitter sigue luchando por encontrar el modelo de ingresos adecuado.

Creíamos que esta nueva cosecha de líderes del cambio, aunque inexperta, era bienintencionada y patriótica. Sin embargo, puede seguir habiendo obstáculos en el camino. Un buen ejemplo es la retirada de billetes de 500 y 1.000 rupias en la India, un movimiento para aumentar la base imponible y frenar la amenaza del dinero negro. En una población activa de casi 460 millones de personas, sólo 17 millones, o aproximadamente el 4%, declaran unos ingresos anuales de más de 150.000 rupias (poco más de 2.000 euros), lo que pone de manifiesto un elevado grado de fraude fiscal. Aunque la medida es bienintencionada y completamente radical, esta retirada de billetes ha causado severas dificultades y trastornos económicos, ya que buscaba reemplazar el 86% de la moneda global de la India.

Un sentimiento similar se refleja en la batalla del Estado contra la amenaza de la droga en Filipinas, donde las maneras poco ortodoxas del presidente Duterte parecen haber tenido su impacto sobre la confianza del inversor y de la empresa en una economía fuerte y robusta. Mientras tanto, en Estados Unidos, a pesar de su sólida economía y mercado de trabajo, la retórica del presidente entrante sobre la recuperación de puestos de trabajo puede realmente hacer más mal que bien, al paralizar la asignación de nuevas inversiones.

Y en este contexto el desafío más relevante para los participantes del mercado como nosotros es si 'compramos' o 'vendemos' estas políticas radicales. Creemos que estamos viviendo en un mundo sin precedentes, donde la creación de empleo será inferior como consecuencia de los avances tecnológicos y el desapalancamiento. Los gobiernos podrían tomar medidas radicales para proteger los puestos de trabajo. Unas medidas que podrían ser poco convencionales, ya que los Estados defienden fuertemente sus intereses y los políticos tratan de mantener sus apoyos.

En este entorno de incertidumbre y, en ocasiones, estresante, es esencial mantenerse alejado de la retórica política y mantener el sesgo hacia aquellos países y empresas que se están liberando de ese status quo, a través de innovación y mejoras en la productividad. Los cambios, como siempre ha sucedido en el pasado, abrirán oportunidades para comprar empresas de calidad a precios atractivos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba