Un operativo de la Policía Civil de Río de Janeiro contra el narcotráfico llevada a cabo en la favela de Jacarezinho, ubicada en la Zona Norte de la ciudad, ha desencadenado un tiroteo y ha dejado 25 muertos, incluido un agente. Según la información recogida por el portal G1, la operación, que ha dejado el mayor número de bajas en una acción de este tipo desde julio de 2016, ha tenido lugar en la madrugada de este jueves.

Vídeos grabados por personas que se encontraban en el transporte público mientras se desarrollaba la acción recogen el sonido de los disparos y explosiones de bombas en diversos puntos de la favela. Otras dos personas recibieron disparos cuando viajaban en el metro, pero han logrado sobrevivir. Mientras, algunos residentes de Jacarezinho han relatado que no han podido abandonar sus hogares a causa de lo ocurrido.

La operación investiga el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes para llevar a cabo actos delictivos, como asesinatos, robos o secuestros. Según la Policía, el narcotráfico en esta zona adopta "tácticas de guerrilla", incluido el uso de armas pesadas y soldados uniformados.

Jacarezinho está considerada como la base del Comando Vermelho, el grupo narcotraficante con mayor actividad en Río de Janeiro. La favela está llena de callejones y rodeada de barricadas instaladas por los grupos de delincuentes, lo que dificulta el acceso de vehículos blindados, entre otros.