Juan Manuel Moreno-Luque

Más sobre la desvergüenza de un gobernador del Banco de España

Acabo de leer dos libros escritos por exgobernadores del Banco de España. Uno del primer exgobernador, Ramón de Santillán, un hombre discreto y eficaz, y otro del último, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Nada que ver. El primero es una biografía y el segundo es una suerte de libro de autoayuda en el que uno de los principales responsables del mayor desastre bancario de la democracia, nos instruye sobre cómo acabar con las políticas que frenan nuestro progreso económico. Sobre este último ya ha escrito Jesús Cacho en su artículo La desvergüenza del gobernador.

No es ocioso preguntarse por qué un libro tan esquemático que sólo contiene las obviedades y simplezas al uso, de todos conocidas, ha tenido en su lanzamiento tanto apoyo mediático. Me enteré de su publicación por dos entrevistas, una de Pepa Bueno en la SER, y otra de Miguel Jiménez en el diario El País, dos ilustres periodistas que no sacaron una palabra al exgobernador sobre las atrocidades cometidas por la banca durante su mandato aunque sí recogieron la acusación de que "el gobierno del PP aterrorizó a los mercados e hizo inevitable el rescate".

El libro del exgobernador me ha producido escalofríos por su terca confianza en el engaño como base de la confianza de los mercados

El libro del exgobernador, de título perverso, "Economistas, políticos y otros animales", me ha producido escalofríos, y no tanto por la poca consistencia de la mayor parte de la literatura política y económica en la que dice fundamentar sus razonamientos, sino por su terca confianza en el engaño como base de la confianza de los mercados, valga la redundancia.

No tengo ninguna empatía con las políticas realizadas por el PP en la gestión de la crisis bancaria, que soy el primero en criticar por el procedimiento seguido para justificar el expolio sufrido por cientos de miles de familias españolas y el vía crucis judicial que han de seguir para recuperar sus ahorros, pero de ello a aceptar la acusación del exgobernador hay todo un abismo pues los mercados llevaban mucho tiempo aterrados con la actuación del gobierno socialista y de los supervisores.

El sistema bancario del exgobernador no era el "más sólido del mundo" y menos el "mejor supervisado" y, ya no digamos, el "mejor estructurado" sino un antimodelo neocorporativista, parasitario y ultradimensionado, seriamente debilitado por la incompetencia, la corrupción y la criminalidad. Por ello el gobierno del PP tuvo que solicitar ayuda financiera que se condicionó para vergüenza de todos a un diagnóstico de un consultor externo bajo la supervisión de las autoridades internacionales y a una mejora de la supervisión y de la regulación protectora de los inversores. De la investigación resultó que las instituciones insolventes cuya recapitalización requería, según el BDE, 7.551 millones de euros, tenían un valor liquidativo negativo de más de 100.000 millones de euros (ver para creer)

¿Cómo explica el exgobernador que nuestro sistema bancario ocultara la insolvencia de buena parte del sistema apoyado y/o gestionado por el FROB hasta el año 2012 y el FROB aceptara la contabilidad de 2009, 2010 y 2011 apoyando procesos de integración y dando por buenas valoraciones económicas insostenibles?

¿Cómo explica el exgobernador que el FGD tuviera que gastarse 31 millones de euros en la contratación efectuada por el BDE con credibilidad bajo mínimos de dicho consultor externo al objeto de alcanzar un diagnóstico de la situación del sistema bancario español necesario para permitir la asistencia europea para la recapitalización de los bancos españoles?

La estafa de las preferentes y la estafa de las acciones no son desgraciadamente un caso aislado sino uno más

¿Cómo explica el exgobernador que durante su supervisión los emisores insolventes inundaran los hogares españoles de basura financiera, en 2009 con la emisión de preferentes y en 2011 con la emisión de acciones?

La estafa de las preferentes (5.000 millones de euros) y la estafa de las acciones (3.000 millones de euros), no son desgraciadamente un caso aislado sino uno más. Los quebrantos ocasionados por la gran banca son todavía más importantes. En la gestión de los fondos de inversión convencionales ha destruido valor por importe de 118.000 millones de euros hasta 2009. Un expolio de similares características se registra también en los fondos de pensiones, en la venta de productos tóxicos y de pro­ductos estructurados ininteligibles y mutantes, y en los fondos inmobiliarios (hoy expulsados de los mercados) se percibe otro esquema financiero piramidal (los reembolsos se pagaban con las suscripciones), y algo más (otro fraude en materia de comisiones en el que quedaron atrapadas más de 50.000 familias en 2009). Todo ello a la sombra de la CNMV, del BDE y de la Fiscalía, que parece pensar que el derecho a la tutela judicial efectiva es algo reservado a princesas y banqueros.

En un libro que publiqué en 2014 cuyas fuentes son los preámbulos de los RDs sobre la crisis bancaria y los Informes de Estabilidad del Banco de España y demás documentación oficial, tuve ocasión de denunciar el engaño del que ahora presume el exgobernador como base de la supuesta confianza que destruyó el Partido Popular. Sencillamente delirante.

Con los RD-Ley de 2012 y con la solicitud de ayuda financiera termina un largo periodo de propaganda de los poderes públicos que tratan de convencer contra viento y marea, y ante la descon­fianza e incredulidad de los inversores institucionales y la creduli­dad de los clientes minoristas, de que el sistema bancario español era no sólo «el más sólido del mundo», sino «el mejor supervisado».

Se nos aseguró en el 2011, meses antes del inevitable rescate, que había concluido la fase final del proceso de reestructuración 

Nada mejor para darse cuenta de la insistencia en el engaño que leer los textos de los Preámbulos de los RDs de 2009, 2010 y 2011. Se nos aseguró en el 2011, meses antes del inevitable rescate, que había concluido la fase final del proceso de reestructuración y la etapa de mayor modernización de nuestra reciente historia financiera, alcanzando un sistema financiero más solven­te, más transparente y con mayores facilidades de recapitalización.

Lo dicho en los Preámbulos de los RD-Ley en relación con la reestructuración del sector Cajas es confirmado por el BDE en el Informe de Estabilidad Financiera de noviem­bre de 2011.  

Pues bien, además de las decenas de miles de millones de euros, todavía sin cuantificar, que ha costado a los ciudadanos el rescate del sistema bancario, el sobrecoste del servicio de la deuda por la incompetencia de los poderes públicos que intentaron ingenuamente ocultar la insolvencia de los bancos en los que se inte­graron, con apoyo del FROB y con la bendición del BDE, los emisores insolventes, se puede estimar entre 2007 y 2014 en 87.372 millones de euros.

El exgobernador no nos dice en qué categoría de las tres que aparecen en el título debe ser encuadrado, si entre los economistas, los políticos o entre los otros animales, pero me parece que el libro nada tiene que ver con los animales. Como dijo Lacan ("Subversión del sujeto y dialéctica del deseo en el inconsciente freudiano") hay que distinguir entre el fingimiento y el engaño, distinción nítida de aquello de lo que el animal es muy capaz, a saber, el fingimiento estratégico (seguimiento, prosecución o persecución -guerrera, depredadora o seductora-) y aquello de lo que es capaz e incapaz de testimoniar, a saber, el engaño de la palabra. El engaño de la palabra es la mentira ciertamente. El animal no podría mentir, según Lacan y tantos otros, aunque como sabemos es muy hábil para fingir.

Los animales se caracterizan por su incapacidad para el engaño y por su incapacidad para borrar sus huellas, todo lo contrario del autor, que engaña para tratar de borrar las huellas de su lamentable gestión. Todo un tema para el psicoanálisis y para la zoología.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba