La reina Isabel II de Inglaterra, de 86 años, fue ingresada este domingo en un hospital de Londres por gastroenteritis como medida de precaución. Es la primera vez en diez años que debe ser hospitalizada, según informó la BBC.

La visita que la soberana iba a realizar la próxima semana a Roma ha sido pospuesta, así como otros actos previstos en los próximos días.

La Reina sufre síntomas de gastroenteritis desde el viernes pasado, cuando se anunció que suspendía una visita a Gales prevista para el sábado.