La Unión Europea (UE) convocó este lunes al embajador de Biolorrusia ante ella, tras el desvío y aterrizaje forzoso la víspera en Bielorrusia de un vuelo civil entre Atenas y Vilna para detener a un destacado opositor al régimen.

La convocatoria al embajador de Bielorrusia, Aleksandr Mikhnevich, se produjo "a petición" del alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, para "condenar el paso inadmisible de las autoridades bielorrusas", informó en un comunicado el Servicio Europeo de Acción Exterior.

El secretario general de ese servicio, Stefano Sannino, trasladó al diplomático bielorruso "la firme condena de las instituciones de la UE y los Estados miembros de la UE al acto coercitivo por el que las autoridades bielorrusas han puesto en peligro la seguridad de los pasajeros y la tripulación".

La diplomacia europea "exigió la liberación inmediata" del opositor Ramán Pratasevich.

Líderes de la Unión Europea

Está previsto que los líderes de los países de la UE aborden el incidente este lunes en el Consejo Europeo que celebran en Bruselas de manera presencial y que consideren "las consecuencias de estas acciones, incluidas las posibles medidas contra los responsables", recordó el Servicio Europeo de Acción Exterior.