El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero ha participado este viernes en una reunión telemática del llamado 'Grupo de Puebla', junto casi una decena de exmandatarios latinoamericanos como el boliviano Evo Morales, el brasileño Luiz Inácio 'Lula' da Silva o el ecuatoriano Rafael Correa, recientemente condenado a ocho años por corrupción, o el actual presidente de Argentina, Alberto Fernández. 

Una reunión de "líderes progresistas" en la que se ha solicitado a la comunidad internacional la condonación de la deuda internacional a los países de América Latina para que puedan hacer frente a los estragos económicos causados por el coronavirus, según informan medios latinoamericanos. 

Se trata de la tercera reunión telemática desde que se desató la pandemia de este grupo creado en 2019 en la ciudad mexicana de Puebla y del que forman parte representantes de 14 países. "Si algo hay claro en esta crisis, es que de ella nadie se salva solo", ha indicado el presidente argentino, Alberto Fernández, antes de advertir que la economía en la región podría caer un 11%, según informa el diario Clarín. 

"Se debe condonar la deuda de los países latinoamericanos para construir condiciones para que los Estados tengan reservas para comprar suministros de salud", ha apuntado durante su intervención la expresidenta brasileña Dilma Rousseff, según la agencia de noticias cubana Prensa Libre. 

En términos similares se han expresado Evo Morales y Rafael Correa, a quien esta semana la justicia ecuatoriana condenó a ocho años de prisión por delitos de corrupción durante su mandato y que vive prófugo en Bélgica. 

Grupo impulsado por Zapatero

Zapatero fue uno de los impulsores en 2019 del llamado el 'Grupo de Puebla', una organización conformada por 30 líderes de izquierda, entre ellos los expresidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff por Brasil, Rafael Correa de Ecuador, Fernando Lugo como representante de Paraguay, Ernesto Samper por Colombia y Leonel Fernández de la República Dominicana.