La Policía cubana ha detenido este martes a la youtuber de Cuba Dina Stars mientras realizaba una entrevista en directo en el programa de televisión español Todo es mentira, de Cuatro. “La seguridad está fuera. Tengo que salir”, explicaba la joven en una videollamada desde La Habana, cuando las autoridades han llegado a su casa y le han pedido que salga.

Stars participaba en el programa para denunciar la situación que se está viviendo en su país durante la ola de protestas contra el régimen que se desataron el pasado domingo como consecuencia de la escasez de comida y alimentos. En un momento de la entrevista ha asegurado que los cubanos hace "mucho tiempo" que no creen "en ningún régimen".

La youtuber le ha pedido a una amiga que estaba con ella que se quedara en directo para mantener la conexión con el programa español y explicar lo que ocurría. Desde plató, le han solicitado que, en la medida de lo posible, relatara la conversación, pero sin ponerse en peligro.

Pocos minutos después, Stars volvía al directo para informar de que se la llevaban y ha responsabilizado al Gobierno de Cuba de lo que pueda pasarle durante su arresto. "Hago responsable al régimen de cualquier cosa que me pueda pasar. Me obligan a ir con ellos" ha asegurado.

Las mayores protestas desde 1994

La pandemia de la covid-19 ha tenido efectos devastadores en todo el mundo y Cuba, muy dependiente del turismo, está atravesando una importante crisis económica, a la que se ha sumado el descontento por la mala gestión del Gobierno de la crisis sanitaria. Todos estos factores han sido el caldo de cultivo de las mayores protestas en la isla desde 1994.

Ante esta situación de descontento, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canelha llamado a los partidarios del Gobierno a "defender sus derechos" y la "revolución" ante las protestas registradas en las principales ciudades de la isla, según ha informado la agencia Europa Press.

En una comparecencia, recogida por la prensa oficial, el presidente ha incidido en que el Gobierno hizo un llamamiento "a defender su revolución, y el pueblo fue a debatir, a argumentar", pero "los manifestantes respondieron con violencia y el pueblo se defiende", aseguró.

En este sentido, se ha preguntado "a quién le molesta" el "régimen" de Cuba, cuestionándose si es a Estados Unidos. "¿Por qué no ven las virtudes de un sistema que trabaja para todos y tiene resultados en esferas de la salud, educación, seguridad social, tranquilidad ciudadana?", ha continuado, antes de advertir de que, como resultado, "alientan maniobras que terminan en el vandalismo y eso hace cerrar más las filas, nos unen más, nos ponen más claro cuáles son las verdaderas intenciones".

"¿A quién le conviene lo sucedido?", ha agregado el mandatario, que ha apuntado al "sector conservador de la mafia 'miamense'", que "ha apoyado desde el punto de vista financiero las campañas que se han orquestado, y lo ha hecho para buscar un pretexto ahora que se maneja una revisión de la política de Estados Unidos respecto a Cuba".

Por otro lado, ha lamentado que esta situación ha tenido lugar "en medio de un complejo escenario de la pandemia, donde hay que extremar el aislamiento". "¿No es cruel, inhumano, genocida?", se ha preguntado, subrayando que "han tenido la respuesta que merecían".

Tras el llamamiento para "defender la revolución" ante las protestas, Díaz-Canel hizo referencia a "acciones de desestabilización política" contra Cuba obra de Estados Unidos y que se habrían intensificado particularmente durante la pandemia, con dos problemas específicos: el energético, que impacta directamente en el servicio eléctrico en los hogares, y el de los medicamentos, en un escenario en el cual han aumentado los enfermos y por tanto el consumo de medicinas.