Las universidades y colegios de Reino Unido pueden solicitar desde este viernes participar en el programa "global" de intercambio de estudiantes Turing, con el que el Gobierno británico sustituye al europeo Erasmus+.

Bautizado con el nombre del matemático inglés Alan Turing, el programa cuenta con una financiación de 110 millones de libras (128 millones de euros) para el próximo curso académico y facilitará 35.000 intercambios a partir de septiembre, avanzó en un comunicado el Ministerio de Educación.

"Al contrario que Erasmus+, que está centrado en la UE, Turing es un programa verdaderamente global, y cualquier país del mundo es candidato a colaborar con las universidades, escuelas y centros de formación profesional británicos", describe esa nota.

Al abandonar el bloque comunitario, el Reino Unido quedó excluido de las condiciones generales de Erasmus+, y en las negociaciones sobre el Brexit Londres optó por no tomar parte en el programa como país asociado, para lo cual debería haber continuado aportando fondos al presupuesto europeo 2021-2027.

Boris Johnson, afirmó en diciembre que participar en Erasmus+ era "extremadamente caro".

Al explicar los motivos para abandonar el programa, el primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó en diciembre que participar en Erasmus+ era "extremadamente caro".

Con el nuevo Turing, Londres "contribuirá a que los estudiantes de todos los estratos sociales, provenientes de todo el país, disfruten de oportunidades educativas en cualquier país que elijan", esgrimió hoy Johnson.

Máximo 573 euros de beca al mes

Las becas Turing ofrecerán "beneficios a los estudiantes que no habrían recibido bajo el anterior programa Erasmus+", subraya el Ministerio de Educación.

Los candidatos con menores ingresos recibirán un máximo de 490 libras al mes para costear su vida en el extranjero (unos 573 euros), frente a los 540 euros que podían recibir como máximo con Erasmus+.

Optarán, además, a fondos para costear su viaje, eventuales visados, seguros y otros documentos necesarios, unas ventajas que no contemplaba el programa europeo para los estudiantes británicos.

Abrirá oportunidades para la educación internacional para todos los estudiantes, especialmente aquellos que provienen de entornos con más desventajas y que tenían menos opciones de beneficiarse del anterior programa.

"Este es un paso decisivo para cumplir con nuestra promesa de crear un Reino Unido verdaderamente global y con igualdad de oportunidades, reforzar nuestros vínculos alrededor del mundo y ofrecer a los estudiantes las herramientas que necesitan para lograr el éxito", sostuvo el titular de Educación, Gavin Williamson.

Acuerdos de intercambio

El ministro urgió a los centros educativos "de todos los rincones" del país a unirse al programa y comenzar el proceso para establecer acuerdos de intercambio con instituciones de otros países.

"El programa se centra en la movilidad social y en ofrecer valor a cambio del dinero. Abrirá nuevas oportunidades para la educación internacional y los viajes para todos los estudiantes, especialmente aquellos que provienen de entornos con más desventajas y que tenían menos opciones de beneficiarse del anterior programa de la Unión Europea", agregó Williamson.