Después de una campaña en la que la ultraderecha de Marine Le Pen tenía las opciones reales de encabezar las elecciones regionales de Francia, los primeros resultados oficiales se alejan de este pronóstico y su partido, Agrupación Nacional, se queda con el 20,17% de los votos, según los resultados recogidos por BMFTV.

Con el 76% de los votos escrutados, los partidos afines al presidente francés, Emmanuel Macron, con La República en Marcha a la cabeza, sumarían un 10,9% de votos, lo que le sitúa en quinto lugar mientras que la derecha conservadora y la izquierda resisten a la cabeza en la mayoría de las regiones.

Ante estos resultados, Le Pen ha pedido a sus votantes que "no se dejen influir por los resultados de la primera vuelta y que movilicen sus esfuerzos para arrebatar las victorias que Francia necesita".

Por otro lado, la abstención ha alcanzado su histórico con el 66,1% lo que estaría así lejos del 50,09% de la votación de 2015 o del 53,67 de 2010.

De confirmarse, esta cifra es solo comparable a la del referéndum de 2000 para la reducción del mandato presidencial a cinco años, cuando se alcanzó el 69,81% de abstención.

Segunda vuelta en Francia

Estas elecciones se celebran en dos rondas a excepción de que un partido obtuviese la mayoría absoluta. La segunda vuelta está prevista para el próximo domingo, 27 de junio.